Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desde Beirut con amor

El IVAM acoge la primera gran exposición en España de la pareja de creadores libaneses Joana Hadjithomas y Khalil Joreige

Los artistas libaneses Joana Hadjithomas y Khalil Joreige, en el IVAM.
Los artistas libaneses Joana Hadjithomas y Khalil Joreige, en el IVAM.

Después de haber viajado por Francia, Alemania y los Emiratos árabes recala en Valencia, como último destino, el trabajo creativo de los artistas y cineastas libaneses Joana Hadjithomas y Khalil Joreige. Equipo creativo y sentimental, su obra, como señalaba en la presentación el director del IVAM, José Miguel García Cortés, comisario de la exposición —junto con Marta Gili, Anna Schneider y Hoor Al-Qasimi— rompe con esa visión estereotipada que a menudo se ofrece del Oriente Próximo y su universo cultural. Bajo el título luminoso y a la vez cargado de resonancias poéticas, Two Suns in a Sunset / Se souvenir de la lumière la muestra reúne la producción de las últimas décadas a través de diferentes soportes y medios, fotografía, videoinstalación, documental, escultura, etcétera. Un trabajo con la ciudad de Beirut como columna vertebral y leitmotiv, para abordar cuestiones —como los propios creadores señalan— sobre la reconstrucción de la memoria, la identidad, la guerra, la destrucción, las ruinas, etcétera.

Nacidos en Beirut, Joana Hadjithomas y Khalil Joreige, han vivido, infancia y adolescencia, y han sido testigos de la destrucción de gran parte de la ciudad —y del país— a causa de la guerra civil que asoló el Líbano durante cerca de dos décadas. Para su posterior reconstrucción muchos edificios fueron demolidos, desapareciendo una gran parte de esos “paisajes de la memoria” que habían conocido varias generaciones. “Cuando la guerra civil del Líbano acabó —señalan en uno de los textos de presentación— Beirut estaba en ruinas. Nos dimos cuenta de la inminente desaparición de esas ruinas, a causa de una reconstrucción muy rápida. Una situación que nos hizo cuestionarnos la caótica naturaleza de la construcción, el caos provocado por la destrucción masiva”.

Dividida en varias salas, la exposición se abre con una gran videoinstalación, Rumour of The World (2014) con los rostros de actores no profesionales recitando los contenidos de una serie de correos electrónicos con mensajes falsos o de estafa que los artistas han reunido y seleccionado a lo largo de los últimos años. “Para nosotros esta exposición no sólo reflexiona sobre la necesidad de repensar el poder de las imágenes sino también de volver a ver cómo se fabrican y muestran”.

En este recorrido sembrado de imágenes llama la atención Faces (2009) una instalación fotográfica protagonizada por los llamados “mártires”, hombres y mujeres pertenecientes a diferentes partidos y religiones cuyos rostros se podían encontrar por las calles de las ciudades libanesas anunciando su muerte y ahora desfigurados por el paso del tiempo.

En otra sala se puede ver el proyecto Khiam (2000-2007) a partir del testimonio de seis exprisioneros de un campo de concentración, que a pesar de sus condiciones, tortura, aislamiento, malos tratos, consiguieron sobrevivir testimoniando su internamiento en una serie de objetos, cuyos dibujos están expuestos, como ejemplos de esa voluntad de resistir.

Para José Miguel García Cortés la obra de Joana Hadjithomas y Khalil Joreige “tiene un gran acento poético que potencia cada una de sus imágenes junto a esa mirada crítica o comprometida, nada maniquea o de discursos militantes”. “Somos parte de una generación de artistas que decidieron contar la narrativa que la gente ya no quería oír”, dicen Joana Hadjithomas y Khalil Joreige. “No sé si como artista, se puede actuar sobre la sociedad o la historia, pero consideramos muy importante reflexionar sobre esa historia, sobre sus representaciones y construcciones imaginarias, sobre sus huellas invisibles e invisibles”.

Esa reflexión sobre la historia y el pasado protagoniza el último capítulo de la exposición, Ismyrna (2016) un documental donde los creadores se sumergen en la historia y el pasado de la poeta libanesa Etrel Adnan y de la propia Joana Hadjithomas, retratos familiares de ese mundo cosmopolita y de intersecciones culturales del Mediterráneo oriental que los sucesivos conflictos bélicos han ido borrando y destruyendo a lo largo del siglo XX.

Coincidiendo con la exposición se podrá un pequeño ciclo cinematográficos de Joana Hadjithomas y Khalil Joreige con dos de sus obras de ficción más representativas, A perfect day (2005) y Je veux voir (2008), esta última protagonizada por Catherine Deneuve, en su propio papel, en una historia con forma de road movie transitando por los caminos de la guerra y las ruinas.

Más información