Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ‘Mascotas’ se adueñan de la animación

Chris Meledandri, el responsable de 'Gru' y 'Los Minions', arrasa en la taquilla con su nueva película y planta cara a Pixar con su estudio Illumination

Chris Meledandri dista mucho de ser un John Lasseter, más dado en el vestir a la formalidad aburrida de una chaqueta azul que a las floridas camisas hawaianas que propone la cabeza visible de los estudios Pixar. Tampoco tiene la intensidad para los negocios que exuda a simple vista un Jeffrey Katzenberg, socio fundador de DreamWorks Animation. Sin embargo este ejecutivo de 57 años (Nueva York, 1959) y aspecto campechano que de pequeño prefería las películas de Federico Fellini, Woody Allen o Stanley Kubrick a Blancanieves, Bambi o 101 Dálmatas es el Walt Disney del nuevo milenio. El nuevo rey de la animación gracias a su estudio, Illumination, con el que en menos de ocho años ha acuñado éxitos como Gru mi villano favorito (2010) y los omnipresentes Minions (2015). Ahora su último largo, Mascotas, que llegó el viernes a España, ha marcado un hito en la taquilla estadounidense como el mejor estreno de la historia para una película de animación original, centrada en la vida de los animales domésticos puertas adentro. ¿El secreto de su éxito? “Un toque de irreverencia a la hora de contar historias fuera de lo común con un grupo de insurgentes, de artistas internacionales, en un proceso de producción rápido en el que prima la comunicación y el talento”, resume a EL PAÍS este ejecutivo que nunca tuvo una enseñanza formal en cine o en animación pero que trabajó a la sombra de Peter Chernin, uno de los grandes popes de la industria, cuando este estuvo al frente de los estudios Fox.

Su secreto incluye algo más. Illumination es un estudio internacional con sede en Francia, país que como reconoce Meledandri le ofreció buenas ventajas fiscales además de una “amplia comunidad de artistas de animación por ordenador en un momento en el que existía una gran competencia en EE UU”. De hecho Illumination podría haber sido Iluminación dados los lazos entre Meledandri y el animador Sergio Pablos, autor de la idea original en la que se basó Gru, mi villano favorito. “Fue mi epifanía: la idea de un español, con un director estadounidense y otro francés (Chris Renaud y Pierre Coffin, respectivamente) y un estudio internacional con el que resolver historias no necesariamente a base de diálogo, como resolvemos las cosas en EE UU, sino contando con el lenguaje visual como medio”, recuerda de la génesis del estudio. Una idea que no trasplantó a España porque como subraya ahora, en aquel momento no existía la capacidad para hacerlo posible en nuestro país.

A juzgar por el éxito de las películas de Illumination en la taquilla (Mascotas lleva cerca de 360 millones de euros recaudados en todo el mundo), al público le gusta esta apuesta estética más cercana a las comedias de Buster Keaton o The Three Stooges que al universo Disney. Y en Hollywood besan el suelo por donde pisa Meledandri, capaz de generar dos franquicias taquilleras (Mascotas ha anunciado su segunda parte para 2018) en menos de una década. De ahí que su nombre esté ahora al frente no solo de Illumination sino de la aventura animada en la que se han metido los estudios Universal tras la compra de DreamWorks Animation por 3.700 millones de euros. “Mi título todavía no está definido porque aunque estuve enterado de la compra no fui su arquitecto”, explica de su nuevo empleo, probablemente similar a la posición que ocupó un Lasseter cuando Pixar pasó a operar bajo el buque insignia de Disney. “Les debo a Lasseter y Katzenberg el puesto que ocupo. Ellos se encargaron de revitalizar la animación, de reenganchar a la audiencia y ser pioneros en este nuevo medio”, explica rindiéndose ante sus predecesores animados.

Risas y millones

Mascotas ha logrado el mejor estreno de la historia de EE UU para un filme de animación original, con unos 93 millones de euros recaudados en su primer fin de semana, según datos de la web Box Office Mojo.

Hasta la fecha, la película ha ingresado 365 millones en todo el mundo. 

El estudio Illumination logró su mejor resultado con Los Minions, que ingresó 1.042 millones y es la segunda película de animación más taquillera de siempre, tras Frozen.

Gru, mi villano favorito 2, el anterior filme de la compañía, ingresó 872 millones, mientras que la primera entrega, Gru, mi villano favorito, se quedó en 488 millones.

Otra de las razones de su éxito es su precio. En una industria que habla en dólares Meledandri produce éxitos a mitad de precio. Mientras que una producción de DreamWorks ronda los 135 millones de euros y las de Pixar llegan a una media de 180 millones de euro de presupuesto, Mascotas ha salido por unos 67 millones de euros, la película más cara de Illumination hasta la fecha. “Entre nuestros rivales es habitual ver cómo cambian de director y empiezan de nuevo con la película, un proceso que les lleva tres y cuatro años”, apunta como razón del despilfarro alguien que produce en la mitad de tiempo. “Porque cuando tienes éxito es muy tentador buscar cómo repetirlo cuando lo que tienes que buscar es el arte, el talento que te ha llevado hasta allí”, habla del proceso de producción que domina en este estudio francés que dirige desde su otra base en Los Ángeles. Un proceso que este año estrenará un segundo largometraje, Sing, en 2017 llegará la tercera parte de Gru y para el 2018 están anunciadas una nueva versión animada de The Grinch y Mascotas 2. “Fue demasiado divertido trabajar en esta película donde todos trajimos a la mesa tantas anécdotas de nuestras mascotas que no hubo sitio para todas”, resume divertido apuntando al germen de esta secuela.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información