Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nicolas Cage, el superman que no pudo ser

‘The Death of ‘Superman Lives’: What happened?’ rastrea la historia detrás de la película que Tim Burton iba a rodar en 1997

Nicolas Cage, en las pruebas de vestuario.
Nicolas Cage, en las pruebas de vestuario.

¿Habría sido Nicolas Cage un buen Superman? Es una de esas grandes preguntas de la historia del cine que quedará para siempre sin respuesta. Cage iba a ser el Superman de Tim Burton en la adaptación que el director de Eduardo Manostijeras preparaba en 1997. Se titulaba Superman Lives, y era un guion que había pasado por las manos de Kevin Smith, Wesley Strick (El cabo del miedo) y Dan Gilroy (Nightcrawler).

Hoy suena a broma. Nicolas Cage como Superman. Parece el enésimo montaje viral creado en Internet con la cara del actor. Como el que protagonizó con todos los personajes de Juego de tronos. Pero las imágenes inéditas que muestra el documental The Death of ‘Superman Lives’: What Happened? (La muerte de ‘Superman Lives’: ¿qué pasó?) ­con Cage probándose un traje azul a medida son reales. “Me hablaron de estas imágenes como el Santo Grial”, dice el director del documental, Jon Schnepp, al presentarlas. “Dices que se dará de sí un poco cuanto más lo use, ¿no?”, le pregunta en ellas Cage a Tim Burton y la diseñadora de vestuario Colleen Atwood.

'Supeman Lives' empezaba con el héroe en el diván de un psicólogo porque no era capaz de comprometerse con Lois Lane

Hoy parece impensable. En efecto, casi una broma. Pero era el final de los noventa, Nicolas Cage era una estrella de acción (La roca, Con Air), incluso una estrella seria (Arizona Baby, Leaving Las Vegas). Era y es un gran fan de Superman, -“ha llamado a su hijo Kal-El”, recuerda Schnepp-. Después del desastre de Batman & Robin, los Batman de Tim Burton habían ganado prestigio; y Superman seguía siendo uno superhéroe admirado.

Entonces, ¿por qué Superman Lives no se hizo nunca? Es la pregunta que Schnepp llevaba más de una década haciéndose, mientras recolectaba cada boceto, guion o frase que saliera a la luz sobre el proyecto del héroe de Krypton que nunca fue y que se pretendió como un relanzamiento de la saga de Christopher Reeve, basado en la serie de cómics La muerte de Superman.

En 2014, dispuesto a encontrar las respuestas a ese misterio, Schnepp inició una campaña de crowdfunding y con los 115.000 dólares que recaudó filmó este documental, que se estrenó la semana pasada en EE UU en streaming y en DVD, en el que ha conseguido entrevistar a prácticamente todos los involucrados en la película original: desde Kevin Smith a Dan Gilroy, Tim Burton, diseñadores, el productor Jon Peters o el entonces ejecutivo de Warner Bros., Lorenzo di Bonaventura. Y todos parecen coincidir en que Superman Lives sería hoy una película de culto. “Algo de lo que aún hablaríamos”, dice el director de arte Michael Anthony Jackson.

“La película les dio miedo”, dice en el documental el productor Jon Peters

“La película les dio miedo”, dice en el documental Jon Peters, el expeluquero de Barbra Streisand metido a productor, y que tenía los derechos de Superman. “Como les daba miedo Batman”. A finales de los noventa, la fiebre del cine de superhéroes aún no había estallado. Quedaban 10 años para que Nolan llegara con sus Caballero Oscuro y convirtiera el cómic en material lucrativo para los grandes estudios. Y Warner no vivía su mejor momento para pagar una superproducción así.

Cage, con el traje
Cage, con el traje

“Tim Burton es una de las pocas personas que podría haber hecho justicia al personaje porque lo entiende”, dice Dan Gilroy, a quien Burton le encargó el guion sobre el que iban a trabajar, después de desechar el de Kevin Smith. Según ese libreto final, Kal-El llegaba a la Tierra sin saber quién era o de dónde venía. “Su mayor miedo era ser un alien”, desveló Gilroy en una entrevista el año pasado.

Supeman Lives empezaba con el héroe en el diván de un psicólogo porque no era capaz de comprometerse con Lois Lane. “Él esperaba que todos estos poderes fueran por algún problema psicológico, y seguir siendo humano”, contó Gilroy. Pero entonces descubría la verdad, y mientras todos esos poderes se regeneraban, Superman vestía un traje arcoiris y luminiscente, cuyo prototipo se convirtió en viral y creó aún más curiosidad por el proyecto de Burton, aunque sólo se habría visto “durante dos minutos en la película”, cuenta Schnepp.

Quizá Nicolas Cage habría sido el mejor Superman del cine. Hay quien se alegra de que jamás se viera el resultado. Pero también hay fervientes admiradores de una película que podría haber revolucionado el universo del cómic en pantalla grande. “Si alguien me preguntara: ‘¿Te gustaría ver una película de Nicolas Cage como Superman?”, dice Kevin Smith en el documental. “Diría: 'Joder. Y sí. Toma todo mi dinero porque quiero verlo”.