Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La bruja Sabrina regresa con una versión oscura a Netflix

La plataforma encarga 20 episodios sobre el personaje de los cómics de Archie

Melissa Joan Hart en 'Sabrina, cosas de brujas'.
Melissa Joan Hart en 'Sabrina, cosas de brujas'.

La nostalgia está en auge, también para contentar a los jóvenes crecidos en los noventa. Sabrina, cosas de brujas, la serie adolescente que triunfó en todo el mundo a mediados de década, volverá a televisión en 2018, aunque lo hará con un giro oscuro para atraer a una nueva audiencia. La versión moderna del personaje de los cómics Archie se emitirá por Netflix —que ha encargado dos temporadas de 10 episodios cada una— y será, según describen sus creadores, más cercana a El exorcista y La semilla del diablo que a la comedia adolescente y blanca de la bruja novata a la que interpretó Melissa Joan Hart.

Como en la adaptación original, Sabrina tiene como protagonista a esta joven, medio humana y medio bruja, que lucha por entender el mundo sobrenatural que se abre a su paso mientras recorre el mundo de la madurez en casa de sus tías. El esoterismo, lo oculto y las fuerzas del mal tendrá, sin embargo, mucho más protagonismo en esta versión que toma como referencia el cómic Chilling Adventures of Sabrina, una revisión de la historia clásica a modo de drama de terror. El tebeo, sin publicar en España y solo con seis ejemplares publicados desde 2014, está ubicado en los años sesenta, aunque no se sabe si esto se respetará también en la adaptación televisiva.

Portada de 'Chilling Adventures of Sabrina'.
Portada de 'Chilling Adventures of Sabrina'.

El guionista del cómic, Roberto Aguirre-Sacasa (Glee, Carrie), será también quien adapte a la bruja adolescente rubia y ahora emo a la pequeña pantalla, con la ayuda del mismo equipo con el que lanzó Riverdale, el productor Greg Berlanti y el director Toland Krieger. No en vano, en un primer momento esta versión actualizada del icónico personaje iba a recaer en el canal The CW, encargado de la versión modernizada de los cómics de Archie, toda una institución cultural de EE UU. Sabrina, la bruja adolescente nació como un spin-off de Archie en 1962, para presentar la fantasía y la magia en el universo adolescente tras la Segunda Guerra Mundial de Riverdale. En 1971 logró su propia serie animada, a la que siguieron hasta cuatro adaptaciones más (la última en 2012), si bien su fama global llegó en 1996 con la serie de acción real.

Como la original, esta revisión también nace de las páginas de Archie, más concretamente del tebeo El más allá de Archie, colección en la que el ideal pueblecito de americana se sumía en una invasión zombi. El éxito de su enfoque fue tal entre crítica y público que la marca decidió crear su propio sello de terror. Ahora, con Netflix como principal estandarte de la serie televisiva de Riverdale (que actualiza el mito con misterios a lo Twin Peaks para un público joven, con sexo, asesinatos y cargado de drama) en el mundo, es hora de seguir sacando partido a este universo plagado de iconos de más de 75 años.

Aguirre-Sacasa llevaba meses hablando de la posibilidad de unir ambas series: "Es una posibilidad, pero es complicado mezclar ambos mundos: introducir, en este mundo de misterios, un elemento sobrenatural. Creo que hay una manera de presentar a Sabrina sin ese elemento, pero es una bruja... y Sabrina siempre será más oscura. Riverdale está a un lado del río, y Greendale, donde vive ella, en el otro. Existe esa idea casi mítica de que a cada lado hay una realidad", explicaba este escritor de origen nicaragüense que es también jefe creativo del universo Archie en todas las plataformas. Hay personajes que nunca pasan de moda.

La bruja Sabrina regresa con una versión oscura a Netflix
Estrenos de la semana Consulta el calendario completo
19lunes
20martes
21miércoles
22jueves
23viernes
24sábado
25domingo

Más información