Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sombra española de Wellington

El general Álava se convirtió en confidente del Duque de Hierro. Un libro saca a a la luz la correspondencia inédita entre ambos

El general español Miguel Ricardo de Álava Esquivel, que luchó con el duque de Wellington contra Napoleón.
El general español Miguel Ricardo de Álava Esquivel, que luchó con el duque de Wellington contra Napoleón.

El hombre que cenó con el duque de Wellington el día después de la escabechina de Waterloo se llamaba Miguel Ricardo de Álava Esquivel (Vitoria, 1772-Bieges, 1843). Alguien que vio de cerca la historia tumultuosa del XIX, el único militar conocido que estuvo en Trafalgar y en Waterloo, uno de los testigos de la abdicación de Bayona a favor de Napoleón que tardó días en irse con los resistentes. Captado para el cuartel general del duque de Wellington durante la Guerra de la Independencia, el general Álava se convertiría en el hombre de confianza y confidencias del militar británico. Una historia de amistad, que proporciona nuevas pistas para desmontar algunas verdades establecidas alrededor del Duque de Hierro, que ha reconstruido Gonzalo Serrats Urrecha en el libro El general Álava y Wellington: de Trafalgar a Waterloo (Fehme).

Serrats ha investigado, clasificado y transcrito más de 2.500 cartas que su familia, vinculada a la del general Álava, ha conservado durante varias generaciones en 12 cajas de madera. El depósito se iba traspasando junto al retrato del general y el juego de té de Wellington sin más preguntas hasta que Serrats, consultor de una empresa de San Sebastián, decidió hurgar en ellas. La investigación le ha deparado un material asombroso, entre el que figuran las 45 cartas inéditas escritas por Wellington. Serrats asegura que ha autentificado la autoría con la universidad de Southampton, donde está depositado el material de Arthur Wellesley.

Las misivas arrojan varias sorpresas. La primera: el duque se carteaba en español con su amigo Álava. “Eso le permite hablar de cosas que no habla con nadie, por ejemplo de mujeres”, señala el autor. Más allá de las confesiones íntimas, en las epístolas se evidencia la tortuosa relación del inglés con el Gobierno surgido en las Cortes de Cádiz de 1812 y también se constata que Wellington era consciente de que, en España, no estaba dando una batalla por una liberación nacional sino en un conflicto con una dimensión europea".

La relación entre ambos personajes fue recreada antes en la novela histórica Álava en Waterloo (Edhasa) por Ildefonso Arenas.