Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EN CORTO

Gerardo Piña: “Ser escritor no significa nada. Que yo sepa”

El escritor mexicano se somete al carrusel de preguntas de este diario

El escritor mexicano Gerardo Piña.
El escritor mexicano Gerardo Piña.

Alérgico a cualquier tipo de odio, el escritor Gerardo Piña (Ciudad de México, 1975) ríe con la figura de Shakespeare, se estremece al recordar los terremotos mexicanos y cree en la salvación de su país a través del pensamiento crítico. Ahora publica Donde el silencio se bifurca, un monólogo exigente y descarnado, surgido de un lugar devastado y plagado de silencios, en cuyo estilo resuenan ecos de los digresivos personajes de Thomas Bernhard. La novela la edita Periférica, editorial que también reeditará en España y toda América dos novelas que hasta ahora solo se movían por su país: La novela comienza y La última partida.

De pequeño quería ser…
Uno de los Beatles.

“La mayoría de los premios son solo una práctica para vender más libros”

¿Cuál es el mejor consejo que le dio alguno de sus padres?
Mi madre me aconsejó hacer el examen de ingreso a la UNAM para estudiar letras cuando yo estaba a punto de irme a buscar fortuna a Canadá. “Por si las cosas no salen como tú esperas”, me dijo. Y tuvo razón.

¿Con quién le gustaría quedar atrapado en un ascensor?
Con alguien que supiera arreglarlo.

¿Algún sitio que le inspira?
No tengo ningún sitio preferido.

¿Cuándo fue la última vez que lloró?
Hace unos meses hubo un sismo en la Ciudad de México y el edificio en que me encontraba quedó en ruinas. Hubo muertos y varios heridos. Horas después pude ver a mi hijo de cinco años y constatar que estaba bien. Al abrazarlo lloré.

Gerardo Piña: “Ser escritor no significa nada. Que yo sepa”

¿Qué música le sirve para trabajar?
Clásica.

¿Cuál ha sido el mejor regalo que ha recibido?
De mis padres recibí la oportunidad de poder estudiar.

¿Qué significa ser escritor?
Nada (que yo sepa).

¿Para qué sirven los premios?
La mayoría de los premios son solo una práctica editorial para vender más libros o una manera de pagar favores personales.

¿Cuál es el último libro que le hizo reír a carcajadas?
William Shakespeare. The World as Stage, de Bill Bryson.

¿Qué libro mataría por haber escrito?
Pedro Páramo.

¿Cuál ha sido su gran experiencia?
La paternidad.

A usted, ¿dónde se le bifurca el silencio?
El silencio se bifurca cuando uno muere; espero que aún no sea el caso.

El libro es muy crítico con lo que le asquea. ¿Qué es lo que más arcadas le provoca?

"A mediano plazo la violencia dejará de ser moneda de cambio en México”

La saña.

En una fiesta de disfraces, ¿de qué se disfrazaría?
No me gustan las fiestas de disfraces.

¿Dónde no querría vivir jamás?
Donde mi identidad (origen, nacionalidad, apariencia) sea un estereotipo que inspire el odio.

¿Qué lo deja sin dormir?
Hasta ahora nada.

¿Tiene algún sueño recurrente?
No.

¿Cuál es su olor preferido?
El del café de la mañana.

¿Qué personaje del cine o de la literatura se asemeja a usted?
No se me ocurre ninguno, pero si lo hay debe ser un hombre sin atributos.

¿Qué le hace suspirar?
La ternura.

¿Qué siente cuando ve su foto en los diarios?
Pena.

Respecto a su trabajo, ¿de qué está más orgulloso?
De mi tesis de doctorado.

¿Cuál es la noticia que siempre ha esperado leer?
Porcentaje de feminicidios se reduce a cero.

¿Cómo ve el futuro de México?
El futuro próximo lo veo con más violencia aún, pero creo que a mediano plazo la violencia dejará de ser moneda de cambio en México. Lo veo así porque encuentro una amplia facción de jóvenes críticos y dispuestos a lograr consensos, a buscar mejores formas de vida y que están comprometidos con su propio futuro.