Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El encuentro entre Cai Guo-Qiang y El Greco, documentado por Isabel Coixet

El Museo del Prado produce un documental sobre la próxima exposición del artista chino en España

Isabel Coixet y Cai Guo-Qiang en el estudio del artista en New Jersey, en mayo de 2017. | Vídeo: Avance del documental 'El Espíritu de la Pintura'.

Una exposición única en el Museo del Prado quedará inmortalizada por la cineasta Isabel Coixet. Cai Guo-Qiang (China, 1957) será el primer artista vivo que concibe obra inédita para exponerla en este museo, culminada in situ. La inauguración, el próximo 25 de octubre, será también el estreno del documental El espíritu de la pintura, dirigido por Coixet, que permitirá al público ser testigo del proceso de creación del artista.

La exposición nace de la admiración hacia el espíritu y la espiritualidad del Greco que siente el artista chino, conocido por sus instalaciones con pólvora y que fue responsable de los fuegos artificiales de los Juegos Olímpicos de Pekín. El propio artista ha declarado que tenía el sueño de entablar una especie de diálogo con los grandes maestros de la pintura española desde que visitó el Prado en 2009 y en 2014. "El arte del pasado no está simplemente confinado a los libros de texto. Todavía puede establecer nuevas relaciones con artistas contemporáneos y convertirse en un motor principal para impulsar la creación de la cultura hoy en día", ha explicado en una nota de prensa del Prado.

La exposición añadirá un elemento excepcional: el museo propuso a Coixet, galardonada con seis Premios Goya y miembro de la Academia de Hollywood, acompañar la creación de las obras para ofrecer al espectador un relato visual completo del arte de Guo-Qiang. Así que desde hace unos meses, la cineasta se trasladó a Nueva Jersey para ver nacer la muestra.

Guo-Quiang en el Making-of del documental ampliar foto
Guo-Quiang en el Making-of del documental

Coixet ha reconocido que era una gran admiradora de Guo-Qiang, que le parece uno de los artistas contemporáneos más interesantes. No lo conocía personalmente, hasta ahora, y le ha resultado apasionante. "Es la oportunidad de asistir en primera persona a la creación en bruto. Seguir el proceso y la génesis de la obra de su creador es absolutamente fascinante, y para mí es un placer y una enorme oportunidad", ha comentado a EL PAÍS.

Dentro de poco, la creación de Guo-Qiang y el rodaje del documental continuarán en el propio Museo del Prado, en el Salón de Reinos, que será la residencia del artista mientras culmina su trabajo. Para Coixet, esto será un mayor reto y la parte más complicada del proceso. "Es una cercanía que impone. Yo creo que Cai es un artista que siempre se pone unos retos y unos desafíos increíbles, pero yo diría que el desafío más grande de su carrera va a ser este enfrentamiento, diálogo y comunicación con los clásicos de la pintura universal", asegura.

Una versión corta del documental, de 20 minutos, se exhibirá en la sala D del edificio de los Jerónimos, durante la propia exposición. El largometraje completo, de una hora, que mostrará hasta el último momento de montaje de la exposición, estará listo para fin de año.

Más información