Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Penélope Cruz recibe el César de Honor

Marion Cotillard le entrega el galardón en presencia de Javier Bardem y Pedro Almodóvar

penelope cruz
Una emocionada Penélope Cruz agradece el César de Honor en presencia de Pedro Almodóvar y Marion Cotillard. AFP

Penélope Cruz recibió en la noche de este viernes el César de Honor de la 43ª ceremonia de los premios del cine francés, durante la que se convirtió en la segunda artista española que se hace con este galardón, después de Pedro Almodóvar, que lo logró en 1999. El director manchego acudió a la gala, celebrada en la Sala Pleyel de París, en la que se sentó al lado de su hermano Agustín y de Javier Bardem, pareja de Cruz, y después subió al escenario para entregarle el premio junto a la francesa Marion Cotillard.

Cruz salió a recogerlo visiblemente emocionada. “Esta noche tengo ganas de dar gracias a la vida. Ni en mis sueños más locos me habría imaginado aquí, en París, recibiendo el César de Honor de la Academia del cine francés. No me voy a interrogar respecto a la legitimidad de este reconocimiento. Solo me voy a alegrar con todo el corazón y evocar a algunas personas esenciales”, dijo la actriz en un discurso en francés. “Siempre habéis sido generosos conmigo. Sentirme amada por vosotros me hace muy feliz. Para los apasionados por la cultura, Francia es un país especial. Las obras y los artistas que Francia nos ha dado ocupan un lugar privilegiado en la historia y en nuestras vidas. El amor por la cultura y por la libertad que anima a los franceses nos inspira”, aseguró.

“Para los apasionados por la cultura, Francia es un país especial”

Unas horas antes, en la alfombra roja, Penélope Cruz había reconocido que no entendía los motivos de este homenaje. “Es un inmenso honor y me siento sobrecogida, sorprendida y estupefacta. No entiendo por qué me lo dan a mí”, admitió al entrar en la gala con un vestido añil de corte princesa firmado por Versace, que llevaba un lazo blanco en el busto como protesta contra la violencia sexual, como había incitado el colectivo del cine francés a través de la plataforma Maintenant On Agit (“Ahora, actuamos”). Lo hizo en inglés, antes de pasarse al francés: “Lo aprendí durante ocho años en la escuela. Me gusta mucho la lengua y Francia. Es genial sentirme tan bien acogida”.

Una vez en el escenario, Cruz se acordó de Almodóvar. “Sabes que eres la razón por la que hago cine”, le dijo. “Gracias por el homenaje que rindes a las mujeres en tus películas y por hacerme participar en ellas”. También agradeció el premio a su madre, que se encontraba en el patio de butacas: “¿Quién nos iba a decir esto, mamá? Gracias por no decirme que estaba loca cuando te dije que quería dedicarme al cine”. La actriz también tuvo un recuerdo para su padre y un guiño a sus hermanos y a sus dos hijos. Y tampoco se olvidó de Bardem: “A mi marido, gracias por estar a mi lado, por ser un compañero maravilloso, por ese corazón tan grande que tienes”.

“Me siento sobrecogida. No entiendo por qué me lo dan a mí”

Almodóvar le rindió homenaje desde el escenario. “La primera vez que la vi era demasiado joven para los papeles que yo escribía en aquella época, pero aún así le pedí que hiciera de prostituta rural que daba a luz en un autobús de noche [en Carne trémula]”, relató el director .“Nuestro primer problema fue afearla. Se tenía que vestir con ropa de segunda mano de los 70, pero aún así era imposible que pareciera pobre y provinciana. Hay algo en ella que lo glamuriza todo”, afirmó. “Su presencia en pantalla duraba ocho minutos, aunque se adueñaba de toda la película. La verdad que hay detrás en cada una de sus lágrimas trascendió pronto las fronteras españolas. Afortunadamente, nunca se ha olvidado de Europa. Esta es su cultura”. Por su parte, Cotillard también le dio pronunciadas muestras de admiración: “Tu esplendor y tu bondad se ven allá por donde pasas. Eres un icono popular. Hacer soñar a hombres y mujeres. Eres una inmensa actriz, con tanta profundidad y autenticidad. Eres una inspiración. Tu presencia es luminosa y lo que te convierte en resplandeciente es tu libertad”.

Con este premio, Penélope Cruz logra uno de sus trofeos de mayor envergadura, en un conjunto que incluye un oscar (y otras dos nominaciones), tres goyas (sobre diez candidaturas), dos Premios del Cine Europeo, un David de Donatello y un premio de interpretación colectivo en Cannes por Volver. “Musa de los grandes cineastas, esplendorosa belleza latina, estremeció desde su primer papel a los 16 años en Jamón jamón, que la propulsó de inmediato como una de las grandes actrices de futuro", dijo en enero el presidente de la Academia francesa, Alain Terzian, para justificar el premio. "Sublime y cautivadora, su fuerza de carácter le permite interpretar a todas las mujeres en el cine", añadió Terzian.

En las primeras ediciones de estos galardones, creados en 1976, el César de Honor solía servir para rendir homenaje a grandes figuras del cine francés, como Jacques Tati, Marcel Carné o Alain Resnais. Sin embargo, en las últimas décadas, el premio ha ido a parar a personalidades como Dustin Hoffman (2009), Harrison Ford (2010), Quentin Tarantino (2011), Kate Winslet (2012), Kevin Costner (2013), Scarlett Johansson (2014), Sean Penn (2015), Michael Douglas (2016) y George Clooney (2017), encargados de aportar glamur internacional a la ceremonia.

Más información