Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juicio a las ‘tarjetas black’ en el teatro

La obra 'Hazte banquero' desentraña el ‘caso Bankia’ con conversaciones textuales extraídas de los correos de Blesa

Simona Levi conoce de memoria los casi 8.000 correos que escribió Miguel Blesa los últimos nueve años de su mandato (2000-2009) como presidente de la extinta Caja Madrid (hoy Bankia). Incluso es capaz de recitar de carrerilla cerca de 500: los que contienen información de interés público o relevante para los juicios del caso Bankia. Levi ha escudriñado estos mensajes, filtrados en 2013 por una fuente anónima a la plataforma Xnet (una especie de Wikileaks español), para construir una obra de teatro sobre la corrupción. “Ahí se habla de todo: las tarjetas black, las preferentes, la vida de lujo de los directivos en medio de la crisis, los amaños con los políticos, la salida a Bolsa, la Gürtel, Gescartera… No hay un material mejor para mostrar cómo funcionan las cloacas del poder”, explica la autora y directora.

Una escena de la obra 'Hazte banquero'. ATLAS

La obra, titulada Hazte banquero, se estrenó en verano en el festival Grec de Barcelona y la próxima semana se representará en el teatro Fernán Gómez de Madrid, en pleno juicio por las tarjetas black de Caja Madrid. Por el escenario desfilan buena parte de los 65 imputados que estos días se sientan en el banquillo de la Audiencia Nacional por gastar 12 millones de euros sin justificar con esas tarjetas, con Miguel Blesa y Rodrigo Rato a la cabeza. Pero también aparecen otros nombres que tenían relación con la entidad en esos años. Empresarios, dirigentes de partidos, miembros del Gobierno, cargos públicos, inversores: la élite económica y política del país.

Tres actores van dando vida a todos esos personajes a medida que aparecen en la correspondencia de Blesa. “No he intentado imitarles ni caracterizar a los actores para que se parezcan a ellos. Esto no es una parodia ni un linchamiento personal. Sus palabras textuales bastan para definirles”, asegura la directora. A veces esas conversaciones resultan tan increíbles que en varios momentos de la obra se recuerda que todo lo que se dice es literal.

Pero la obra no trata solo de los correos de Blesa. “En realidad, mi objetivo desde el principio fue contar otra historia mucho menos conocida que esa correspondencia que ha publicado en toda la prensa: la historia de cómo un grupo de personas corrientes logramos llevar a juicio a unos banqueros deshonestos”, aclara la directora.

Un documental para una catarsis

Hazte banquero se define como teatro documental o de datos: utiliza cifras, gráficos, decenas de correos electrónicos y material documental para representar hechos reales. Fueron muchas horas de trabajo las que empleó Simona Levi, ayudada por Sergio Salgado, para cribar los 8.000 correos de Blesa y poner en orden toda la información. "La primera versión de la obra duraba cinco horas. Era imposible que alguien nos programara eso. Tuvimos que volver a sentarnos para reducirla a hora y media”, explica la directora.

Pero no es la primera vez que Levi hace algo así. Sus últimos trabajos artísticos han consistido en transformar textos legislativos (textuales) en comedias satíricas. Entre ellos, las leyes de seguridad ciudadana y propiedad intelectual. “Soy directora teatral y activista, ambas cosas de forma inseparable. Para mí solo tiene sentido hacer arte que sea capaz de transformar de forma profunda a las personas. Lo que en teatro se conoce como catarsis. No dudo de que con otro tipo de géneros teatrales se pueda conseguir eso, pero en mi caso intento lograrlo con textos de la realidad más cercana al espectador”, afirma. El impacto de Hazte banquero es inmediato: el público sale con unas ganas tremendas de luchar contra la corrupción.

Esa historia empezó en mayo de 2012 durante la celebración el primer aniversario del 15-M en Barcelona. Allí se lanzó la plataforma 15MpaRato, de la que forma parte Simona Levi, con un objetivo: reunir pruebas para presentar una querella judicial contra los directivos de Caja Madrid y Bankia. Para ello se habilitaron buzones anónimos en plataformas como Xnet. “Fue increíble. Pensábamos que íbamos a tardar un año en conseguir esas pruebas, pero en un mes teníamos suficientes: preferentistas, accionistas, documentos…”, cuenta Levi.

Más increíble todavía fue conseguir en un día, a través de una cuestación, los 20.000 euros que necesitaban para ir a juicio. El 14 de junio presentaron la demanda contra 33 directivos y consejeros políticos de Caja Madrid. El juez Fernando Andreu la admitió a trámite. Así empezó el caso Bankia. “Eso sí que fue ya realmente increíble. ¡Nunca pensamos que pudiera ser tan rápido y tan fácil!”, recuerda la directora aún con asombro. La apoteosis llegó en diciembre de 2013 al buzón de Xnet: eran los correos de Blesa. En ellos está todo.

El título Hazte banquero hace referencia a la campaña publicitaria que lanzó Bankia en 2011 antes de su salida a Bolsa para animar a los ciudadanos a comprar acciones. En pocos meses, su valor se desplomó y los pequeños ahorradores perdieron su inversión. “Es un momento simbólico. El episodio final de una sucesión de engaños que están en el origen de la crisis que ha vivido este país. Queremos demostrar que la corrupción es más fácil de identificar de lo que parece. No es un concepto abstracto, se puede combatir porque tiene nombres y apellidos”, afirma Levi.