Muere William B. Jordan, hispanista y gran experto en Velázquez

El experto donó el 'Retrato de Felipe III', del pintor sevillano, al Museo del Prado

William B. Jordan, el pasado junio junto al 'Retrato de Felipe III', que donó al Museo del Prado.
William B. Jordan, el pasado junio junto al 'Retrato de Felipe III', que donó al Museo del Prado.Mariscal / EFE

El filántropo, mecenas e historiador William B. Jordan, de 77 años, murió el pasado lunes en Dallas tras una breve enfermedad. El experto en arte español donó al Museo del Prado el Retrato de Felipe III, de Velázquez, que cuelga en sus salas desde el pasado junio. Entonces aseguró que ese era uno de los momentos más felices de su vida y un buen final para una aventura que empezó en 1988 en Londres, cuando vio en un catálogo de subastas esa imagen que tanto le recordaba a su admirado pintor.

Más información

La pinacoteca madrileña, a través de su cuenta de Twitter, se ha hecho eco de la noticia: “Lamentamos el fallecimiento de William B. Jordan, patrono de honor del Museo del Prado, quien recientemente descubrió y donó el Retrato de Felipe III de Velázquez que se puede ver en el Prado”.

Jordan (Nashville, Tennessee, 1940), doctorado en el Institute of Fine Arts, New York University, colaboró durante 14 años con Algur H. Meadows, un empresario con importantes negocios en la industria petrolífera que había visitado España varias veces durante la mitad del siglo pasado y no encontró petróleo pero se hizo asiduo al Prado y se quedó prendado del arte español, así hizo su propia colección que es el germen del Meadows Museum de Dallas, el que se ha denominado en muchas ocasiones “un pequeño Prado” ya que es una de las colecciones de pintura española más importante fuera de España, en gran parte por la importante labor asesora del entonces joven Jordan, que ayudó a Meadows a depurar su colección ya que en sus primeras adquisiciones había alguna falsificación. En 1967, Jordan fue nombrado el primer director de este museo. Dejó su impronta en varias instituciones de Texas: fue conservador en el Museo de Arte de Dallas, en el Kimbell Art Museum y fideicomisario en el Nasher Sculpture Center.

El hispanista fallecido tenía fama de buen instinto y de un ojo infalible, era uno de los mayores expertos mundiales en Velázquez. El pasado abril este periódico se puso en contacto con él para pedirle opinión sobre el retrato de niña atribuido al pintor de Las meninas que salía a subasta en Madrid. Él no había visto el lienzo, pero ante las fotografías y radiografías que le facilitó EL PAÍS dijo que era una obra “preciosa en su calidad y sensibilidad” y que había que tenerla en cuenta.

Sin duda, el Retrato de Felipe III jugará un papel importante en el recuerdo de la figura de Jordan. Fueron casi tres décadas con una pintura que adquirió muy barato (no recordaba cuánto) y se lo llevó a su estudio. Cuando a finales de 2016, el ya autentificado Felipe III trabajo preparatorio de Velázquez, realizado en 1627 para La expulsión de los moriscos —que se quemó en el incendio del Alcázar—, se presentó tras la donación del experto a la American Friends of the Prado Museum, entidad sin ánimo de lucro radicada en Estados Unidos para beneficiar al museo español, Jordan se mostró orgulloso de donarlo a una institución que consideraba modélica y que había sido esencial en su vida, según dijo. “No tengo interés en el dinero que podría conseguir, mi mayor placer es verlo en este museo”.

Jordan, además de comisariar muestras sobre El Greco y Ribera, era uno de los principales expertos en el bodegón español, habiendo sido comisario de varias exposiciones en este campo en diversos museos como el Prado, la National Gallery en Londres, el Palacio Real en Madrid, el Kimbell Art Museum y el Meadows Museum en Dallas. Ya jubilado, continuaba dedicándose a la investigación y era coleccionista miembro del patronato de varios museos de Estados Unidos.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50