Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Razones para desear un Ariel

FilminLatino presenta algunas cintas nominadas al premio más importante del cine mexicano

Fotograma de 'Trémulo', de Roberto Fiesco.
Fotograma de 'Trémulo', de Roberto Fiesco.

Algunos utilizan su premio Ariel para detener una puerta en su casa o de pisapapeles en un escritorio. Otros adornan sus libreros o vitrinas para presumirlos a sus visitas. Algunos más lo colocan en estudios o en algún rincón privado para evocar en la intimidad ese momento triunfal en que lo recibieron y así recordar su pasión por el cine.

Y es que aunque tenga sus detractores, recibir un Ariel es lo mejor que puede pasar a la gente de cine en México. Es el premio de mayor importancia y trascendencia que se entrega anualmente, así como el Bafta en Inglaterra, el Goya en España, el César en Francia o el mismo Oscar en Estados Unidos.

'El Club', de Pablo Larraín, en FilminLatino

Razones para desear un Ariel

El Club, la exitosa película del chileno Pablo Larraín, podrá ser vista en línea a través de FilminLatino hasta las 19.00 horas (tiempo de México) de este viernes 27 de mayo. La película, sobre un grupo de exreligosos aislados en una casa de retiro, estuvo nominada a los Globos de Oro, recibió el premio del jurado en la Berlinale de 2015 y triunfó en los Premios Fénix de cine latinoamericano. Este sábado aspira a recibir el Ariel a Mejor Película Iberoamericana.

El Ariel es un reconocimiento que instituyó la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) desde su fundación, en 1946, con el claro objetivo de distinguir a los cineastas de la industria mexicana.

El sábado 28 de mayo se realizará la 58 entrega del Ariel en el Auditorio Nacional. Vale la pena revalorar la importancia de este premio que tiene como punto de inspiración Ariel, el libro de José Enrique Rodó que celebra el heroísmo en la acción y el afán por la excelencia en el arte y, sobre todo, un canto al espíritu libre.

El artista Ignacio Asúnsolo elaboró la escultura del Ariel, que hoy se ubica dentro de los Estudios Churubusco. La distinción apuesta “por el cine como expresión del espíritu, como séptimo arte, por encima de las limitaciones materiales o las presiones del mercado”.

En este momento donde el cine mexicano goza de una buena salud –el año pasado se hicieron más de 140 películas—la Academia busca promover con el Ariel el cine mexicano. En esta acción por lograr que las cintas mexicanas tengan un mayor alcance, FilminLatino elaboró un canal dedicado a este premio con más de 90 títulos que triunfaron en otros años.

La plataforma también ha puesto al alcance de cualquier usuario del país el bloque Rumbo al Ariel, integrado por 13 títulos de largometraje ficción, animación, documental o cortos que están nominados este año, los cuales estarán disponibles hasta el 29 de mayo.

Como toda premiación, el Ariel no está exento de polémica por las decisiones de quien gana o pierde. Lo fundamental es sumar a la iniciativa que tiene como objetivo despertar un mayor interés por el cine mexicano de hoy.

Cortometrajes

El buzo, de Esteban Arrangoiz

Trémulo, de Roberto Fiesco

La teta de Botero, de Humberto Busto

Muchacho en la barra se masturba con rabia y osadía, de Julián Hernández

Los ases del corral, de Irving Sevilla

Tres variaciones de Ofelia, de Paulo Riqué

Malva, de Lucero Sánchez Novaro

Largometrajes

La increíble historia del niño de piedra, de Pablo Aldrete, Miguel Bonilla, Jaime Romandía y Miguel Ángel Uriegas

Familia gang, de Armando Casas

Tiempo suspendido, de Natalia Bruschtein

El americano, de Ricardo Arnaiz.