Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

San Sebastián quiere ser “punto de encuentro” de la fiesta del cine

El festival de cine donostiarra dedicará un ciclo especial a filmes sobre la violencia en el mundo

José Luis Rebordinos posa este jueves con el cartel de la Sección Oficial del Zinemaldia 2016.
José Luis Rebordinos posa este jueves con el cartel de la Sección Oficial del Zinemaldia 2016.

Los conflictos políticos abiertos en el mundo tendrán una presencia firme en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián que se celebrará del 16 al 24 de septiembre próximos. Será una edición que contará con un apartado especial que ofrecerá una selección de películas que analizan las situaciones de violencia que se dan en muchos países y que, casi con seguridad, incluirá en su Sección Oficial cintas de este corte. El equipo de selección del Zinemaldia está viendo "mucho cine sobre problemáticas del mundo", asegura su director, José Luis Rebordinos, porque "los festivales tienen que reflejar lo que pasa en el mundo".

El Zinemaldia ha presentado este jueves la imagen de su próxima edición, un cartel "colorista, vivo y elegante" que representa a 16 figuras humanas (no puede ser casual la elección de su número para hacerla coincidir con el año de la capitalidad cultural en 2016) que corren en dirección al 64, el número que refleja las ediciones que cumplirá en septiembre. Son personajes creados por el diseñador Jorge Elósegui, del Estudio Primo, ganador del concurso en el que han participado 10 gabinetes de diseño, todos ellos de España, que habían sido previamente seleccionados por la dirección del festival.

Cartel anunciador de la sección abierta Zabaltegi.
Cartel anunciador de la sección abierta Zabaltegi.

"El cartel habla del Zinemaldia como un punto de encuentro tanto para profesionales de la industria [cinematográfica] como periodistas y espectadores", ha explicado Elósegui. Rebordinos ha destacado que la imagen de este año refleja la idea de "¡todo el mundo al festival!" y concibe la cita donostiarra como "una fiesta del cine que invita a la reflexión".

El Festival de Cine de San Sebastián ya tiene cerradas tres películas de la Sección Oficial -una de ellas irá a competición- y una veintena en total que se pasarán en el resto de apartados del certamen. Con algo más de retraso que el año pasado -por estas fechas había firmado 6-7 cintas-, espera ir sumando títulos a partir de finales de este mes, una vez que finalice el certamen de Cannes, adonde tienen previsto acudir la próxima semana Rebordinos y parte de su equipo.

Con un presupuesto algo superior a los 7,5 millones de euros, el Zinemaldia también ha puesto en marcha la maquinaria para fichar a las estrellas que desfilarán por su alfombra roja en septiembre. No hay todavía ninguna contratación asegurada, aunque el director del festival se ha mostrado "optimista" sobre la presencia en la capital guipuzcoana de afamados nombres del cine. La actriz británica Emily Watson recibió el año pasado el Premio Donostia.

Imagen de la retrospectiva dedicada este año al cineasta francés Jacques Becker.
Imagen de la retrospectiva dedicada este año al cineasta francés Jacques Becker.

La colaboración con la oficina de San Sebastián 2016, que viene de años anteriores con los proyectos relacionados con los estudiantes de cine y el ciclo Ikusmira Berriak para impulsar nuevas creaciones audiovisuales, se sustanciará este año en la coproducción de la sección The Act of Killing. Cine y Violencia Global, donde se ofrecerán "películas muy duras", ha dicho Rebordinos, que mostrarán al público "diferentes conflictos del mundo desde varios puntos de vista". La problemática de Euskadi, Irlanda, Palestina, Ucrania o el terrorismo yihadista tendrán cabida en esta retrospectiva. "El cine no puede dar la espalda a lo que pasa en el mundo", ha comentado Rebordinos a los periodistas.

Además, el festival dedicará un repaso a la carrera cinematográfica del director francés Jacques Becker, del que proyectará los 13 largometrajes que realizó, la mitad de los cuales nunca se estrenaron en España. Becker (París 1906-1960), considerado uno de los nombres fundamentales en la evolución del cine del país vecino, fue ayudante de Jean Renoir, con el que trabajó en ocho películas, y contó siempre con el aplauso de los críticos de la influyente revista Cahiers du cinéma.