Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENTREVISTA | ÓSCAR JAENADA

“Quise separar a Mario Moreno de Cantinflas”

El actor confiesa que ese papel, con sus negocios y sus derrumbes familiares, es el personaje más sombrío que ha encarnado

Óscar Jaenada, caracterizado como Cantinflas.
Óscar Jaenada, caracterizado como Cantinflas.

Óscar Jaenada (Esplugues de Llobregat, 1975) mira las alcachofas y las berenjenas rebozadas y suspira. No va a poder comer muchas. Promociona Cantinflas en un solo día, en el que se ha ausentado del rodaje de Oro, la epopeya-western que dirige Agustín Díaz Yanes ambientada en la conquista española de América. Ha apretado la agenda para hablar de una película que le ha reportado, entre otros premios, el Platino a mejor actor de habla hispana, y que se estrena en España por la cabezonería de su protagonista. "Sí, empecé a llamar y a buscar una distribuidora y lo he logrado. Soy un pesado".

El ganador del Goya por Camarón -otro reto descomunal de resurrección- asegura que encara a todos los personajes por igual. "De verdad, hayan existido o no. Lo que cambia es lo que meto en la maleta interpretativa, porque con Cantinflas, por ejemplo, había un montón de películas en las que fijarse. Cuando es ficticio, y no hay un espejo con el que alguien pueda juzgar si has acertado o no con la caracterización, lo encaras de otra manera. Pero al final el trabajo es el mismo". Porque, insiste, un intérprete no debe imitar a la persona real, sino construir un personaje. "Y más en este caso, porque yo quise separar a Mario Moreno de Cantinflas, ese era el atractivo de este filme".

Y ahí, en el fondo, están dos personajes opuestos. "Claro, porque él mismo lo quiso así. Mario Moreno prefirió que Cantinflas le eclipsara, y así él, desde atrás, pudiera hacer sus negocios empresariales, mientras el artista lograba la fama. Me llama mucho la atención cómo él creó el término Mario Moreno Cantinflas. Yo no lo aguantaría. Nadie más ha hecho eso. De un actor se espera que sea muchos personajes, y Moreno optó por lo opuesto".

En el fondo, Jaenada concede que, revisando una carrera con filmes como Noviembre, Descongélate!, Días azules, Todos estamos invitados y tras su salto a Hollywood Los perdedores o Piratas del Caribe, Mario Moreno es el papel más triste que ha encarnado. "Sacrificó muchas cosas porque su personaje fuera el más conocido del mundo mientras su familia se desmoronaba. Es cierto, ha sido muy triste, el personaje más sombrío que he encarnado, y los días en que filmábamos esos momentos me pesaba".

Que Cantinflas sea interpretado por un español supuso un terremoto en México, antes de que su trabajo acallara los comentarios. "El que no arriesga no haga. Yo me he llevado de esta película no solo la cultura de dos tipos, Moreno y Cantinflas, sino el alma mexicana. Para mí hoy pisar Ciudad de México es como pisar Barcelona. Son increíbles las maravillas que te proporciona el cine". Pero, ¿no le pusieron nervioso los primeros ataques? "Yo ya había aprendido de Camarón. Nunca había estado en México. Fui, hice la prueba, inmediatamente me cogieron y el segundo día de mi estancia allí, mi cara salía en las portadas de los periódicos más importantes de allí. ¿Los ataques? Me sirvieron para encerrarme en mi apartamento, callarme y trabajar aún más duro. Creo que hay cierta incultura cinematográfica que no entiende que un español puede ser el más mexicano de los mexicanos".

Más información