Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El de los Oscar 2017 no ha sido el único: otros errores en entregas de premios

En el segmento 'in memoriam' de este año se usó la foto de una productora que está viva

Premios Oscars 2017
El vídeo que recuerda a los artistas muertos utilizó una foto equivocada.

La equivocación al nombrar a La La Land como ganadora al Oscar por mejor película seguramente pasará a la historia como uno de los momentos de mayor desconcierto en una entrega de premios, pero no es la primera vez que un error queda inmortalizado en directo durante una gala del mundo del cine. Algunos han sido corregidos, otros requirieron improvisación, y los ha habido que se han convertido en mitos sobre lo que realmente pasó.

In memoriam de una productora que no ha muerto (2017)

En esta misma gala se ha cometido el error de utilizar la fotografía de una productora para lamentar la muerte de otra persona. El segmento In Memoriam presentó el nombre de Janet Patterson, diseñadora de vestuario australiana que falleció en 2016, con la fotografía de Jan Chapman, una productora de la misma nacionalidad y con la que trabajó en la película The Piano.

La mezcla de los nombres de dos películas (2017)

Hace apenas un mes, en la entrega de los Globos de Oro, Michael Keaton se equivocó al presentar a las nominadas para mejor actriz de reparto. Mencionó a Octavia Spencer por la película Hidden Fences, un título erróneo, ya que mezcló el nombre de la película Fences (de la que la nominada era Viola Davis, ahora ganadora del Oscar) y Hidden Figures, que era el título correcto.

El Goya a la mejor canción que no era (2013)

La actriz Adriana Ugarte abrió el sobre de ganador a mejor canción y leyó Los niños salvajes. Los supuestos ganadores ya se habían levantado de su asiento cuando los presentadores tuvieron que rectificar: la ganadora era la canción de Blancanieves, del compositor Alfonso de Villalonga. La explicación fue que la encargada de dar el premio no abrió el sobre con el premio, sino que volvió al tarjetón con los nombres de los nominados y leyó el primero, creyendo que era el ganador.

La leyenda del Oscar inesperado a la mejor actriz secundaria (1993)

Nadie esperaba que Marisa Tomei fuera reconocida por un papel simple en una comedia ligera, Mi primo Vinny, cuando competía junto a otras actrices que llevaban varios premios. Pero así fue. Entonces nació el mito de que en realidad el actor Jack Palance, encargado de entregar el premio, se lo dio a Tomei porque quiso, sin que el sobre realmente tuviera su nombre. La Academia siempre ha negado que fuera así. Y si no, los trabajadores de la consultora hubieran saltado con el sobre... como ha ocurrido esta madrugada.

Los Oscar que terminaron demasiado pronto (1959)

La gala 31 de los Premios Oscar, en 1959, terminó casi 20 minutos antes de lo que se esperaba. Como el horario de la entrega de premios estaba establecido, el conductor Jerry Lewis no tuvo más remedio que improvisar. Así que utilizó sus habilidades de cantante y para hacer un espectáculo final acompañado de los ganadores de la noche.

Jack Lemmon, Sammy Davis Jr. y otro sobre equivocado (1964)

Durante la edición número 36 de los Oscar, en 1964, Jack Lemmon y Sammy Davis Jr. protagonizaron otra equivocación a causa del sobre equivocado. En la categoría Mejor Música Adaptada (ya retirada), Davis Jr. anunció como ganador a John Addison por su trabajo en la comedia birtánica Tom Jones. Addison ni siquiera estaba nominado. Ante la confusión del supuesto ganador, Davis Jr., que era negro, se dio la vuelta para preguntar y regresó con una respuesta que hizo estallar las risas del público: "Me han dado el sobre incorrecto...esperad a que la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, en su siglas en inglés) se entere". Esperó pacientemente a que le trajeran otro sobre y, poniéndose las gafas —"no me equivocaré esta vez"—, anunció el nombre correcto: Andre Previn, por la música de Irma la dulce.

Premio de mejor director al Franck incorrecto (1934)

La sexta entrega de los Oscar tuvo un momento muy similar al de este domingo, pero el error no fue tanto de quien anunció el premio, sino de quien creyó haberlo ganado. Will Rogers, encargado de entregar la estatuilla al mejor director, solo dijo en tono amistoso "Sube y tómalo, Franck". Entonces Frank Capra se levantó de su asiento y se dirigió sonriente al escenario. Al llegar ahí, se enteró de que en realidad el galardonado era Franck Lloyd, otro de los nominados. El mal trago le duró a Capra un año, pues en la siguiente entrega sí logró un Oscar.