Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las claves de ‘Rogue One’

Once pistas sobre la nueva entrega de universo Star Wars, que llega a los cines el jueves, sin desvelar ningún ‘spoiler’

Star Wars
La Estrella de la Muerte, en 'Rogue One'.

Empoderamiento femenino. Kathleen Kennedy dirige LucasFilms con inteligencia y habilidad. En la última Convención Star Wars, en Londres, Kennedy salió al escenario rodeada de sus consejeras en este viaje. Si en El despertar de la Fuerza, Rey (Daisy Ridley) impulsaba la trama, en Rogue One es Jyn Erso (Felicity Jones) quien, por familia y por carácter, lidera la acción. Más aún, Rogue One empieza y acaba con personajes femeninos. Llega la normalización a Star Wars.

Ganchos al universo Star Wars. Al ser el primer spin-off de Star Wars, Rogue One está llena de ganchos con la saga, con su trama principal. En dos sentidos: para que todos los argumentos y personajes encajen y nada chirríe con lo previamente visto, y para que los seguidores vean llenas las lagunas y respondidas las preguntas que podían plantearse tras La guerra de las galaxias: una nueva esperanza (Episodio IV) -por poner todo el título-. Bail Organa (Jimmy Smits) y algún personaje más (que es mejor no destripar) sirven de conexión con títulos precedentes. Por cierto, la aparición del senador Organa desmiente ese rumor que asegura que los personajes de la trilogía Anakyn (vamos, la primera en la línea temporal de Star Wars) no podían aparecer en estas porque son propiedad de Fox y ahora LucasFilms pertenece a Disney. O era falso o ha habido una estupenda negociación.

Nostalgia. Recordemos que esta película nace de una frase de La guerra de las galaxias, así que efectivamente juega con la carta de la nostalgia sin ningún remilgo. Tanto, que hay que estar atentos a tres cameos, uno de ellos con un personaje reconstruido digitalmente, que sirven para que los fans babeen. Y sí, visto el primer pase, caen rendidos. Como cuando aparece Saw Gerrera (Forest Whitaker), un guerrero que nació en la quinta temporada de la serie Star Wars Clone Wars. Es el primer personaje -en esta saga- de animación que deviene en carne y hueso.

Darth Vader, en 'Rogue One'. ampliar foto
Darth Vader, en 'Rogue One'.

Cuidado visual. La acción transcurre justo antes de La guerra de las galaxias y cinco años después de la serie Star Wars Rebels. Eso quiere decir que no hay sitio para mucha experimentación visual. Los pilotos llevan aquellos bigotitos y patillas, hoy desfasados, de La guerra de las galaxias, y todo el diseño artístico se fundamenta en aquel filme, con lo que vuelven los setenta en moda y arquitectura. De lo mejor de Rogue One.

El acento mexicano. Diego Luna no se ha cortado, y le da a su inglés cierto tono latino. Los dos actores chinos, Donnie Yen y Jiang Wen, no se atreven a tanto. En realidad, Jiang Wen habla muy muy poco inglés, así que no estaba para detalles.

Peter Cushing, el invitado digital. Hay dos invitados de lujo reconstruidos digitalmente en Rogue One. Uno de ellos es Grand Moff Tarkin, encarnado por Peter Cushing, al que ya hemos visto anunciado en los tráileres. En Rogue One tenía que aparecer, obviamente, ya que tiene directa relación con el emperador y la Estrella de la Muerte. Cushing ha resucitado gracias a la magia digital, y nos quitamos el sombrero: incluso muerto es el mejor.

La Fuerza, ¿sí o no? Sí, la Fuerza aparece en la película. Pero no, no en su mejor vertiente. Darth Vader la usa de un modo clásico. Sin embargo, el gran hallazgo de Rogue One es Chirrut Îmwe, al que da vida Donnie Yen, un ciego iluminado que habla todo el rato de la Fuerza para desesperación de quienes le rodean. Al final, descubrimos que...

Donnie Yen, en 'Rogue One'. ampliar foto
Donnie Yen, en 'Rogue One'.

Tony Gilroy, el director en la sombra. Coguionista de Rogue One, el hombre detrás de los guiones de la saga Bourne y director de Michael Clayton ha sido el responsable del rodaje de las tomas nuevas. Y han sido bastantes, a tenor de los planos que se ven en los tráilers y que no aparecen en la película. ¿Cuánto hay de Gareth Edwards en la dirección? Nunca sabremos. En la sombra también están John Knoll, el supervisor de los efectos especiales autor de la idea inicial con la que se construyó el guion de Rogue One, y John Gilroy, montador del filme... y hermano de Tony.

Vietnam. Rebeldes contra un Imperio, playas de finas arenas y palmeras en llamas... En la promoción los actores recalcaban la importancia como referencia de Los cañones del Navarone, aunque uno no deja de pensar en todas las películas sobre la guerra de Vietnam.

Rodaje de 'Rogue One'. ampliar foto
Rodaje de 'Rogue One'.

Cuidadosos 3D y banda sonora. Es la primera banda sonora de las películas de Star Wars que no compone John Williams, y en esta ocasión se hace cargo de la partitura Michael Giacchino, que se encarga de esa labor en las películas de Pixar (es impresionante su música de Los increíbles), y en las nuevas Star Trek. En cuanto al 3D, sencillamente perfecto.

Es de Star Wars, pero... Al inicio de la película un detalle recuerda que efectivamente la película pertenece al mundo Star Wars, y otro -sorprendente- deja claro que es un spin-off y no entra en la saga principal. Las cosas, claras.

Más información