Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La guerra abierta de Trump contra los Oscar en Twitter

El presidente lleva desde 2012 criticando a presentadores como Ellen o a los ganadores mexicanos de 2015

Donald y Melania Trump en los Oscar de 2011. En vídeo, el portavoz de la Casa Blanca dice que no cree que el presidente vaya a ver la ceremonia de los Oscar.

Pese a sus numerosas apariciones en el cine, Donald Trump nunca consiguió aspirar a una nominación al Oscar. Lo más cercano en su vitrina es un Razzie a peor actor por su cameo en Necesito un cuerpo (Ghost Can't Do it), donde compartió plano con Bo Derek. Y es que para el actual presidente de EE UU Hollywood siempre ha sido esesegundo hogar en el que residía la gente con la que le gustaría codearse, los famosos del cine. Año a año lo demostraba en Twitter, donde declaró la guerra abierta a la ceremonia, metiéndose con ganadores como Daniel Day-Lewis, presentadores como Ellen Degeneres y hasta los vencedores mexicanos de 2015. Trump tenía para todos.

Pese a que Trump haya presenciado los premios Oscar en directo en numerosas ocasiones, este domingo no acudirá al teatro Dolby (por su propia salud mental y el dinero que podría costar a los estadounidenses), aunque seguro que estará presente en alma. Después del discurso de Meryl Streep en los Globos de Oro y el boicot del director iraní Asghar Farhadi, el domingo no solo se esperan chistes sobre la situación política actual, sino también alegatos y protestas desde el escenario.

Pero no parece preocupado. Como hizo en los premios de la asociación de críticos extranjeros, el magnate siempre podrá utilizar un altavoz a Twitter para contestar públicamente, si bien esperamos que este año esté ocupado con temas más acuciantes que una trivial ceremonia.

2012

La guerra abierta de Trump contra los Oscar en Twitter

La última vez que Trump acudió a la ceremonia fue 2011. En 2012 se quedó sin invitación, así que saltó a Internet. El blanco de Trump esta vez fue la fiesta de Vanity Fair ["absolutamente la peor. La gente se estaba durmiendo. Era tan aburrida como la revista"] y la polémica actuación de Sacha Baron Cohen cuando lanzó las falsas cenizas del líder norcoreano Kim Jong-il al presentador de la alfombra roja Ryan Seacrest. El magnate incluso se grabó dando detalles en un vídeo. Era algo personal. Baron Cohen, vestido como Ali G, había cabreado a Trump años antes con una de sus entrevistas incómodas.

Sacha Baron Cohen es un idiota que debería haber recibido una paliza del guardaespaldas.

2013

Trump comenzó los Oscar de 2013 con optimismo. Seth MacFarlane, creador de Padre de Familia que había presentado su roast, le parecía una opción novedosa y divertida. Pero el buen tono se torció nada más arrancar la gala. William Shatner, que hizo un cameo en el monólogo; el mejor actor Daniel Day-Lewis y su Lincoln o Django desencadenado ("la película más racista") fueron las principales víctimas, aunque tuvo buenas palabras para la ganadora a actriz secundaria, Anne Hathaway, o presentadores veteranos como Jane Fonda y Michael Douglas. Eso sí, no fue capaz de aguantar hasta el final de la gala: "Ha sido mediocre, como mucho". La mañana siguiente llamó a Fox para explayarse a gusto. Volvía a querer ser protagonista.

Seth MacFarlane será un gran presentador. Hizo un trabajo increíble en mi 'roast'.

Algo nuevo será divertido.

¡Vamos con los Oscar!

¿Qué os parecen Seth y los Oscar hasta ahora?

'Django Desencadenado' es la película más racista que he visto nunca. ¡Apesta!

William Shatner tuvo más minutos que cualquier ganador. Debía llamarse el show de Shatner.

El escenario es vulgar.

¡Lincoln no sonaba así! [Como Daniel Day-Lewis]

Los Oscar son muy aburridos ¿Dónde está el glamour y la belleza?

¡Anne Hathaway es una buena ganadora!

¡Jane Fonda y Michael Douglas se ven geniales!

2014

Dado que parecía que lo de presidente no iba a prosperar, 2014 fue el año en el que Trump comenzó a hacer campaña por su candidatura a presentador de los Oscar. Eso sí, nadie más le siguió. Ellen Degeneres no le gustó como presentadora, pero la que menos le gustó fue Bette Midler, que cantó Wind Beneath My Wings en el In Memoriam. A ella le dedicó uno de sus habituales "apesta". También se lanzó contra la veterana Kim Novak (protagonista de Vértigo), que tras este evento escribió una carta abierta en Facebook en la que confesaba que no había salido de casa durante semanas por vergüenza: "Tenemos que luchar contra los acosadores". Trump pidió perdón semanas después: "siempre he sido un gran seguidor". Además de a los actores, comenzaban también sus ataques a Obama.

Me está costando aguantar los Oscar (hasta ahora). ¡La última canción ha sido horrible!¡Kim [Novak] debería despedir a su cirujano plástico!

¿Es esto tan aburrido o solo soy yo?

Debería presentar los Oscar para darle un vuelco ¡Esto no es nada bueno!

¿Qué es peor y más deshonesto, los Oscar o los Emmy?

A Ellen le está costando leer sus líneas

Judy Garland era mucho mejor, por decirlo suavemente [sobre la actuación de Pink]

Deberían haber aceptado aplausos en el tributo a los muertos. Una muy mala producción. ¡Bette Midler apesta!

Es la noche de los novatos ¿Quién demonios lleva la producción?

¿Está el presidente Obama a cargo de los Oscar de este año? Recuerdan a la página de Obamacare.

No sé cuanto más puedo aguantar tanta mierda ¡horrible!

2015

Cuatro meses antes de presentar su candidatura a la presidencia de EE UU, Trump anticipaba algunas de sus políticas en su particular crítica a los Oscar. En una noche donde mexicanos como Iñarritu y Lubezki brillaron gracias a Birdman, allí empezaron los ataques al país: "Están separando Estados Unidos más que cualquier otro", y al presidente Obama.

Los Oscar son una broma, casi tanto como nuestro presidente. ¡Tantas cosas mal!

Trump to host #Oscars? #TrumpVlog

Una publicación compartida de Donald J. Trump (@realdonaldtrump) el

¿Trump como presentador de los Oscar?

Los Oscar fueron una gran noche para México y por qué no. Están separando EE UU más que cualquier otro país.

Poned el glamour, la belleza y el misterio de vuelta en los Oscar y las audiencias resurgirán. También, y más importante, los Oscar necesitan credibilidad.

Los Oscar pueden aprender mucho del certamen de Miss Universo.

Os dije que los Oscar eran horrible, malas pintas y mal talento, y entre las peores audiencias de la historia.

Toda la cobertura de los Oscar 2017

La guerra abierta de Trump contra los Oscar en Twitter
EFE

Noticias, reportajes, entrevistas, quinielas, curiosidades, análisis... toda la información para conocer las claves de los premios de la Academia de Hollywood.

Y esa noche, sigue con nosotros el evento, desde la alfrombra roja hasta que se entregue el último premio, a través del Especial, la home de EL PAÍS, y nuestras cuentas de Twitter y Facebook.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información