Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Star Wars’, una película al año hasta 2020... y más allá

'El despertar de la fuerza' no es el final de la saga, sino el comienzo de una nueva etapa

Fotograma de la película

El 25 de mayo de 1977 se estrenaba en las salas de Estados Unidos, con grandes colas, Star Wars. Nacía una nueva manera de ver el cine y también una estrategia para amasar dinero. Los veranos se dedicarían ahora casi en exclusiva a las grandes superproducciones con efectos especiales que medían su éxito por lo recaudado en su primer fin de semana. Todo lo que rodeaba a la película era importante: promoción, muñecos, acuerdos de marcas...

Ese día empezaba también una manera de hacer cine comercial que se extiende hasta hoy. Star Wars VII: El despertar de la fuerza ha aterrizado en un mundo heredero de aquel que ayudó a construir, pero la cartelera de 2015 es su versión con anabolizantes. El universo conectado de Marvel y Los Vengadores y el éxito de las series de televisión han copado las salas de largas franquicias que nunca acaban. Ya no hay trilogías, sino precuelas (películas anteriores en el tiempo), spin-offs (derivadas) y cruces. Para el espectador, lo importante ya no es la película que ve, sino la que espera ver un año más tarde. El episodio siete solo es un piloto.

Disney y Lucasfilm no lo esconden: Habrá una película de Star Wars en las salas hasta que el público muera o hasta que, al menos, deje de comprar entradas (lo que ocurra antes). "La fuerza estará siempre con nosotros", anunciaba un reportaje de Wired en las entrañas de la compañía fundada por George Lucas. “Cada una de las películas se adentrará en un género distinto”, explicaba la presidenta, Kathleen Kennedy, en Slashfilm: "En Marvel se tienen que enfocar en un personaje. Star Wars es un lugar, y se pueden construir todo tipo de historias en su ser". Pueden estar ubicadas en cualquier momento de la línea temporal y no son necesarios personajes famosos.

Toda la franquicia se dividirá, eso sí, en dos tipos de películas. Por un lado, las cintas de la saga, tituladas con números romanos, que seguirán los pasos de la familia Skywalker (y todo lo que les rodea) y, por otro, los filmes de la antología, historias concretas y casi siempre sobre un rincón del universo. La primera llegará en 2016.

2016. Rogue One: A Star Wars Story

"Durante la batalla, los espías rebeldes han conseguido apoderarse de los planos secretos del arma total y definitiva del Imperio, la Estrella de la Muerte". Esta simple idea en el texto inicial de La guerra de las galaxias original ha sido el germen de la primera película antológica. Un MacGuffin y unos espías de los que nadie más se acordó nunca. Hasta ahora. El 16 de diciembre de 2016 veremos sus planes. Rogue One es, en su fundamento, un heist, una historia sobre un  gran golpe entre el tercer y el cuarto episodio.

Al frente de estos rebeldes estará Felicity Jones, lo que vuelve a demostrar el interés de Disney en desarrollar su marca entre el público femenino. A su lado, un reparto de estrellas poco habitual en la saga: Diego LunaBen Mendelsohn, Forest Whitaker, Mads Mikkelsen, Alan TudykDonnie Yen, Jiang Wen o Riz Ahmed. Suena además que Darth Vader aparecerá, al menos, como presencia en la sombra. También resucitarán digitalmente a Peter Cushing como el soldado Wilhuff Tarkin. Detrás de las cámaras estará el joven director Gareth Edwards (Godzilla), uno de los muchos cineastas criados en el estilo de Star Wars, que desarrollará el guion de Gary Whitta (El Libro de Eli, After Earth) y Chris Weitz (American Pie, Cenicienta). En la banda sonora no sonarán, por primera vez, los acordes de John Williams, aunque el perfil de su sustituto no se puede denostar: Alexandre Desplat (ganó el Oscar con El gran hotel Budapest).

2017. Star Wars VIII

Una de las particularidades de la nueva saga será que cada una de las entregas quedará en manos de un director distinto. J. J. Abrams cederá el testigo a una generación de cineastas que, como él, crecieron viendo la trilogía de George Lucas. La octava película estará dirigida por Rian Johnson (Looper, Breaking Bad), aunque en el guion vuelve a colaborar Lawrence Kasdan, sobre el que reposa la coherencia de esta etapa. La cinta se estrenará el 26 de mayo de 2017 y, aunque no se sabe mucho más, ya tiene a sus fichajes estrellas: Benicio del Toro y Gugu Mbatha-Raw, que superó a un buen número de actrices para convertirse en la nueva protagonista. Disney ha confirmado a cuentagotas los personajes conocidos que volverán a la histoira, aunque Mark Hamill se fue de la lengua recientemente y aseguró que Luke regresará.

Gugu Mbatha-Raw.
Gugu Mbatha-Raw.

2018. La juventud de Han Solo

Han Solo de joven. Toda la pantalla para él. 2.500 actores ya han tanteado para conseguir el papel. El 25 de mayo de 2018 solo veremos a uno calzándose el chaleco del icónico personaje que hasta el momento no se ha atrevido a interpretar nadie más que Harrison Ford (no por casualidad el único actor de Star Wars que se convirtió en estrella). Los candidatos son de lo más variado: Aaron Taylor-Johnson, Dave Franco, Logan Lerman, Tom Felton, Milles Teller, Rami Malek, Ansel Elgort, Chandler Riggs… Las agencias están enviando a todos sus actores, asegura The Hollywood Reporter. Conocidos o no, de cualquier nacionalidad y de entre 16 y 34 años. Ford, recordemos, tenía 35 años durante la primera entrega.

Han Solo.
Han Solo.

El elegido, no en vano, pasará por la atenta lupa de los seguidores desde el segundo en que se anuncie su nombre. Cualquiera de sus gestos será puesto en cuestión y nunca gustará a todos. Es una tarea casi imposible, más complicado incluso que el fichaje de Hayden Christensen como Anakin Skywalker (y ya sabemos cómo acabó eso). El guion, por supuesto, está escondido bajo llave, pero la cinta seguirá supuestamente los pasos de un joven Solo hasta convertirse en el contrabandista brusco al que conocimos en la mesa de la cantina. Jabba el Hutt o Boba Fett (más abajo) podrían estar invitados.

Colin Trevorrow.
Colin Trevorrow.
‘Star Wars’, una película al año hasta 2020... y más allá

Detrás de las cámaras, esta será la última película de la franquicia con guiones del veterano Kasdan, que regresó en parte para volver a dar voz al mercenario irascible. Phil Lord y Christopher Miller, los directores, han demostrado su valía para el cine de entretenimiento y, como todos los cineastas de la nueva generación, son grandes fans de La guerra de las galaxias. Su currículo asegura al menos que el filme será divertido, tras encargarse de la animada Lluvia de albóndigas, relanzar en cine una franquicia televisiva olvidada (en la que comenzó Johnny Depp) como Infiltrados en clase, y hacer muy disfrutable una película creada para vender muñecos de Lego. Todavía les queda por probarse con una superproducción de aventuras. Su gran reto es encontrar a un actor con el que nos olvidemos de Ford. Buena suerte.

2019. Star Wars IX

Y, así, de repente, nos encontramos en 2019, año que traerá el final de la tercera trilogía. A las riendas estará otro de estos directores de cine de entretenimiento que ha destacado en los últimos años, Colin Trevorrow. Tras dirigir la la sorpresa de 2015, Jurassic World, abandonó sin previo aviso una de las grandes franquicias nostálgicas para aterrizar en la gran franquicia nostálgica. Al guion vuelve Rian Johnson y, posiblemente, Abrams.

2020. ¿Boba Fett?

Pese a que no esté confirmada oficialmente, la otra precuela de la que se viene hablando desde que Disney compró la marca galáctica es del western galáctico protagonizado por Boba Fett, personaje al que George Lucas (y los fans) tenía un especial cariño.

Pocos personajes tan poco protagonistas en la gran pantalla han dado tanto juego como Boba Fett. Su aparición en la trilogía original se cuenta en minutos, pero el carismático cazarrecompensas ha dado material para incontables novelas, cómics e historias creadas por y para los fans del misterioso villano. George Lucas era muy consciente de su éxito retroactivo, así que en la nueva trilogía se empeñó en concederle un innecesario pasado que lo presentaba como un niño indefenso. Allí veíamos cómo el antiguo cazarrecompensas iba a sufrir un trauma que lo convertiría en un hombre sin escrúpulos. Lucas, además, le concedió todo un legado mitológico en el universo. Su padre (en realidad clon) era Jango Fett, quien servía de base para clonar las huestes de soldados imperiales.

Boba Fett.
Boba Fett.

Fett, sin embargo, es un personaje que siempre ha sido más interesante a la sombra. Es de esos que funcionan mejor en las historias de otros, pero Disney sabe que no puede desaprovechar su fama. Así, una antología sobre sus peripecias intergalácticas ha estado en los planes desde que la compañía del ratón firmó los papeles del Halcón Milenario. Ahora solo necesitaban un actor que se parezca al que interpretó a Jango Fett en El ataque de los clones y ya tendrían a su antihéroe, perfecto para los tiempos que corren.

La película iba a ser supuestamente el proyecto elegido para 2018, pero los problemas detrás de las cámaras han obligado a postergarlo al menos dos años. Todo se remonta a su supuesto director, Josh Trank (Chronicle), contratado antes de convertirse en uno de los personajes más odiados por los grandes estudios. Antes incluso de que se estrenara Los Cuatro Fantásticos y se convirtiera en uno de los fracasos del año, Trank abandonó de manera inesperada el proyecto. El cineasta explicó entonces al LA Times que necesitaba centrarse en una “historia propia” tras su mala experiencia con Fox (las reescrituras, el montaje que no aprobó, sus peleas en el rodaje…), pero otras fuentes internas aseguraban que fue Disney quien se asustó al conocer sus modales. No es tampoco casual que el guionista encargado de la nueva cinta sea Simon Kinberg (uno de los productores río de la franquicia), con quien Trank chocó durante el rodaje del film de Marvel. De momento, la fecha de la supuesta película de Boba Fett es 2020, aunque no hay nada cerrado.

Josh Trank.
Josh Trank.

Y tras 2020...

‘Star Wars’, una película al año hasta 2020... y más allá

Además de seguir la saga, la serie de antologías, como lo plantea Kennedy, puede ser infinita. Un enorme canon propio que ya se ha ramificado, por ejemplo, en el cómic. El cine puede albergar ahora precuelas de Yoda u Obi Wan, historias antiguas de los jedi o aventuras de razas desconocidas. "Star Wars es su propio género", explicaba Kasdan a Wired: "No es solo ciencia-ficción. Es algo propio, una mezcla de fantasía con mitología, ciencia-ficción, e influencias de Flash Gordon y Akira Kurosawa. Puede ser lo que quieras que sea". Zack Snyder (El Hombre de Acero) se atrevió a insinuar hace un par de años incluso que estaba desarrollando una película inspirada en Los siete samuráis de Kurosawa, pero protagonizada por jedis.

Todo continúa. Nada muere. Posiblemente los planes de Disney serán los mismos con Indiana Jones, pero no será la única. El universo del cómic DC se estrena en esto de los universos conectados con Batman vs. Superman, y franquicias como Transformers y G.I. Joe reúnen a un equipo de escritores para crear su universo propio. Universal resucita a sus monstruos comenzando con la próxima La momia; mientras que Godzilla y King Kong buscan enfrentarse cara a cara. Incluso la saga Rocky se ha animado a esto de los derivados con la nueva Creed, una de las favoritas en los próximos Oscar. Y recuerda, entre tanto, habrá una película de Star Wars cada año probablemente hasta que te mueras. Que la fuerza te acompañe.

'Star Wars: Underworld', la serie

No solo en el cine, el plan a largo plazo será también desarrollar la saga galáctica en la televisión. Después de tantear el rumor de que Lucasfilm se trasladaría a Netflix, Kathleen Kennedy sugirió la semana pasada que Star Wars: Underworld, uno de los proyectos soñados de Lucas, podría no estar tan muerta como se esperaba.

Situada entre las dos trilogías, Lucas tenía pensados supuestamente más de 100 episodios para su serie, anunciada a bombo y platillo en 2005. Nunca se supo mucho, pero, durante el trascurso de la producción, se habló de que la serie sería la puerta para un rincón completamente nuevo, aunque también se insinuaba que veríamos a secundarios como Boba Fett evolucionados. Entre los rumores sobre el argumento, había uno persistente: dos familias criminales de Coruscant enfrentadas por el poder de los bajos fondos. Entonces aseguraban, además, que sería mucho más adulta que las películas. "El Imperio contraataca en esteroides", afirmaba el productor Rick McCallum en una entrevista de 2012. Guionistas como Ronald D. Moore (Galáctica) y Russell T. Davies (Doctor Who) fueron tanteados para desarrollarlo.

Los diseños y algún libreto parecían estar hechos, pero cada episodio hubiera costado unos 50 millones, o eso explicaba Lucas a IGN. Quizás sea el momento de replantearse su producción.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información