Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ed Sheeran anuncia en Berlín su futura carrera como actor

El británico estrena en el festival el documental 'Songwriter', que indaga en la forma en que compuso la estrella inglesa del pop su último álbum, '·/·'.

Ed Sheeran, en Berlín, en la rueda de prensa de su documental 'Songwriter'.
Ed Sheeran, en Berlín, en la rueda de prensa de su documental 'Songwriter'. Getty Images
Enviado especial a Berlín

Ed Sheeran (Halifax, 1991) vive inmaculado. De escándalos, de adicciones. Parece casi imposible que le caiga mal a alguien una estrella de la música pop que compone las canciones casi en cooperativa -y reconoce las aportaciones de todo el que le rodea-, que no levanta casi nunca la voz y que vive rodeado de sus amigos y su familia. ¡Si hasta ha compuesto una canción sobre el amor de sus abuelos! Songwriter, de Murray Cummings -vaya por delante que es el primo del Sheeran- no es, por tanto, el documental habitual sobre músicos pasados de rosca o la reconstrucción de algún hecho luctuoso que rodee a una estrella, sino la filmación de cómo Sheeran compone un álbum, en concreto el tercero de su carrera, ·/·. Ni más ni menos.

En la rueda de prensa en el festival de Berlín, donde el filme se proyecta en Berlinale Special, Foy Vance, uno de los compositores que acompaña a Sheeran, aseguraba: "Lo mejor que hizo Murray fue convertirse en invisible". Efectivamente, el espectador asiste a la relación de Sheeran con su productor, Benny Blanco, una amistad tan especial - y todo un personajazo en pantalla- que para ir de Nueva York a Londres, ambos cogen el transatlántico Queen Mary 2 por culpa del miedo a los aviones de Blanco, que una vez sufrió un vuelo infernal. También al encierro de Sheeran con varios compositores en Malibú (Caifornia) en una casa con jardín. Allí él va entonando letras y melodías y ellos le van apuntando, corrigiendo, animando, hasta destilar el tema. Casi como en una cooperativa. Después entran otros productores y otros músicos, dependiendo del estilo de cada canción, pero el público ahí disfruta del estallido creativo de Sheeran, que hay que reconocerlo: el talento le sale a raudales. No se llega así por así al ser el número 1 de Spotify. "Me importan mucho las opiniones de los que admiro", justifica.

Sobre el cine -Sheeran ha hecho algún cameo, de voz en El hobbit y con un personaje en Juego de tronos- dio dos pistas de sus gustos. "Mi relación con el cine, me crié con Harry Potter, es como con la comida: a veces como de lujo y a veces en el McDonald's"; y sobre sus películas favoritas apuntó Elegidos para el triunfo, Love Actually y Uno de los nuestros. "Sí, son muy distintas. Y estoy buscando un director para hacer una película, el guion ya existe, espero rodar el año que viene y regresar a la Berlinale a estrenarlo. Garantizo que no haré de Ed Sheeran".

¿No hay broncas en la vida de Sheeran? En Berlín, el cantante, parco en palabras tras asistir la noche del miércoles a los Brit Awards que no le trataron muy bien, se ríe: "Murray montó muy bien la película. En realidad, el mayor conflicto lo tuvimos con productores de la compañía de discos y vivimos otros conflictos con marketing, y eso son conversaciones aburridas. Yo no funciono así, desde el enfrentamiento". Y remató con humor: "Aunque puede que hagamos la siguiente película solo con discusiones".

Cummings asegura que nunca vio esos enfrentamientos, y que ya desde crío grababa a su primo, niño prodigio de la música: "Siempre me ha gustado lo que compone. Y es cierto, vive concentrado en la música". Sheeran contó que por suerte "mi hobby y mi trabajo es lo mismo", que la fama le da igual, y que el dinero le ha traído una gran ventaja: "Cuando me despierto no pienso tengo que hacer esto por obligación, sino que hago lo que quiero".

En el filme se ve a Sheeran como un disfrutón del proceso creativo. "Hay que trabajar duro", aconseja a un grupo de estudiantes de música en su antiguo instituto Thomas Mills High School, en la pequeña localidad de Framlingham, en el condado de Suffolk, en el este de Inglaterra."Todos los días componed una canción. Saldrán muchas malas pero al final dentro de ti quedarán y saldrán las buenas", les dice. Y él lo lleva a rajatabla. En la rueda de prensa contó que le preocupa mucho no repetir algo ya cantado. Mimo las letras, busco algo no dicho antes".

Sheeran explicó mejor un comentario sobre Adele que hace el filme: "Lo que quería decir es que quiero ser como Adele, en el sentido de su éxito y de su calidad, pero no quiero ser ella; porque lo mejor que puedes hacer como artista es ser tú mismo. Nadie hará eso mejor que tú". Sí, ha visto el documental. "Bueno, un montaje previo, y agradezco a Murray que haya encontrado una nueva forma de mostrar la música en pantalla".

Y sobre el cine -Sheeran ha hecho algún cameo, de voz en El hobbit y con un personaje en Juego de tronos- dio dos pistas de sus gustos. "Mi relación con el cine, me crié con Harry Potter, es como con la comida: a veces como de lujo y a veces en el McDonald's"; y sobre sus películas favoritas apuntó Elegidos para el triunfo, Love Actually y Uno de los nuestros. "Sí, son muy distintas. Y estoy buscando un director para hacer una película, el guion ya existe, espero rodar el año que viene y regresar a la Berlinale a estrenarlo. Garantizo que no haré de Ed Sheeran".