Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cine español asusta en inglés

Cuatro películas de producción nacional y habladas en anglosajón se proyectan en el primer día del certamen favorito de los amantes del fantástico y el terror

Festival de Sitges
Rachel Nichols, en 'Inside'.

Desde hace años, el festival de cine de Sitges, que arranca hoy, viernes, su 49ª edición, inicia su andadura en la sección oficial con una producción española. En esta ocasión el honor ha recaído en Inside, de Miguel Ángel Vivas, una versión algo más limpia de la sucia y turbadora Al interior (2007), de Julien Maury y Alexandre Bustillo, un filme francés de terror que tras su paso por Cannes logró en el certamen catalán el premio al mejor filme europeo. El sevillano Vivas también sabe poner los pelos de punta: su carta de presentación, Secuestrados, su segundo filme, mostraba en todo su esplendor la lucha entre una familia recién mudada a un chalé y una banda de ladrones albaneses. Sin descanso, en 12 planos secuencia y sin torpezas. Ahora afronta un remake con buenos guionistas detrás, Jaume Balagueró y Manu Díez, y con la producción de Nostromo, es decir Adrián Guerra y Núria Valls, quienes le ofrecieron el proyecto.

En Inside, Vivas rueda de nuevo en inglés, tras Extinction (2015), para contar aquella historia francesa, la de una mujer completamente sola a punto de ser madre que tiene que defenderse de una desconocida que entra en su casa para arrebatarle su nonato. Si en su momento la pareja la componían Alysson Paradis y la desasosegante Béatrice Dalle, ahora el enfrentamiento se dirime entre Rachel Nichols y Laura Harring. A Vivas la original le pareció "sugerente". "Jugaba a pasar de ser una película carpenteriana a un gran guiñol", contó esta mañana ante la prensa. En el guion se añadió una vuelta de tuerca que no estaba en la original, y que acrecienta una indefensión a su protagonista: su sordera. "Y sirve para explicar hechos del pasado", dice su director, para quien la mayor diferencia entre las dos películas está en el tono.

Para Vivas, el género del terror "es el más puro que existe". "Solo dos géneros se definen por lo que provoca en el espectador: la comedia y el terror, y en este hay una comunión absoluta entre protagonista y espectador". De ahí que en su cine tienda a referirse a la familia, al hogar y a qué elementos externos quieren destrozarlo. "Si Extinction hablaba de los peligros de la paternidad, esta trata sobre mujeres, y no solo con mujeres. De ahí que funcione tan bien su propuesta: una mujer embarazada con sus miedos y sus dudas sobre si será buena madre se defiende de la amenaza de otra mujer que quiere quitarle el bebé".

El director Miguel Ángel Vivas y la actriz Rachel Nichols, en la presentación de 'Inside', hoy viernes en el festival de Sitges.
El director Miguel Ángel Vivas y la actriz Rachel Nichols, en la presentación de 'Inside', hoy viernes en el festival de Sitges. EFE

En la concepción de Inside hay dos apuestas claras: está pensada "como si fuera un tercer acto, un clímax; no se detiene nunca y se van incorporando nuevas cosas", y quiere llegar, según su productor, Adrián Guerra, "al gran público de las multisalas, abandonando el tono de la película original, que era muy de nicho".

Sitges recoge más propuestas españolas en su inauguración, y todas en inglés, para llegar rápidamente a más mercados. Aunque la proyección oficial de Proyecto Lázaro se realizará mañana, sábado, su director, el también guionista Mateo Gil ha estado hoy presentando este thriller sobre el primer hombre congelado y resucitado, una trama que esconde una historia de amor.

Además, las dos películas españolas que salieron catapultadas del pasado mercado de Toronto. Por un lado, el estreno comercial más potente de la semana, Un monstruo viene a verme, que ha traído a Juan Antonio Bayona al festival al que acudió por primera vez con 14 años. Ante 1.200 estudiantes de secundaria, con los que se ha hecho un gigantesco selfie, el autor ha comentado que hizo este drama "para ayudar a los más jóvenes a enfrentar los miedos y los obstáculos de la vida", y para que entiendan "el lado oscuro de la vida; la he hecho para vosotros".

También se proyectó Colossal, de Nacho Vigalondo, que ha rodado con Anne Hathaway una alegoría sobre el empoderamiento de la mujer a través del género kaiju (películas de monstruos). Curiosamente, el inglés es el idioma predominante de las producciones españolas en la Sección Oficial, donde solo se escucha español... en las películas mexicanas.

Más información