Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mad Cool fue tan parco sobre la muerte de Pedro Aunión por “orden directa de la Policía”

La organización del festival detalla su actuación en un comunicado que también firma la familia

Pedro Aunion
Los servicios de urgencia atienden al acróbata herido en el festival Mad Cool este viernes.

Una semana después de la muerte del acróbata Pedro Aunión (Madrid, 1975) durante una actuación en el festival Mad Cool, la organización del concierto ha lanzado un comunicado para explicar que sus decisiones en ese momento, como la parquedad de sus manifestaciones públicas, obedecían a una "orden directa de la Policía Judicial". El comunicado, que también firma la familia del artista, defiende que estuvieron en contacto estrecho con los allegados del artista desde el momento que se produjo el suceso; pide que no se vulnere el secreto de las investigaciones y anuncia que trabajarán en la creación de un espacio de creación artística que llevará su nombre.

El escrito, hecho público este viernes a mediodía, intenta aclarar determinados aspectos de cómo se desarollaron los hechos. Explica, por ejemplo, que decidieron no cancelar las actuaciones del viernes porque "existía más riesgo en el desalojo del público asistente que en lo contrario". "Siguiendo la propia experiencia de la organización y los criterios de los expertos de los distintos cuerpos de seguridad del Estado, asumieron de común acuerdo no suspender los conciertos", argumenta. "Ante el desconocimiento de gran parte del público de lo sucedido, un desalojo precipitado podría haber causado situaciones no deseadas de inseguridad para el público asistente", añade.

La organización también mantiene que "la escueta redacción del primer comunicado" y el tiempo en el que se publicó, respondían a una "orden directa de la Policía judicial" para "no facilitar ninguna información que pudiera entorpecer una investigación en curso".

Con este escrito, tanto la familia como el festival dejan en manos de las autoridades judiciales la valoración de las causas del accidente y piden a los medios, en nombre de la familia, que "respeten sus momentos de duelo" y no vulneren el secreto de las actuaciones. "No era un personaje público, sino un artista desarrollando su trabajo, cuyo fallecimiento y causas del accidente están siendo investigados judicialmente y, por tanto, legalmente bajo secreto hasta el acto de juicio público, si es que este llegara a celebrarse", concluyen.

Mad Cool informa también de que había un amplio dispositivo de emergencia que actuó "en cuestión de segundos" y que se habían realizado al menos cuatro ensayos previos, tres fuera del recinto y un cuarto en el mismo lugar.

Más información