Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Formar a los padres para que los hijos lean más

Una jornada sobre el libro alerta de la necesidad de educar a los progenitores en las nuevas tecnologías y las redes sociales

Javier Ruescas, Gemma Lluch y Jesús Marchamalo (de izquierda a derecha) en una de las mesas redondas de la jornada sobre el libro en la Biblioteca Nacional.
Javier Ruescas, Gemma Lluch y Jesús Marchamalo (de izquierda a derecha) en una de las mesas redondas de la jornada sobre el libro en la Biblioteca Nacional.

Como casi todo en esta vida, las nuevas tecnologías pueden, según su uso, resultar maravillosas o alienantes, así también a la hora de favorecer o entorpecer el hábito de la lectura. Es una de las ideas que se ha lanzado hoy, martes, en la Biblioteca Nacional, en la Jornada presente y futuro del libro y la lectura, que ha reunido a editores, libreros, escritores, investigadores y expertos en las nuevas plataformas de esa afición que permite imaginar otros mundos. La profesora Gemma Lluch, del departamento de Filología Catalana de la Universitat de València, advirtió que los humanos "llevan siglos leyendo en papel pero muy poco tiempo en sitios virtuales, cuyo diseño y configuración nos pierde".

Por eso, "la lectura en web exige herramientas específicas que, en el caso de los jóvenes y los niños, solo están al alcance de unos pocos". Esta situación "está creando una brecha entre clases sociales, entre quienes pueden permitírselas y quienes no", dijo. "Los textos informativos y los aparatos para lectura son cada vez más sofisticados" y para dominarlos hay aplicaciones gratuitas "que solo sirven para enganchar y fomentar el consumo compulsivo", mientras que otras, por las que hay que pagar, "permiten aumentar el vocabulario y la capacidad de comprensión de los niños".

Lluch, que participó en una de las mesas redondas de la jornada, ¿Cómo leemos?, estuvo acompañada por el escritor y periodista Jesús Marchamalo y el autor y youtuber Javier Ruescas. Los tres estuvieron de acuerdo en que "hay que redefinir el concepto de lectura" ante la fuerza de las nuevas tecnologías y las redes sociales. Lluch insistió en que en estos campos "hay que trabajar con las familias, formar a los padres para que sus hijos tengan una buena educación".

Ruescas, escritor de novelas y con 230.000 seguidores en su canal de YouTube, quiso echar por tierra algunos tópicos sobre los youtubers: "Parece que todos son jóvenes y solo interesados en literatura juvenil, cuando no es así, hay gente desde los 11 a los 50 años y hacemos reseñas, recomendaciones, entrevistas… hablamos de todo, incluso de clásicos". Para Ruescas, el valor de blogs literarios y de sitios como el suyo en YouTube "es que reúnen a lectores que pueden estar separados por un océano y cuya pasión compartida por la lectura no les hace sentirse solos ni raros".

La intervención más sentimental corrió a cargo de Marchamalo, quien, tras recordar las lecturas de su infancia, consideró que durante años "ha habido una obsesión por enfrentar al libro de papel y al electrónico", un exceso de interés "por hablar de la botella y no de su contenido". Para seguir rompiendo con clichés, afirmó que "hoy la gente joven lee mucho más que sus padres", y concluyó que las diferencias en la posibilidad de acceder a la información "va a provocar el nacimiento de una nueva élite cultural".

Descargas legales

La jornada sobre el presente y futuro del libro ha estado organizada por la Biblioteca Nacional, la Fundación Alternativas y la Subdirección General del Libro, la Lectura y las Letras Españolas, del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. La primera mesa redonda reunió bajo el título ¿Qué leemos? a la directora editorial de Anagrama, Silvia Sesé; la librera Lola Larumbe y la escritora Marta Sanz. Larumbe, de la librería Rafael Alberti, de Madrid, lamentó que "las descargas legales de libros están estancadas" y puso el énfasis en que la competencia "más atroz está en las nuevas formas de consumo, las del servicio inmediato, que suponen un riesgo para todos en este sector".

Por la tarde, la mesa ¿Qué y cómo leeremos?, sobre el futuro del libro y la lectura, contó con la participación de Javier Celaya, fundador de la plataforma de Dosdoce.com, de estudios sobre las nuevas tecnologías en la cultura; Luis Collado, director de Google Play Books para España, Portugal y Latinoamérica; y Luis González, director general adjunto de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez. Cerró esta jornada el escritor y filósofo José Antonio Marina con la conferencia ¿De verdad es tan importante leer? Una pregunta a la que había contestado Marchamalo involuntariamente por la mañana con una cita del escritor francés Houellebecq: "La maldición de los que no leen es que tienen que conformarse con la vida".