Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La argentina ‘El ciudadano ilustre’, mejor película en los Premios Platino

Pedro Almodóvar obtiene el galardón a la mejor dirección por 'Julieta', y se lo dedica a las "familias que siguen buscando a sus desaparecidos durante la Guerra Civil"

Desde la izquierda, el guionista Andrés Duprat, el director Gastón Duprat, el actor Óscar Martínez y el director Mariano Cohn, con los premios de 'El ciudadano ilustre' en sus manos.
Desde la izquierda, el guionista Andrés Duprat, el director Gastón Duprat, el actor Óscar Martínez y el director Mariano Cohn, con los premios de 'El ciudadano ilustre' en sus manos. EFE

La argentina El ciudadano ilustre, de Mariano Cohn y Gastón Duprat, ganó anoche el premio a mejor película iberoamericana en la cuarta edición de los Premios Platino, celebrados en Madrid. El día anterior ya había obtenido el galardón del público, así que este doble refrendo subraya la inteligencia de una película construida sobre la demolición de los mitos y de los egos, a través la vuelta de un premio Nobel de Literatura argentino a su pueblo natal, del que huyó cuando era un veinteañero. Ha logrado el éxito una película que reflexiona sobre lo mal visto que está el éxito. Todo, desde el habitual punto de vista de Cohn y Duprat, irónico, corrosivo y sin ningún tipo de complacencias. La comedia argentina sumó tres platinos: mejor película, actor y guion.

Palmarés completo

Mejor película iberoamericana de ficción: El ciudadano ilustre.

Mejor dirección: Pedro Almodóvar, por Julieta.

Mejor interpretación femenina: Sonia Braga, por Doña Clara (Aquarius).

Mejor interpretación masculina: Óscar Martínez, por El ciudadano ilustre.

Mejor miniserie o teleserie cinematográfica: Cuatro estaciones en La Habana (España / Cuba).

Mejor película documental: 2016. Nacido en Siria (España).

Mejor guion: Andrés Duprat, por El ciudadano ilustre.

Mejor montaje: Bernat Vinaplana y Jaume Martí, por Un monstruo viene a verme.

Mejor dirección de arte: Eugenio Caballero, por Un monstruo viene a verme.

Mejor fotografía: Óscar Faura, por Un monstruo viene a verme.

Mejor sonido: Peter Glossop, Oriol Tarragó y Marc Orts, por Un monstruo viene a verme.

Mejor música: Alberto Iglesias, por Julieta.

Mejor película de de animación: Psiconautas (España).

Mejor educación en valores: Esteban (Cuba).

Mejor ópera prima: Desde allá (Venezuela, México).

Premio del público mejor película: El ciudadano ilustre (Argentina).

Premio del público a mejor actor: Óscar Martínez, por El ciudadano ilustre.

Premio del público a mejor actriz: Natalia Oreiro, por Gilda, no me arrepiento de este amor.

El actor Óscar Martínez ya había ganado el día anterior el galardón del público a mejor intérprete masculino gracias a ese escritor, Daniel Mantovani, completamente superado en su retorno infernal. El premio para el argentino, que ya ganó la Copa Volpi en Venecia con este trabajo, parecía tan incontestable como el que se llevó Sonia Braga por Doña Clara (Aquarius), otra actriz veterana aplaudida por su interpretación de una crítica musical, última residente de un edificio del que quieren expulsarla.

Pedro Almodóvar recogió el premio a la mejor dirección por Julieta, y se lo dedicó a sus colaboradores, desde el montador José Salcedo -que ha editado todas sus películas- hasta sus colaboradoras Lola García y Bárbara Peiró. Almodóvar recordó que su película habla de una hija que un buen día decide desaparecer, y del dolor que deja atrás. "Modestamente me gustaría dedicárselo a los cientos de miles de familias que siguen buscando a sus desaparecidos durante la Guerra [Civil]. Cuando ustedes oigan eso de que abrir las fosas y encontrar a los muertos es abrir heridas, no les hagan caso: es cerrarlas y acabar por fin con nuestra maldita Guerra Civil", dijo con el premio en la mano.

Los premios Platino reconocen el trabajo del cine latinoamericano, seleccionando sus galardones de entre 846 películas. El cine español salió bien parado de la ceremonia con reconocimientos a diversas películas. El compositor Alberto Iglesias, ganador de diez goyas y tres veces candidato al Oscar, obtuvo el galardón a mejor música con Julieta. "Le dedico el galardón a mi amigo Pedro Almodóvar", dijo con el Platino en la mano. Hernán Zin ganó el de mejor documental por 2016. Nacido en Siria, película testimonio de lo que está ocurriendo en Europa y los Gobiernos insisten en no ver, un filme en el que Zin siguió durante 14 meses los pasos de una veintena de críos sirios en su viaje a su sueño de una vida mejor. Impecable. Los cuatro premios que se dieron juntos (montaje, dirección de arte, sonido y fotografía) se los llevó Un monstruo viene a verme, de Juan Antonio Bayona. El mejor filme de animación fue para una película maravillosa, Psiconautas, los niños olvidados, de Alberto Vázquez y Pedro Rivero. Cuatro estaciones en La Habana, de Félix Viscarret, basada en las novelas sobre el policía Mario Conde de Leonardo Padura, se llevó el premio a mejor miniserie.

Tráiler de 'El ciudadano ilustre', mejor película en los Premios Platino.

Entre las actuaciones musicales, capaces de abrir a la mano a todo tipo de géneros, destacaron el arranque de La gozadera, de Gente de Zona, y la improvisación de Arkano, que paseó por el patio de butacas, donde había 3.600 espectadores, pidiendo palabras para encadenar versos. Aunque la mezcla se tornó peligrosa con la unión de Gente de Zona y Los del Río para entonar La Macarena. Tampoco funcionó la pareja de presentadores: el cómico español Carlos Latre y la actriz uruguaya Natalia Oreiro.

Sonia Braga, con su galardón. ampliar foto
Sonia Braga, con su galardón. EFE

Enrique Cerezo, presidente de EGEDA, entregó el premio Platino de Honor a Edward James Olmos. "Fue un honor tan grande cuando me lo anunciaron que llegué a las lágrimas como lo estoy ahora", contaba el teniente Castillo de Corrupción en Miami. "Mi respeto, admiración y amor para todos los que han impulsado nuestro cine durante décadas para llegar hasta aquí", contó antes de hablar de la fuerza del cine. "Llega hasta el inconsciente del espectador como ningún otro arte", aseguraba. "Durante años luché porque el cine latinoamericano alcanzara la categoría que se merecía. Nunca dejé que me parara ser latino, chicano. Jaime Escalante, el maestro boliviano que encarné en Lecciones inolvidables, nunca dejó que ni un obstáculo le detuviera, ni a él ni a sus pupilos, y eso se me quedó bien clavado en mi interior. El talento no tiene fronteras ni límites, solo requiere de oportunidades. Es un orgullo ser latino, y desde hoy es un orgullo ser Platino. El futuro está en nuestras manos".

La actriz, directora y escritora venezolana Pakriti Maduro, con la bandera de su país en el escenario de la Caja Mágica. ampliar foto
La actriz, directora y escritora venezolana Pakriti Maduro, con la bandera de su país en el escenario de la Caja Mágica. EFE

Los cineastas venezolanos presentes en la alfombra roja, como el director Miguel Ferrari -Goya por Azul y no tan rosa- o la actriz Malena González bandera al revés en mano ("Un acto de rebeldía", dijeron ellos), realizaron diversas declaraciones en contra del Gobierno de Maduro. En el escenario, Lorenzo Vigas, director de Desde allá, ganadora del Platino a mejor ópera prima tras ser León de Oro en Venecia, recordó "los difíciles momentos" que vive Venezuela, y la actriz Pakriti Maduro, que presentaba el galardón a mejor fotografía, enarboló otra bandera al revés pidiendo "la libertad de Venezuela".

La quinta edición de los Premios Platino se celebrará en abril de 2018 en la Rivera Maya en México.