Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva York retira la publicidad con simbología nazi del metro

La serie de Amazon 'The Man in the High Castle' había llenado una línea de sus anuncios

The Man in the High Castle, nueva serie de Amazon
Captura de 'Man in the High Castle'.

Los neoyorquinos se encontraron esta semana con una extraña sorpresa al caminar por el vagón de metro que va de la estación Grand Central a Times Square: los asientos y pasillos estaban plagados de simbología nazi como una Águila Imperial. Lo único que faltaba eran esvásticas. Todo era parte de la campaña de promoción de la nueva serie original de Amazon: The Man in the High Castle, cuya primera temporada fue lanzada en Internet el pasado 20 de noviembre. Las protestas, sin embargo, no tardaron en llegar. Incluso el alcalde Bill de Blasio se quejó de los invasivos anuncios. Después de las presiones, la Autoridad del Transporte de la ciudad (MTA en sus siglas en inglés) retiró toda la campaña el miércoles.

La serie The Man In The High Castle, basada en El hombre en el castillo de Philip K. Dick (1962), reescribe la historia para sumergirse en unos Estados Unidos gobernado por los nazi, después de que Hitler ganara la Segunda Guerra Mundial. La publicidad de guerrilla sumergía a la lanzadera del metro en esta realidad alternativa, con insignias que incluían banderas del Japón imperial. Pero no todos entendieron la broma. La Liga Antidifamación, que controla ataques antisemitas, tachó los anuncios de "insensibles", dado que aparecían fuera de contexto. Los comentarios en Twitter se multiplicaron. Al final, el propio gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, tuvo que tomar cartas en el asunto y hacer la petición de manera expresa.

Según la nueva legislativa, que desde abril prohíbe anuncios de grupos políticos, asociaciones y opinión en el metro, esta publicidad sería totalmente legal, dado que solo se refiere a un producto comercial. "Los anuncios no violaban nuestro contenido neutral", explicaba un representante del metro. "No podemos aceptar anuncios según nos sentimos". En octubre rechazaron, sin embargo, una marca de ropa interior femenina para la menstruación. 

Más información