Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete cosas que debes saber antes de ver la nueva de 007

Coincidiendo con el estreno de 'Spectre', hay muchos hechos que no conoces sobre la nueva entrega de James Bond

Daniel Craig en una escena de 'Spectre'.
Daniel Craig en una escena de 'Spectre'. AP

1. LA TAQUILLA

Spectre ha empezado con fuerza en Reino Unido. Ha batido el récord de la taquilla británica, recaudando 60 millones de dólares en su primera semana tras su estreno en Londres el pasado 26 de octubre. En total, la película ha hecho 79 millones de dólares antes de su estreno, hoy viernes, en Estados Unidos. Los mercados tradicionales de las películas de James Bond, fuera de Estados Unidos, son Reino Unido, Alemania y Francia. Les siguen Australia, Japón y, cada vez con más fuerza, China. En otros grandes mercados, como Rusia, Brasil o México, el éxito de las películas ha sido tradicionalmente menor que el de otros títulos comerciales, como los de la Marvel. De ahí, quizá, la apuesta de la nueva entrega por México, donde arranca la película.

 2. EL ARRANQUE

Los primeros minutos de Spectre, rodados en México DF, entran por derecho propio en el olimpo de las mejores momentos del cine de acción. Diez días de rodaje para contar un desfile del Día de los Muertos que termina en el Zócalo, donde tiene lugar una increíble pelea entre helicópteros. Algunas de las secuencias de los helicópteros se rodaron en un bosque de pinos, pero otras se hicieron realmente sobre la icónica plaza. “Para mí fue muy emocionante”, aseguraba Daniel Craig a EL PAÍS. “He hecho mucho este tipo de secuencias y sé cuando el equipo está emocionado. Es gente que ha hecho de todo y no se impresiona fácilmente. Rodamos con más de dos mil extras, que hicieron un gran trabajo. Y las autoridades de México nos dejaron rodar a solo 15 pies del suelo”.

3. LOS COCHES

Las películas de Bond no escatiman en gastos y Spectre, con un presupuesto de 304 millones de dólares, ha sido la más cara hasta la fecha. Solo en coches, se gastaron 36 millones de dólares, según declararon jefes del equipo producción al Daily Mail. La factura incluye el destrozo de siete deportivos Aston Martin D810, diseñados especialmente para Bond. Se rodó durante toda una noche una persecución de coches en el Vaticano, a 180 kilómetros por hora, para una secuencia de apenas cuatro segundos.

4. LOS LUGARES

Desde el estreno de Doctor No en 1962, James Bond ha realizado, a lo largo de 24 películas, 146 visitas a 49 países. El Bond más viajero fue Roger Moore (en siete películas viajó a 44 localizaciones, sin incluir el espacio exterior, que visitó en Moonraker), seguido de Sean Connery (32 localizaciones en, también, siete filmes). La ciudad más visitada, obviamente, es Londres. La siguen Hong Kong, Estambul y Venecia, con tres visitas cada una. Y Bond aún no ha estado en Canadá, Australia ni en los países escandinavos. En Spectre, Daniel Craig rueda, además de en México, en Londres, Roma, Marruecos y Austria.

5. LA CASA

Por primera vez en una película de la saga aparece el piso de James Bond. El espía llega a él acompañado de una mujer… y hasta ahí podemos leer. El piso, elegante pero desprovisto de grandes lujos, es propio de “alguien que no va a casa mucho”, según explicó el propio Daniel Craig a EL PAÍS. “Es un poco triste. No hay cuadros, no la ha hecho su casa, y eso dice algo del personaje. Bond no tienen raíces”. Si el espectador se fija bien, observará en uno de los planos una serie de botellas de vino y licor muy caras… y vacías. Como curiosidad, en el edificio donde se rodó el piso tenía su apartamento Ian Fleming (1908-1964), creador del personaje de James Bond.

6. LOS SUCESORES

En una entrevista con Time Out previa al estreno, Daniel Craig dijo que se “rajaría las muñecas” antes de protagonizar una nueva película de James Bond. Semanas después el actor matizaría a EL PAÍS su respuesta: “No lo sé, honestamente. No sé si lo volveré a hacer. En el momento de la entrevista me sentía así y eso es lo que dije. Era dos días después del final de rodaje, así que te preguntan si quieres hacer otra película de Bond y dices que no. Pero puede que cambie de opinión”. A pesar de las matizaciones, la carrera para convertirse en el séptimo actor que encarna al espía con licencia para matar ya ha empezado en la prensa y en las casas de apuestas británicas. Los favoritos son: Idris Elba, conocido por su papel en The Wire, que se convertiría en el primer Bond negro; Tom Hardy, que demostró su destreza al volante en la última Mad Max; Henry Cavill, de quien ya se habló para interpretar a Bond en 2005, antes de que encarnara a Superman. También se habla de Tod Hiddleston (Thor), Jason Statham (Snatch: cerdos y diamantes, Fast & furious 7) y Michael Fassbender.

7. LAS MARCAS

Tan esperado como el artista que graba de la melodía de Bond en cada nueva película –en Spectre, el honor le corresponde a Sam Smith, el primer solista masculino que la interpreta desde 1965- suele ser el nombre de las marcas que han apoquinado para entrar en la exclusiva lista de productos 007. Las películas de Bond son algo así como el olimpo de lo que en marketing se conoce como product placement. El asunto se mantiene en un relativo secreto, sobre todo después de que el pasado abril se hiciera viral un mail filtrado por Wikileaks, en el que Craig y Mendes se resistían a la millonaria oferta de utilizar un móvil Sony Xperia porque “Bond solo usa lo mejor”. En la muñeca de Craig repite la marca Omega. “¿Y qué hace este reloj?”, le pregunta Bond a Q cuando este se lo entrega. “Da la hora”, responde Q. Tom Ford, responsable de los trajes de Bond desde Quantum of Solace (2008) ha diseñado cinco trajes para Spectre, incluida una chaqueta de esmoquin en color marfil valorada en 3.574 dólares. Y, aunque no se diga en la película, parece que los martinis de Bond son con vodka Belvedere: la marca polaca anunció la colaboración en una exclusiva fiesta en Londres, hace ya un año, donde presentaron las ediciones especiales 007. En ellas, se sustituye el icónico palacio Belvedere que adorna habitualmente las botellas por el edificio del MI6.

Más información