Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fabada negra de Gijón

Juan Madrid y Lorenzo Silva dan una pequeña e improvisada clase magistral de sabiduría en una terraza, al calor de unas fabes. Algo que solo puede pasar en la Semana Negra

Juan Madrid conversa con Miguel Barrero a su llegada a Gijón.
Juan Madrid conversa con Miguel Barrero a su llegada a Gijón. EFE

¿De qué hablamos cuando comemos una fabada, regada con vino y tercios de cerveza, en la Semana Negra de Gijón? En la mesa, en la terraza del hotel Don Manuel, los escritores Juan Madrid y Lorenzo Silva y quien esto escribe, aún bajo los efectos de 'les fabes' y el tinto. Pues de los hijos. Primero de los hijos. De si leen o no, de lo mucho que nos gustaría que leyeran, de sus edades y sus talentos, cómo no.

Pero luego, amigos, de cualquier otra cosa.

De Perejil, con mayúscula, de lo que pudo pasar y no pasó poco antes de que Trillo quisiera entrar en los libros de Historia soltando aquello de "al alba y con fuerte viento de levante"…

De cómo vivían, y dónde orinaban, algunos de nuestros soldados en Afganistán.

De armas. Del Mauser. De la Tocarev y la Glock. De lo que ocurrió y lo que se dijo poco después de los ataques terroristas del 11 de marzo de 2004 en Madrid.

De Paracuellos. Del paseo a Muñoz Seca. De Carrillo.

Y de libros y autores, claro, que estamos celebrando el XXX aniversario de la Semana Negra. De Chaves Nogales. De Relatos de Kolimá, de Shalámov, y de Vida y destino, de Vasily Grossman. De Isaak Bábel, maestro de Juan Madrid. De Manuel Vázquez Montalbán, "El Maestro", como diría Manu Llorente. Repetimos fabada, aunque también nos levantamos de la mesa: llegan al hotel Rosa Montero, Berna González Harbour y Elia Barceló, con Paco Ignacio Taibo II, el alma máter de la Semana, que cada cuarto de hora se nos une para fumar y conversar. Y para que recordemos a fumadores ilustres: imagina a Hồ Chí Minh fumando en la bañera, con el agua al cuello. A Julio Ramón Ribyero, como contó en Sólo para fumadores, sobreviviendo gracias al tabaco. A Juan Carlos Onetti aspirando el humo por la tráquea, en sus últimos días.

Vienen y van Félix Modroño, Tatiana Goransky, Xavier Borrell, Juanjo Braulio, Daniel Mordzinski y Ángel de la Calle, entre otros (pendiente de la cuchara y de la botella fijo que caigo en algún olvido), mientras los cuatro comensales pasamos al segundo plato. Como quien no quiere la cosa, lenguado y huevos fritos.

Vuelve Taibo II con el pitillo. Vamos del cine chino a las series rusas, pasando por Flor de otoño, con Sacristán, y Los días del pasado, con Marisol.

Y, como termina, llegan los postres y el café.

¿Qué habría pasado si hubiéramos compartido un cachopo? Nunca lo sabremos.

-----------------------------------------

Leandro Pérez es escritor. Su última novela publicada es La sirena de Gibraltar (Planeta), segunda aventura de Juan Torca.