El Ballet Nacional de España convoca una huelga en contra de sus contratos temporales

33 de los 43 bailarines del conjunto se suman a los paros, que arrancarán el 18 de junio El INAEM ve "inviable" su contratación indefinida y lamenta que la fecha coincide con el estreno del nuevo espectáculo

'Sorolla', un espectáculo del BNE.
'Sorolla', un espectáculo del BNE.

Los bailarines y músicos del Ballet Nacional de España (BNE) constituidos en Comité de Huelga han convocado paros a partir del próximo día 18, cuando está previsto el estreno de su nuevo espectáculo, Homenaje a Antonio Ruiz Soler, en protesta por la forma actual de sus contratos.

El Comité de Huelga del BNE señala en un comunicado que convocan los paros "ante la negativa" del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM) a reconocer "la naturaleza indefinida" de sus contratos que, afirman, se encuentran en la actualidad "en fraude de ley", y su falta de "compromiso" para subsanarlo.

"Nos entristece tener que llegar a esta situación por la falta de sensibilidad del Inaem hacia los artistas del Ballet Nacional de España, encontrándonos en una situación desalentadora, en la que solo luchamos por los derechos que nos corresponden", añaden.

Uno de los bailarines y portavoz del comité de huelga, Ángel Manarre, ha declarado a Efe que se han sumado a la convocatoria 33 de los 42 bailarines del BNE —cuatro de ellos están fuera de convenio y no les afecta el conflicto— más cinco músicos.

El INAEM sin embargo ha afirmado en un comunicado que ve "inviable" que los bailarines pasen a tener un contrato indefinido y subraya que los paros que hacen peligrar el estreno del próximo 18 de junio en la Zarzuela "no cumplen" con la legalidad establecida. La institución sostiene que las huelgas —previstos para el 18, 19, 25 y 26 de junio, y el 2 y 3 de julio— no cumplen el plazo mínimo de preaviso al empresario, en el caso de servicios públicos de cualquier clase, es de 10 días naturales que se computan desde que los trabajadores comunican la celebración de la huelga.

Representantes del INAEM y del comité de huelga del BNE se han reunido esta mañana en la sede de ese organismo sin que hayan alcanzado un acuerdo que pudiera frenar el paro. En un comunicado posterior, el INAEM, que afirma que el Comité de Empresa del BNE "no ha apoyado" la convocatoria de paros, subraya que la "única" vía para contratar personal indefinido en la Administración General del Estado es a través de la Oferta de Empleo Público, "previa prueba de acceso" y que los bailarines pretenden alcanzar esa condición "sin pasar por convocatoria pública ni prueba de acceso previa".

Los artistas en cambio lamentan que su contrato es, desde 1995, temporal y se renueva cada mes de septiembre siempre que el director artístico así lo considere, pero eso, asegura Manarre, es "claro fraude de ley" porque hay bailarines que llevan en esa situación 14 años. "El INAEM, consciente de ello y de que ya han ganado dos compañeros su demanda ante Magistratura, nos propuso el pasado mes de abril, antes de la gira por China, un cambio", apunta. El "cambio", resume, es que firmen un contrato de tres años y que, cumplido ese tiempo, se renueve al completo la compañía.

El actual director artístico del BNE, Antonio Najarro, concluiría su trabajo este mes de septiembre pero, tal y como contempla su contrato, su vinculación podría ampliarse en tres años más.

"El contrato temporal nos exime de todo derecho. No queremos ser fijos, sino tener un contrato indefinido, el que nos permitiría tener prestaciones si termina nuestra relación con el BNE", asegura este bailarín que recuerda que cobran entre 1.100 y 1.500 euros, y que el cuerpo de baile tiene una edad media de 28 años -aunque el principal tiene 42 años-.

En cualquier caso, "el INAEM tiene que encontrar alguna solución porque no pueden ser contratos temporales: ya ha habido ocho demandas en Magistratura", subraya. Los paros, que podrían llevar el estreno del día 18 al 22 de junio, están convocados, además, para el 19, 25 y 26 de junio, y 2 y 3 de julio.

Ya en 2014 se produjo un conflicto tanto con los profesionales del BNE como de la Compañía Nacional de Danza (CND) debido a una diferencia sobre la forma de abonar las horas extra. Los bailarines, músicos y técnicos están sujetos al llamado Convenio Único, que establece un horario rígido para todos ellos, de forma que cuando salen de gira o tienen actuaciones en Madrid -donde está su sede- todo lo que excede de su jornada se abona en horas extras. En aquel año, en el que se tuvieron que suspender varias de sus giras, se llegó a un acuerdo para que se compensara las horas que excedían de las 60 retribuibles con un complemento de productividad.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS