Pablo Heras-Casado dirigirá en enero la Filarmónica de Viena

El músico español será junto a Plácido Domingo el único español que se ha subido al histórico podio

El director de orquesta Pablo Heras-Casado.
El director de orquesta Pablo Heras-Casado.bernardo pérez

El director español Pablo Heras-Casado (Granada, 1977) debutará el próximo 30 de enero con la Orquesta Filarmónica de Viena. Será, después de que Plácido Domingo la haya dirigido en uno de sus bailes, el único español en ponerse al frente de la histórica formación. Lo hará además en sustitución de Nikolaus Harnoncourt, que anunció la pasada semana por sorpresa en un concierto su retirada definitiva de la carrera musical a los 86 años.

Ha sido precisamente Harnoncourt quien ha dado el visto bueno para el debut de Heras-Casado. “Agradezco su beneplácito, llega en un momento justo, muy dulce de mi carrera y lo afronto con mucho entusiasmo y serenidad”, asegura el músico español. El maestro austriaco, todo un referente en el mundo clásico y barroco tras haber iniciado el camino de la denominada Corriente Auténtica en los años cincuenta, había invitado también al granadino para dirigir el Concentus Musicus Wien. Se trata de la mítica formación que cambió la interpretación barroca para siempre a mediados del siglo XX, implantado el uso de instrumentos originales para abordar a Bach.

La carrera de Heras-Casado ha despuntado a lo grande en los últimos años. Director principal invitado del Teatro Real, es habitual en las principales orquestas y teatros de ópera de todo el mundo. Debutó con la Filarmónica de Berlín hace cuatro años, en 2011, y la contratación por parte de los músicos vieneses, supone su consagración de altura en el panorama internacional.

Más información

El músico dedicará el concierto a Félix Mendelssohn, uno de los compositores más queridos y explorados por él, con su ‘Tercera Sinfonía’, la ‘Escocesa’, que ha grabado junto con la ‘Cuarta’ para el sello Harmonnia Mundi, y otras dos piezas: la obertura de ‘La bella Melusina’ y el salmo ‘Wie der Hirsh schreit’.

El anuncio de su contratación ha aparecido al mismo tiempo en que la Filarmónica de Viena anunciaba la elección de su nuevo concertino. Se trata de José María Blumenschein, violinista alemán de origen brasileño que sustituye al histórico Reiner Külch y que formará parte de la terna de cuatro concertinos que tiene la orquesta en total.

La formación vive tiempos de profundo cambio desde hace dos años. A la elección del primer violín hay que añadir la designación del presidente Andreas Grossbauer hace un año. La gran orquesta, creada en 1842, no cuenta con un director titular. Son los propios músicos quienes rigen sus destinos en asambleas donde toman sus decisiones por votación.

Sus sedes son el Musikverain, donde se celebra el famoso concierto de año nuevo, y la Ópera Estatal de Viena, además del Festival de Salzburgo, donde cada verano se erige como la orquesta principal. Será precisamente en el Large Festival Hall de esta pequeña ciudad austriaca donde Heras-Casado debute con la Filarmónica en un concierto que también contará con Dorothea Roschmann y el Coro Arnold Schoenberg. Pero no se trata de un escenario extraño para él, ya que ha acudido al mismo cada temporada desde hace cinco años.

La historia de la Filarmónica de Viena con los directores españoles ha sido prácticamente nula. El nombre de Domingo es el único que aparece y no en un concierto, sino en los tradicionales bailes. En el año 1958 estaba previsto que el gran Ataulfo Argenta se pusiera al frente para dirigir una integral de las sinfonías de Brahms en el mes de abril. Pero su muerte por accidente en enero de aquel mismo año truncó el debut. La deuda con músicos españoles se saldará con Heras-Casado y en el próximo mes de junio también con el pianista Javier Perianes, que debutará con la orquesta en Madrid, dentro del ciclo Ibermúsica.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50