El Centro Botín consolida su oferta con 900.000 visitantes en tres meses

El equipamiento cultural de Santander presume de ser un espacio de referencia en la divulgación del arte

Imagen del Centro Botín, en Santander.
Imagen del Centro Botín, en Santander.

El Centro Botín fue concebido como un edificio sin puertas, donde la gente no supiera si estaba dentro o está fuera. Tenía que ser una calle más de Santander, ubicada eso sí en uno de los enclaves más privilegiados de la ciudad, en la orilla de la bahía cantábrica y junto a los Jardines de Pereda. Tuvo que salvar muchas barreras críticas antes de su apertura el pasado 23 de junio, porque iba a alterar el paisaje más sobresaliente de Santander, decían los escépticos. El Centro Botín acaba de cumplir tres meses de andadura y se ha convertido, aseguran sus responsables, en un lugar “ampliamente aceptado” por los santanderinos, un destino obligado para los visitantes y un espacio “de referencia” para la divulgación del arte. Durante este trimestre, 104.000 personas han acudido a sus salas expositivas y otras 793.000 han visitado las instalaciones. “Esto no ha hecho más que arrancar. Lo importante viene ahora”, afirma el director general de la Fundación Botín, Íñigo Saenz de Miera. “El Centro Botín es un imán, un foco de atracción que está cumpliendo una misión social aprovechando el potencial de las artes”, añade.

Más información
Despega en Santander el Centro Botín de Renzo Piano
Así es el Centro Botín
Pase perpetuo para el Centro Botín

El primer balance es “muy satisfactorio”, ha comentado este martes Sáenz de Miera al repasar la andadura del centro proyectado por el arquitecto genovés Renzo Piano, premio Pritzker 1998. El éxito lo han atribuido más a la buena aceptación recibida por la propuesta cultural que a los números alcanzados. “Nos importan la calidad más que la cantidad, porque esto es un proyecto a largo plazo”, insiste el director de la fundación. El objetivo del centro, cuya inversión se situó en los 80 millones de euros, pasa por “aportar un punto de vista diferente del mundo del arte a escala internacional y a favorecer el desarrollo social de Cantabria”. Su presupuesto en 2018 rondará los 10 millones de euros.

Pero Sáenz de Miera ha querido resaltar dos datos “especialmente relevantes”. Uno es que el centro tiene registrados 6.011 “amigos”, y otro que se han expedido 110.224 pases (a dos euros) que permiten acceso gratuito e ilimitado a todas las actividades. “Es una cifra muy a tener en cuenta en una comunidad de tan solo 500.000 habitantes”, ha remarcado Sáenz de Miera. También ha subrayado que aproximadamente uno de cada 10 visitantes es extranjero, lo que supone un buen indicativo del impacto que está teniendo este equipamiento en la oferta turística de la capital cántabra. De las casi 800.000 visitas recibidas, el 43% fueron ciudadanos de la región y el 48% restante, provenientes de otros puntos de España. Esta elevada afluencia de personas ha coincidido con los meses de verano, cuando Santander es destino turístico de muchos viajeros, reconocen los responsables.

El diálogo entre las obras de Carsten Höller (artista belga reconocido internacionalmente por su exploración constante de la naturaleza) y los dibujos de Goya han sido la principal propuesta expositiva de estos tres meses de arranque. Una tercera muestra con obras de la colección Fundación Botín, que irá renovándose año a año, ha completado el programa dedicado a las artes plásticas. Estas tres exposiciones han sumado 104.000 visitas.

En sus salas se han celebrado hasta 85 actividades formativas y culturales relacionadas (totalizan 7.314 asistentes) con las artes plásticas, la música, el cine, el teatro, la danza o la literatura, “con el común denominador de la calidad y la creatividad”, ha apostillado el director de la fundación.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

La próxima gran cita arrancará el día 12 de octubre, con la inauguración de “la retrospectiva más importante dedicada hasta la fecha” a la obra abstracta de la artista etíope Julie Mehretu.

El Centro Botín mantendrá su nexo de unión con los 237 centros educativos de la región y con la Universidad de Cantabria. Durante este curso potenciará el programa ReflejArte, una idea de la Universidad de Yale que se está empleando como “recurso educativo para impulsar la creatividad de los niños a través del arte”. Además, se seguirá impartiendo el máster en Educación Emocional, Social y de la Creatividad a universitarios, que ya ha recibido un centenar de preinscripciones.

“Era un reto complejo, pero estamos satisfechos. El Centro Botín ya forma parte de la ciudad; la gente está disfrutando, pero solo nos importa el largo plazo. No tenemos prisa, vamos a estar muchos años aquí”, vuelve a decir Sáenz de Miera.

Sobre la firma

Mikel Ormazabal

Corresponsal de EL PAÍS en el País Vasco, tarea que viene desempeñando durante los últimos 25 años. Se ocupa de la información sobre la actualidad política, económica y cultural vasca. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Navarra en 1988. Comenzó su carrera profesional en Radiocadena Española y el diario Deia. Vive en San Sebastián.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS