Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición pide autonomía para las compañías estatales

Ciudadanos y Podemos lamentan el daño que se inflige al teatro, la danza y la música por no poder girar fuera de España

Las bodas de Fígaro, Compañía Nacional de Teatro Clásico. Ampliar foto
Las bodas de Fígaro, Compañía Nacional de Teatro Clásico.

A la unánime petición de los responsables de compañías artísticas estatales por una ley de autonomía que les saque del embudo, se unieron las voces de grupos políticos como Ciudadanos y Podemos. EL PAÍS publicaba el lunes cómo los ballets, compañías de teatro y orquestas dependientes del Instituto Nacional de Artes Escénicas y de la Música (Inaem) habían tenido que rechazar en los últimos tiempos varias giras internacionales. ¿La razón? Entre otras, un control del gasto y una fiscalización por parte de Hacienda, esgrimían en Cultura, que les impedía hacer más de 60 horas extras anuales. En el ministerio que dirige Cristóbal Montoro, afirman que la decisión de control en cada caso, depende del criterio de Cultura.

Los directores de la Compañía Nacional de Danza, José Carlos Martínez, el Ballet Nacional, Antonio Najarro, el Centro Nacional de Difusión Musical, Antonio Moral, el Centro Dramático Nacional, Ernesto Caballero, la Orquesta Nacional, Félix Alcaraz, responsable técnico o Daniel Bianco, del teatro de la Zarzuela, algunos de los más destacados entre las 14 unidades que conforman el Inaem, insisten en que la solución para escapar de la tremenda asfixia que viven es una ley propia.

Así se lo han planteado al secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, en una última reunión. A esa reivindicación se unieron las voces de grupos políticos como Ciudadanos. La responsable del área de Cultura en el Congreso de los Diputados, Marta Rivera de la Cruz, asegura que resulta toda una anomalía en España con respecto a otros países que la política cultural esté realmente dirigida por el ministerio de Hacienda: “Esto requiere un giro. Urgente. Sólo puede venir por medio de más autonomía para que las compañías encuentren la flexibilidad que requieren sus mundos y nuevos convenios que no contravengan su funcionamiento”.

Si esas compañías, que representan lo mejor de nuestra creación en el mundo, no pueden girar, pierden su razón de ser", afirma Marta Rivera de la Cruz

Para Rivera de la Cruz, el daño que se infringe por medio de esos recortes es grave. “Si esas compañías, que representan lo mejor de nuestra creación en el mundo, no pueden girar, pierden su razón de ser. No es posible que todo eso dependa de la voluntad de Hacienda ni que se les coloquen sistemáticamente palos en las ruedas”.

Por su parte, Eduardo Maura, diputado de Podemos en el Congreso, adoptaba una posición similar: “En nuestro programa ya hemos abogado por una política de leyes propias para este tipo de instituciones culturales, a la manera de las que existen en los museos estatales, por ejemplo”, asegura. A Podemos no le ha sorprendido la noticia. “Siempre se ha dicho que nuestro sector cultural era estratégico. Pero, en realidad, no es cierto. Existe un problema de modelos. Tanto en la política cultural como en su internacionalización. Es insensato fiscalizar estas cosas. No hablamos sólo de austeridad, sino de falta de eficiencia”.

En Podemos defienden una reforma integral del Inaem. “En funcionamiento, organización y gestión”, agrega Maura. “El actual está derivando en situaciones absurdas que nos llevan a una pérdida de peso exterior y a una falta de rendimiento económico dentro del sector. La cultura ha llegado hasta el 4% del Producto Interior Bruto, una excesiva fiscalización de la misma en su esfera pública, unida a la ignorancia con que esta se lleva a cabo, la perjudica seriamente”.

En el PSOE prefieren esperar a la próxima comparecencia de Fernando Benzo en el Parlamento para pronunciarse. En ese sentido se pronunció en portavoz de Cultura en el Congreso, José Andrés Torres Mora. Asímismo, la portavoz del PP, María José García-Pelayo, se remitió a la presentación del plan estratégico 20/20 por parte del ministerio de Educación y Cultura. "Será este el que rija la política cultural de la presente legislatura y prevé un refuerzo de tdas las unidades del Inaem".

Más información