Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Daniel Bianco seguirá al frente del Teatro de la Zarzuela

El secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, le invita a seguir en el cargo para un proyecto conjunto con el Real que puede formalizarse esta primavera

Daniel Bianco.rn
Daniel Bianco.

Daniel Bianco, director del Teatro de la Zarzuela, seguirá en su cargo. En la reunión que ha mantenido con Fernando Benzo, secretario de Estado de Cultura, ha sido informado del futuro proyecto de fusión de su centro con el Teatro Real y el deseo de los responsables del ministerio es que siga al frente. Bianco, no obstante, puso su cargo a disposición, pero los argumentos de Benzo a su favor le han convencido para continuar en el puesto. “El secretario de Estado me ha asegurado que la intención de la nueva iniciativa es potenciar el género y puede contar conmigo para ello”, comentó Bianco a EL PAÍS.

El actual responsable tiene contrato vigente hasta 2020. “Yo fui elegido por concurso para desarrollar un proyecto artístico y es en lo que voy a seguir”, asegura Bianco. Con el visto bueno del ministerio y, en principio, con vistas a continuar de manera coordinada con el Real, ya que el proyecto verá la luz esta primavera, según Benzo. “Lo único que he exigido, a partir de ahora, es transparencia. No tener que enterarme por la prensa de que se planifican iniciativas que afectan a mi trabajo. No soy un hombre de guerra, ni quiero serlo, sólo quiero conseguir mis objetivos. Más abonados y la renovación del público, que lo vamos logrando”.

En declaraciones a este periódico, Benzo afirma que la intención del ministerio es seguir en esa línea y tener listo el real decreto y los nuevos estatutos al tiempo para su aprobación antes de verano: “Es la intención del ministerio”, apunta. Piensan que la nueva organización logrará impulsar el género con mucha más facilidad y rapidez mediante la fusión con el Real y una coordinación de estrategias en el campo lírico.

El sobresalto del anuncio se produjo este fin de semana. Los rumores no se pudieron frenar. El Real iba a absorber a la Zarzuela, tal y como confirmaron todas las partes implicadas. Tanto en ambos teatros, como en el ministerio. Quedaba –y queda- ver cómo. El real decreto que diseñan en la administración contempla una nueva fundación que aunará ambos centros en un ambicioso proyecto cultural con cerca de 100 millones de presupuesto.

Actualmente, la Zarzuela es un centro totalmente público, dependiente del Instituto de Artes Escénicas y de la Música (Inaem), que pertenece a Cultura. El Real, en cambio, es ya una fundación también de carácter público –pero con posibilidad de entrada a mecenazgos privados- que se rige por una extraordinaria flexibilidad en su gestión. Difieren los convenios, los sueldos, las necesidades laborales… Es ese galimatías es el que se intenta resolver ahora con el visto bueno de los ministerios de Hacienda y de Función Pública para que todo cuadre.

La afición, dividida

La afición se divide en torno al nuevo proyecto de fusión lírica. Tal como quedó patente el domingo en el propio teatro de la Zarzuela durante el concierto de Elina Garanča, hubo voces en los corrillos para todos los gustos. El director, Karel Mark Chichon, su marido, leyó un comunicado por parte de ambos en defensa del género y escuchó sonoras ovaciones. Si bien han surgido voces críticas temerosas de que la absorción acabe imponiendo una mayor presencia de la ópera respecto a la zarzuela, también les hay que defienden la ambición del nuevo proyecto. Los 100 millones de presupuesto conjunto colocarían a Madrid en la gran liga lírica a nivel mundial, con un modelo similar al de la Ópera Estatal de París y sus dos sedes en funcionamiento.

Los sindicatos ya han anunciado que se opondrán frontalmente al nuevo rumbo. Así lo hicieron mediante comunicado este fin de semana y lo mantuvieron igual después de otro encuentro con Benzo ayer por la mañana. Están en contra de lo que consideran una privatización, tal como se desprende de su más reciente comunicado. “Tras la reunión con el Secretario de Estado de Cultura celebrada esta mañana, la sección estatal de Comisiones Obreras (CC OO) del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte manifiesta que ha quedado claro que lo que pretende es privatizar el Teatro de la Zarzuela, aunque no se nos ha presentado ningún proyecto. Sin entrar a valorar el proyecto cultural, CC OO ha propuesto que el apoyo a este género de la zarzuela sea total, pero que la gestión siga siendo exclusivamente pública desde el INAEM. Visto el rechazo del propio Secretario de Estado, el sindicato tomará las medidas de presión oportunas”.

Desde Cultura, Benzo asegura que se mantendrán las mismas condiciones y que se garantizan los puestos de trabajo. “Las líneas rojas de este proyecto son que nadie pierda un euro y que ningún derecho se vea mermado”. Y tanto él, como desde el Real, apuntan que respetan la oposición al proyecto de los sindicatos, pero que “no se trata en absoluto de una privatización, sino de una descentralización”.

De hecho, en la fundación que rige hoy el Real están representadas las instituciones del Estado –ministerio, Comunidad Autónoma y Ayuntamiento de Madrid- que tienen parte en él. Así continuaría en el futuro, “con más presencia incluso del Estado”, afirma el secretario de Cultura. Contaría con estatutos parecidos: “Pero haciendo hincapié en el apoyo mucho más firme a la zarzuela”, puntualiza Benzo. Y cambiaría de nombre. De ahora en adelante se llamaría Fundación Teatro Nacional de la Ópera y la Zarzuela.