Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Bilbao es una apuesta innovadora”

El presidente de la Comisión Taurina espera que el público apoye las Corridas Generales

Las combinaciones de toros y toreros para las Corridas Generales de agosto en Bilbao ya se conocían desde hace unas semanas, pero ayer, jueves, se celebró la presentación oficial del cartel, obra del redactor jefe de Infografía de EL PAÍS, Tomás Ondarra, y se aprovechó para dar explicaciones de la confección de los festejos.

“Para este año hemos realizado una apuesta innovadora, que esperamos que tenga una gran acogida por el público y los aficionados, sobre todo los bilbaínos, pero también para quienes acuden a nuestra plaza desde diferentes lugares”, señaló Javier Aresti, presidente de la Comisión Taurina de la Junta Administrativa de la Plaza de Toros de Vista Alegre.

La feria presenta un rasgo novedoso, ya que junto a Diego Urdiales, triunfador en 2015, los jóvenes (Roca Rey, López Simón y José Garrido) son los únicos que repiten y, además, son los protagonistas del cartel del viernes, el día grande de las fiestas. “Estamos casi convencidos de que alguno de ellos saldrá claramente relanzado de Bilbao, donde es muy complicado triunfar”, afirmó Aresti antes de matizar su apreciación: “En Madrid, Sevilla o Pamplona siempre hay cuatro o cinco salidas en hombros; sin embargo, en Bilbao en los últimos 20 años solamente ha habido ocho Puertas Grandes, lo que realza el valor de triunfar en esta plaza”.

Las notables ausencias de toreros como Manzanares o Talavante también fueron motivo de explicación. “Se empeñaban solamente en torear la misma ganadería y no es posible; incluso Talavante se cayó el último día del cartel del domingo con los astados de Jandilla”, lamentó Aresti en referencia a que los diestros sólo deseaban acartelarse con el hierro de Garcigrande, para lo que se decantaron por Enrique Ponce y El Juli.

Debutó Manuel Martínez como representante de la empresa Chopera en la gerencia de la feria, y lo hizo con firmeza y con un claro mensaje: “Bilbao es una de las mejores ferias de la temporada y debemos darle continuidad, pero nuestro objetivo es también revitalizar la afición”. Para ello, la empresa ha rebajado un 10% el precio de algunas filas de los tendidos y mantiene el abono joven para menores de 26 años. “Debe ser un momento para relanzar la afición; estamos todavía valorando acciones que propicien un mayor ambiente”, explicó el joven representante de los Chopera.

La importancia del mano a mano entre Manuel Escribano y Paco Ureña con reses de Victorino Martín fue destacado por los rectores taurinos. “Son los triunfadores de Sevilla, en aquella recordada corrida del indulto de un toro de Victorino”, destacó Aresti, mientras que Manuel Martínez afrontó la ausencia del rejoneador Diego Ventura: “No hay sitio para todos. Cartagena fue el triunfador del año pasado y hay que dar oportunidades a la gente joven, por lo que Lea Vicens cuadra perfectamente en esta terna a caballo”.

La presencia de José Tomás en la vecina Donostia tan solo una semana antes ha levantado mucha expectación, pero deja a Bilbao en un segundo plano durante el mes de agosto. “No podemos entrar en las decisiones personales de los toreros; se ha hablado varias veces con él, pero se ha decantado por Illumbe y hay que respetarlo”, justificó la empresa, mientras que los miembros de la Junta bilbaína afirmaron que tarde o temprano vendrá a Vista Alegre, pero que condicionantes como la presencia de televisión es ahora mismo un factor determinante para la presencia del diestro de Galapagar.

Ahora, con los carteles en la calle y con la imagen preparada para la publicidad, es el momento de la promoción, por lo que hoy mismo organizadores y aficionados tienen previsto comenzar una serie de reuniones para estudiar la manera de que el apoyo de los aficionados sea unánime, desde la política de precios hasta la intensificación del ambiente durante la Semana Grande. “Es el espectáculo de paso por taquilla en las fiestas que más gente mueve. Por la plaza de Vista Alegre pasan 80.000 personas pagando y dejan dinero en la ciudad. Hay que pensar que el impacto económico en la ciudad es muy grande durante esa semana, por lo que nuestro compromiso es seguir invirtiendo en la afición”, concluyó el nuevo representante de la casa Chopera en Bilbao.