Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Tres anuncios en las afueras’, gran triunfadora de los premios Bafta con cinco galardones

Guillermo del Toro se corona como mejor director por 'La forma del agua'

Martin McDonagh, Peter Czernin, Sam Rockwell y Graham Broadbent posan con Frances McDormand, tras recibir sus premios por 'Tres anuncios en las afueras'. En vídeo, el tráiler. REUTERS

Tres anuncios en las afueras, el relato de cómo una madre se enfrenta a los poderes de un pueblo de la América profunda para reclamar justicia por su hija asesinada, ha sido proclamada la mejor película del año en la gala de los Bafta, los premios de la academia británica considerados la antesala de los Oscar. El filme, receptor de cinco de los principales galardones, ha procurado a Frances McDormand el reconocimiento como mejor actriz protagonista, mientras que su contrapartida masculina recaía en Gary Oldman por su encarnación de Winston Churchill en El instante más oscuro.

Los premios en el apartado actoral se completan con los galardones en sus respectivos papeles de reparto a Allison Janney, encarnación de la madre abusiva de una estrella del patinaje en Yo Tonya, y de Sam Rockwell por su retrato del detective desnortado y racista de Tres anuncios en las afuera. Este último título ha sido la gran sorpresa en una edición de los Bafta que lo ha encaramado a la vez al podio de mejor película junto a la categoría de mejor filme británico. La inclusión en esta segunda categoría de una película con temática y reparto completamente americanos obedece a su producción británico-estadounidense, escrita, dirigida y producida por el angloirlandés Martin McDonagh que ha acabado batiendo a la épica bélica favorita de las quinielas en las islas, Dunkeque.

La gran perdedora

Pero la gran perdedora de esta edición ha sido la historia de amor entre una limpiadora muda y una extraña criatura anfibia, que bajo el título La forma del agua había aglutinado el mayor número de nominaciones (doce) de los Bafta. Su director, el mexicano Guillermo Del Toro, se ha hecho sin embargo con uno de los premios gordos a la mejor dirección, haciendo con ello justicia al beneplácito con el que la crítica cinematográfica británica –y el público que llena las salas− ha recibido su estreno.

Pocas sorpresas ha deparado la gala en el Royal Albert Hall en cuanto a la designación del actor revelación de la temporada. Daniel Kaluuya ha confirmado su condición de favorito para ese premio –el único que decide la votación del público- por su rol en el filme de terror Déjame Salir, una suerte de fábula sobre la América racista que persiste en pleno siglo XXI. Menos esperado era el Bafta a la mejor película de habla no inglesa, conseguido por la surcoreana La Doncella frente a la desgarradora y favorita cinta rusa Sin Amor.

La velada ha tenido como maestra de ceremonias a la exmodelo y actriz Joanna Lumley, relevo del popular Stephen Fry después de doce ediciones al frente. El negro ha sido el color dominante en los vestidos lucidos por la concurrencia, en sintonía con la campaña contra el acoso sexual que ha elegido ese color como bandera reivindicativa. La duquesa de Cambridge, nuera del heredero al trono y esposa del príncipe Guillermo, ha optado sin embargo por un traje verde oscuro que en el fondo no se casa con nadie.

Más información