EN POCAS PALABRAS

Juan Jacinto Muñoz Rengel: “No termino cuatro de cada cinco libros”

Autor de 'El asesino hipocondríaco', sorprende ahora con 'El gran imaginador', una novela llena de homenajes literarios

Ilustración: Setanta
Ilustración: Setanta

Juan Jacinto Muñoz Rengel (Málaga, 1974), autor de El asesino hipocondríaco, sorprende ahora con El gran imaginador, una novela llena de fantasía, humor y homenajes literarios.

—¿Qué libro le hizo querer ser escritor?

El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde, de R. L. Stevenson, por escoger uno.

—¿Y cuál ha sido el último que le ha gustado?

Las cosas que perdimos en el fuego de Mariana Enriquez, Distancia de rescate de Samanta Schweblin y Subsuelo de Marcelo Luján.

—¿Qué libro no terminó?

­—No termino cuatro de cada cinco libros que comienzo. Hay poco tiempo y mucho por leer.

—¿Qué libro ajeno le habría gustado escribir?

—Muchísimos. La invención de Morel, de Bioy Casares, o Matadero cinco, de Vonnegut. O cualquier cuento de Borges.

—Si “Gran Imaginador” fuese un título nobiliario, ¿a qué autor vivo se lo daría?

—La mayoría de los grandes imaginadores ya no están con nosotros (Borges, Cortázar, Lem, Bradbury, Dick, Ballard, Vonnegut, Calvino, Buzzati, Eco o Matute). Probablemente se lo daría a Ursula K. Le Guin.

—¿Con qué libro convencería de las bondades de la literatura fantástica a un realista?

—Empezaría por Mi hermana Elba y Los altillos de Brumal de Cristina Fernández Cubas.

—De no ser escritor le habría gustado ser...

—Si pudiera elegir época, me habría gustado ser explorador.

—¿Qué suceso histórico admira más?

—La toma de la Bastilla.

—¿Cuál es la película que más veces ha visto?

2001: Una odisea del espacio, Braveheart, La invasión de los ultracuerpos.

—Si tuviese que usar una canción o una pieza musical como autorretrato, ¿cuál sería?

—Que me perdonen los músicos, pero prefiero el silencio.

—¿Qué encargo no aceptaría jamás?

—Escribir cualquier libro que no sea el que quiero escribir.

—¿Qué está socialmente sobrevalorado?

—La sinceridad mal entendida. Y el premio Planeta, claro.

—¿A quién le daría el próximo premio Nobel de literatura?

—A Don DeLillo antes que a Philip Roth. O, por apostar por un candidato menos recurrente, a Mircea Cartarescu.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50