Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baleares quiere prohibir 'las corridas de toros, pero no la tauromaquia'

La Fundación del Toro de Lidia insiste en que la abolición 'sería una clamoroso ilegalidad'

El Parlament balear ha aprobado iniciar los trámites para modificar la ley de protección de los animales que prevé, entre otras iniciativas, la prohibición de las corridas de toros, los 'correbous' y los circos con animales salvajes en Baleares.

En concreto, se ha aprobado la toma en consideración de la proposición de ley, presentada por Podemos, MÉS per Mallorca, MÉS per Menorca y el PSIB, para modificar la ley autonómica de 1992 de ‘protección de animales que viven en el entorno humano’. Los partidos que han presentado la proposición han sumado 33 votos a favor, mientras PP y Ciudadanos han votado en contra (20), y el PI se ha abstenido (3 votos).

Si la tramitación sigue su curso parlamentario habitual se prevé que entre en vigor a partir de junio de este año.

La propuesta de ley aclara que ‘la prohibición de las corridas de toros no implica la prohibición de la tauromaquia’, regulada como patrimonio cultural por ley, entendida como ‘toda manifestación artística y cultural vinculada a la misma’.

Según defiende la iniciativa, las corridas de toros en Baleares ‘son residuales y esporádicas’, y alude a las declaraciones antitaurinas de numerosos ayuntamientos y del Consell de Mallorca, así como ‘el rechazo que producen estos espectáculos en la sociedad balear’.

La iniciativa prohíbe también los circos con animales salvajes y otros espectáculos donde sufran maltrato, tortura o muerte, en respuesta a ‘una tendencia social a nivel internacional a favor de la protección animal’.

También se prohíben las peleas de gallos, perros y otros animales entre sí o con el hombre, así como la celebración de competiciones de tiro a palomas y colibríes.

La modificación prevé multas de 100 a 400 euros para infracciones leves, de 401 a 2.000 para las graves, y de 2.001 a 20.000 para las muy graves.

Entre las infracciones consideradas como muy graves están las corridas de toros y espectáculos con ellos que incluyan la muerte del animal, y los que se realicen dentro o fuera de las plazas, y los "correbous".

Por su parte, la Fundación del Toro de Lidia (FTL) ha vuelto a insistir en que la abolición de las corridas de toros en Baleares sería una ‘clamorosa ilegalidad’ y un ‘ataque’ al ordenamiento jurídico vigente.

La FTL ha anunciado, asimismo, que va a agotar todos los cauces legales disponibles, y que interpondrá un recurso de constitucional si sale adelante esta iniciativa parlamentaria.

Según esta fundación, el texto que se va a tramitar colisiona con la Ley 18/2013, que regula la tauromaquia como bien de interés cultural y vulnera varios artículos de la Constitución Española (entre ellos el 44, el 46 o el 149.1), al tiempo que se produce una invasión de competencias de ámbito estatal por parte de una comunidad autónoma.