Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kurtzman: “Los monstruos representan algo primario y profundamente humano”

El cineasta dirige 'La Momia', el primero de una saga de filmes que recreará el universo de criaturas de terror clásicas de Universal

La Momia Ampliar foto
Sofia Boutella, en una imagen de 'La Momia'. Universal Pictures

Bajo el sol primaveral de la Castellana, en Madrid, se hace difícil imaginar que vivamos en un mundo de monstruos. Pero no tan lejos, bañados por la misma luz, proliferan el ISIS, los movimientos xenófobos, el fantasma de una nueva guerra mundial o el temor de un recién titulado a acabar pidiendo en la calle. “Vivimos en un mundo muy aterrador ahora mismo”, afirma el cineasta Alex Kurtzman (Los Ángeles, 1973), sentado en una sala del madrileño hotel Villamagna. Director de La Momia, que se estrena en salas este viernes, es el hombre en quien Universal Pictures ha confiado para capitalizar esos miedos globales en una reactualización de los clásicos de monstruos de la compañía: “La Momia será la primera de una nueva serie: El hombre lobo, La criatura de la Laguna Negra, Drácula, Frankestein…”, añade Kurtzman, cuya productora Secret Hideouts ha firmado un contrato de tres años con el estudio para levantar un Universo Oscuro común, con crossovers que tejerán una red de relaciones entre las distintas películas.

“Los monstruos representan algo primario y profundamente humano, aspectos de nosotros que de otro modo no siempre querríamos confrontar”, asegura el cineasta, a quien estas criaturas le suscitan la misma pregunta que muchas de las “cosas terribles” que suceden en el mundo: ¿Por qué? “Intento ponerme en la piel de otra gente para comprender lo que quieren y de dónde vienen. Y creo que los monstruos también reclaman esa visión. Te piden simpatizar con ellos entendiendo que han cruzado una línea que la mayoría de nosotros no cruzaría”, reflexiona Kurtzman, quien aún recuerda cuando, siendo un niño, miró aterrado la resurrección de La Momia en la película original de 1932, protagonizada por Boris Karloff.

Desde entonces, varias generaciones han sentido miedo y fascinación en sucesivos filmes de aquella criatura del Antiguo Egipto, instalada en el imaginario colectivo desde el mediático descubrimiento de Tutankamón en 1922. “Estamos atraídos por las cosas que tememos”, asegura el director de una nueva entrega con la que ha querido “honrar” esta tradición cinematográfica sin renunciar a reinventarla. El resultado: La Momia es una mujer (Sofia Boutella), la historia transcurre en el Londres actual y el terror prima sobre la aventura y el humor que caracterizaban a la trilogía protagonizada por Brendan Fraser. “Llevar la historia al mundo de hoy y convertir a la momia en mujer me hicieron encontrar una historia con la que volví a lo que amaba de los monstruos: me asustaban a la vez que los compadecía”, afirma Kurtzman, que se propuso crear una experiencia “inmersiva” sobre “cómo sería si esa criatura de 5.000 años de antigüedad viniera al mundo moderno”.

Tráiler de 'La Momia'.

La empatía con la criatura corre a cargo de los ojos de la franco-argelina Sofia Boutella, quien ha pasado en poco tiempo de ser bailarina de Madonna a protagonizar taquillazos como la última entrega de Star Trek. “No importa el maquillaje o los efectos especiales que aplicásemos para eliminar partes de su cuerpo, siempre que ves sus ojos conectas con ella”, cuenta el director, que también ha contado con Tom Cruise en la piel de Nick Morton, un saqueador de yacimientos arqueológicos para cuyas escenas de acción el actor ha vuelto a prescindir de dobles. Parte de una secuencia que recrea un accidente de avión fue rodada con gravedad cero, en vuelos reales en los que los pilotos recrearon mediante parábolas las condiciones de ingravidez. “Cuando ves a Tom girando en el avión, sin cortes, en la localización real, sin croma, sientes que estás ahí. Quería situar a la audiencia en medio de la acción”, asegura Kurtzman, que comenzó su carrera como creativo asociado y guionista en las series Xena: la princesa guerrera y Hércules: Sus viajes legendarios. En la última década ha coescrito taquillazos como Star Trek, Transformers y Mission: Impossible III, algunos de los cuales también ha coproducido.

De izquierda a derecha, Alex Kurtzman, Sofia Boutella, Tom Cruise y Annabelle Wallis, el pasado lunes en la 'premiere' de 'La Momia' en Madrid.
De izquierda a derecha, Alex Kurtzman, Sofia Boutella, Tom Cruise y Annabelle Wallis, el pasado lunes en la 'premiere' de 'La Momia' en Madrid. WireImage

El cineasta debatió mucho tiempo con su equipo si Rusell Crowe, en el papel del doctor Henry Jekyll (y Mr. Hyde), debía aparecer en el filme. “No quería mezclar monstruos porque sí, tenía que haber una razón para hacerlo”, recuerda Kurtzman, que finalmente incluyó al personaje como un Cicerone que inicia al que interpreta Cruise, víctima de una maldición de La Momia, en “cómo es tener el mal dentro”. El mítico científico está al frente de Prodigium, una organización que “se ha dedicado a cazar e investigar monstruos durante mucho tiempo”, y que aparecerá en las sucesivas películas, abriendo en cada una “un poco más la puerta al conocimiento del universo de los monstruos”.

Javier Bardem, el próximo monstruo de Universal

G.R.P.

‘La novia de Frankestein’, con fecha de estreno prevista para el 14 de febrero de 2019, será la próxima entrega del Dark Universe de Universal, con Javier Bardem en la piel de la criatura creada por la escritora inglesa Mery Shelley en 1818, ha confirmado el director. “El director será Bill Condon, que dirigió una película que amo, Dioses y monstruos (1998). Era sobre James Whale, el director del Frankestein original, así que es un gran, gran amante de estas películas y de su historia: es el director perfecto de la película”, asegura Kurtzman, que también será uno de los productores de este filme. “Cada una de estas películas ofrecerá una historia autónoma y satisfactoria, pero si te interesa el vasto y oscuro universo que estamos creando, cada filme abrirá una nueva puerta”, concluye el director.

Más información