Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sumérgete en el mundo del periodismo con EL PAÍS

Participa en nuestro concurso y consigue una entrada doble para la película 'Los archivos del Pentágono' y un taller impartido por La Escuela de Periodismo UAM - EL PAÍS

Sumérgete en el mundo del periodismo con EL PAÍS

Sentirse como Meryl Streep y Tom Hanks a cargo de los periódicos más famosos de Estados Unidos es una tarea fácil gracias al concurso que ofrece EL PAÍS.

Este viernes 19 de enero se estrena la película Los archivos del Pentágono, dirigida por Steven Spielberg, se basa en la libertad de expresión y la revelación de los grandes secretos encubiertos por el gobierno de Estados Unidos durante cuatro décadas y cuatro presidencias.

Por ello, es posible que después de ver la película despierte tu lado más periodístico. Si quieres profundizar sobre diferentes aspectos de la profesión, EL PAÍS te brinda la oportunidad de realizar uno de sus talleres impartidos en las instalaciones de la Escuela de Periodismo, situada en la misma sede del periódico.

Talleres disponibles

Si quieres disfrutar de una entradas doble para la película Los archivos del Pentágono y un curso impartido por La Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS, participa contándonos cuál es para ti la función del periodista.

¡Tienes hasta el jueves 25 de enero para darnos tu respuesta más original!

Los Archivos del Pentágono Lectores

;)

Finalizado

¡Ya tenemos a los ganadores! Gracias a todos por participar:

Esther Garrido

Es un ser polivalente. El médico de guardia de la noticia. El espía de las primicias y exclusivas. El árbitro de la información. No solo tiene que informar y formar, también impulsar a sus lectores, oyentes o telespectadores, para que sigan indagando en lo informado, hasta crearse su propia conciencia crítica de la actualidad.

Rafael Campaña

El periodista es un pintor que con sus trazos dibuja la Historia. ¿El lienzo? El lienzo es la línea del tiempo. Los rastros de pintura son todas las palabras que vivimos, las que dejamos por el camino y las que heredan la posteridad. Pero no pequemos de libertarios: el lienzo es finito y sus márgenes son el vacío. Dentro de los límites, donde brillan los colores de la ética, ahí, si acercamos la mirada al lienzo, a la tela de nuestro tiempo, lo veremos: todo es un cuadro de Pollock.

Más información