SANFERMINES

Las personas mayores, los grandes beneficiarios de la Feria del Toro

Los toros pagan el 30% del presupuesto de la Casa de Misericordia, que acoge a 530 ancianos

La Casa de Misericordia de Pamplona es una residencia que acoge a 530 ancianos; fue fundada hace tres siglos por el ayuntamiento de la capital, pero es una entidad jurídica privada, dirigida por una junta de gobierno, formada por dieciséis vecinos y cuatro concejales, y que preside el alcalde sin funciones ejecutivas.

El 70 por ciento de su presupuesto se cubre con las pensiones de los residentes, pero el 30 por ciento restante corre a cargo de los toros que se lidian en San Fermín.

Así ocurre desde 1922, cuando la Meca -como se la conoce en Navarra- construyó la actual plaza de toros por decisión del municipio, que no contaba con financiación propia para la obra. Desde entonces, la Casa de Misericordia es la responsable de todos los eventos taurinos que se celebran en Pamplona, desde las corridas de toros a los encierros.

De todos ellos, las primeras dejan suculentos beneficios y un importante déficit las carreras matinales.

Así lo cuenta Mariano Pascal, uno de los cinco miembros de la Comisión Taurina de la Casa. “Nosotros pagamos el vallado, los cabestros, el mantenimiento de los corrales del Gas y de Santo Domingo, los pastores, carpinteros y a todo el personal que trabaja en los encierros, y los gastos superan a los ingresos por entradas para ver los toros en los corrales o en la plaza al final del encierro”.

TVE no aporta nada por la retransmisión de los encierros matinales, pero sí Movistar Plus por las corridas, y que, en palabras de Pascal, “es un ingreso fantástico”.

Pero la partida más importante es la que procede del abono de la plaza, que cuenta con un aforo de 19.721 localidades, de las cuales están abonadas unas 17.000, que se renuevan cada año en un 99 por ciento, y que pasan de padres a hijos como una tradición arraigada en la sociedad pamplonesa.

“No todos los días se cuelga el cartel de no hay billetes”, indica Pascal, “de hecho, sobraron entradas en la novillada y en el espectáculo de rejoneo, pero los llenos suponen una garantía fundamental para el cumplimiento de nuestros objetivos”.

La Comisión Taurina se encarga de la contratación de toros y toreros. Para los primeros cuenta con la colaboración del veterinario sevillano Miguel Criado quien, de acuerdo con la Meca, visita ganaderías y propone nombres.

“La primera norma es que repitan los hierros triunfadores”, recalca Pascal, “y la condición previa es que los ganaderos tengan toros para Pamplona, es decir, con el trapío que aquí exigimos; después, la Comisión hace una visita rápida al campo y se cierran los acuerdos”.

De hecho, los responsables de la Meca viajan cada año a la Feria de Abril para ver toreros y visitar ganaderías, y los toros de San Isidro los ven por televisión “porque no podemos abandonar por tanto tiempo nuestras ocupaciones”.

¿Y los toreros? “Procuramos, primero, que vuelvan los triunfadores, y, a continuación, contactamos con las figuras y con aquellos jóvenes que pueden funcionar con el toro de Pamplona”, explica Pascal. “Nos fijamos en los chavales nuevos y debatimos ampliamente sobre su capacidad para figurar en los carteles, para evitar en lo posible que puedan estrellarse con estos toros”.

Sea como fuere, la Feria del Toro es rentable, aunque las cuentas no se hacen públicas para desagradable sorpresa de algunos abonados. “Esa es una buena cuestión”, asegura Pascal, “las cuentas están auditadas por el Ayuntamiento, y no se dan a conocer, quizá, por discreción, porque hay tantos empresarios taurinos que lo pasan mal, que pudiera parecer ostentoso por nuestra parte”.

No entra Mariano Pascal a debatir la creencia general de que los toreros cobran más en esta plaza que en cualquier otra feria. “No sabemos lo que les pagan en otras ferias, pero aquí, al menos, se cobra con puntualidad”.

Y no tiene una respuesta clara sobre la ausencia de Diego Ventura de esta feria tras 18 años de alternativa: “La corrida del rejoneo la generó Pablo Hermoso de Mendoza y se considera como un espectáculo con un gran componente local”, afirma; “pero puedo asegurar que no hay veto alguno por parte del rejoneador navarro; sencillamente, es que este asunto no se ha planteado”.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS