Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Edurne Pasaban: “He visto la muerte más cerca en la vida real que en la montaña”

La alpinista confesó en el programa 'Chester Dreams' que pensó en quitarse la vida en más de una ocasión debido a una depresión que sufrió en 2006

Edurne Pasaban durante la entrevista en el programa televisivo 'Chester Dreams'.
Edurne Pasaban durante la entrevista en el programa televisivo 'Chester Dreams'.

La alpinista Edurne Pasaban (Tolosa, Guipúzcoa, 1973) ha confesado este domingo durante el programa Chester Dreams (Canal Cuatro) que pensó en quitarse la vida en varias ocasiones debido a una depresión que sufrió durante 2006. "He visto la muerte más cerca en la vida real que en la montaña. Imagínate no tener miedo a subir montañas de 8.000 metros y que luego no sea capaz de meter mi cabeza por un buen camino", comentó la deportista a Risto Mejide, presentador del espacio televisivo.

La montañera, primera mujer en la historia en subir los 14 ochomiles, declaró haber tomado antidepresivos en las últimas expediciones que ha realizado. "No pasa nada por que una persona tenga que tomar una pastilla. Tomamos una pastilla para el tiroides o el azúcar, por qué no podemos tomar una para poner esto bien", dijo mientras se señalaba la cabeza con la mano.

Pasaban narró cómo, a comienzos de 2006, pasó cuatro meses en un centro para iniciar un tratamiento con el que poder superar la depresión. "El psiquiatra me decía que no entendía cómo una persona que tiene el valor para subirse ahí arriba, no lo tiene para vivir en esta vida". La deportista contó a Mejide que a finales de 2005 empezó a perder la motivación y a no tener ganas de escalar. "Tenía 32 años, y mis amigas tenían una vida diferente de la mía: se empezaban a casar, tenían novio, su vida iba encaminada a algún sitio", explicó.

La deportista describió su enfermedad como un fuerte dolor interior que le comía por dentro. "Pedí ayuda a mis padres, les decía: ayudadme a sacarme esto de aquí", le relató visiblemente emocionada a Mejide. Pasaban afirmó que "ese dolor" le llevaba a hacer cosas que no controlaba, pero que, gracias a su familia y amigos, pudo superarlo.

Durante el programa, la invitada recibió la visita de su compañero y alpinista Juanito Oiarzabal (1956, Vitoria), con el que tuvo un desencuentro tras un incidente en 2011, cuando Pasaban tuvo que cambiar su rumbo en una expedición al monte Everest (Nepal) para ayudar Oiarzabal, que en esos momentos se encontraba con dificultad en el Lhostse, montaña cercana de donde se encontraba el equipo de la deportista vasca. Ambos compañeros se reconciliaron con un abrazo y prometieron volver a escalar juntos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información