Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Descubiertos unos dibujos de Giacometti en una tienda de antigüedades en Londres

Las obras, que se creían perdidas, saldrán a subasta el próximo 12 de octubre

Fotografía facilitada por Cheffins de uno de los dibujos atribuidos al escultor y pintor suizo Alberto Giacometti.
Fotografía facilitada por Cheffins de uno de los dibujos atribuidos al escultor y pintor suizo Alberto Giacometti. EFE

Unos dibujos atribuidos al escultor y pintor suizo Alberto Giacometti han sido descubiertos entre los objetos polvorientos de una tienda de antigüedades de Kensington, al oeste de Londres. Las obras, que se creían perdidas o vendidas, se encontraban entre el inventario de la dueña de la tienda londinense, Eila Grahame, que murió en 2010.

Seis años después del fallecimiento de Grahame, la casa de apuestas Cheffins, con sede en Cambridge, se encargó de limpiar el establecimiento y vender su colección personal. Los dibujos, que son bocetos a lápiz de dos caras y un desnudo de mujer fechado en 1947, tardaron en aparecer entre los artículos de Grahame y requirieron un trabajo posterior para autentificar que eran obra del creador.

Un comité de la Fundación Giacometti fue el encargado de estudiar las pinturas y, finalmente, de incluirlas en su catálogo razonado, donde se documentan las obras del artista. El director de Cheffins, Martin Millard, señaló que "estos dibujos nunca antes se han mostrado al público" y que espera, por ello, que "sean de interés para museos y galerías de todo el mundo y también para coleccionistas individuales".

Las pinturas, cuyo valor está entre 40.000 y 60.000 libras (44.400 y 66.000 euros), se subastarán el próximo 12 de octubre en la casa de apuestas y los ingresos de la venta estarán destinados a la Fundación de Arte del Reino Unido. Hasta ahora, una de las principales ventas de la colección de Grahame ha sido un modelo de corcho del Templo de la Sibila en Tívoli, fechado del siglo XVIII, y que se vendió el año pasado por 53.000 libras (58.830 euros).