Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hamlet es un tintero en el Teatre Lliure

Una compañía británica ofrece las 36 obras de Shakespeare con objetos cotidianos en una mesa

Escena de una de las obras de Shakespeare con objetos.
Escena de una de las obras de Shakespeare con objetos.

Hamlet es un tintero hoy a las 22 h. en el Teatre Lliure —en alusión a la oscuridad moral que reina en Dinamarca— y Julio César una botella de aceite de oliva (a las 20 h), por razones no del todo claras más allá de que el recipiente muestra un toque de dorado (¿la corona?, ¿ambición en César?; no parece que lo del aceite sea una referencia a que Julio lo perdía en su relación juvenil con el rey Nicomedes de Bitinia). Hamlet, César, y Macbeth (un rayador de queso), y el rey Lear, y Coriolano, y Otelo, todos los personajes de las obras de Shakespeare son objetos cotidianos, a la manera de títeres, en las insólitas adaptaciones de Complete works: table top Shakespeare,los montajes de la producción total del bardo de la compañía británica Forced Entertainment, con dirección de Tim Etchells.

Macbeth es un rayador de queso y Julio César una botella de aceite

Las 36 obras de Shakespeare se están ofreciendo en el Lliure de Gràcia a razón de varias por día (una hora cada una, en versión original en inglés, ojo: sin subtítulos), y el fin de semana podrá darse quien quiera un atracón porque están programas diez por día, desde las 11 de la mañana hasta las 10 de la noche (el sábado incluye Ricardo III, Antonio y Cleopatra y el Mercader de Venecia, y el domingo Otelo y La tempestad). Mañana puede verse Ricardo II, entre otras.

Las obras se representan ante cien personas en una mesa con elementos como envases de productos de alimentación y limpieza, pilas, un azucarero o una plancha, que los manipuladores/actores van tomando de una estanteria. A veces son elementos alegóricos, otras no. “Al poco rato el público se acostumbra y entra en el juego de esta creencia casi mágica de que el objeto es el personaje”, explican los miembros de la compañía.