Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Historia de dos fracasos

A veces el tono elegido para contar una historia puede acabar derrumbándola. Y aquí se suma la falta de talento del director

OPERACIÓN ANTHROPOID

Dirección: Sean Ellis.

Intérpretes: Jamie Dornan, Cillian Murphy, Charlotte Le Bon, Toby Jones.

Género: bélico. Reino Unido, 2016.

Duración: 120 minutos.

A veces el tono elegido para contar una historia puede acabar derrumbándola. También la falta de talento del director, pero eso es más irremediable que errar en el punto de partida. La operación Antropoide, el plan para atentar contra el nazi Reinhard Heydrich, conocido como El carnicero de Praga y uno de los artífices de la Solución Final, durante la II Guerra Mundial, puede ser muchas cosas pero en modo alguno una acción épica. Justo el discurso tonal que ha escogido Sean Ellis para Operación Anthropoid, película británica de apariencia académica, en la que solo hay que fijarse un poco en la puesta en escena para colegir que en realidad tiene poco de funcional, y aún menos de clásica, y sí mucho de pedestre.

Lleno de recovecos morales, de disparates estratégicos y de errores en la ejecución, el atentado contra Heydrich está contado por Ellis y su coguionista, Anthony Frewin, con el ardor del triunfo, sin claroscuros, pasando de soslayo por las consecuencias en el resto de la población, y acudiendo en sus tramas paralelas a una innecesaria textura melodramática que, de todos modos, junto al carisma de los intérpretes, casi se convierte en lo más salvable de la película: esa relación emocional que se establece entre los dos comandos encargados de la operación y las dos mujeres de la resistencia checa. Porque de la labor de Ellis, que igual cree que la clave para la puesta en escena de una secuencia de acción consiste en mover la cámara de izquierda a derecha, tosca y repetidamente, como un aprendiz, solo surgen adjetivos calificativos poco edificantes.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información