Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La directora Claudia Llosa y el actor Daniel Brühl, en el jurado de Berlinale

Audrey Tautou y Matthew Weiner, creador de 'Mad Men', también se incorporan al jurado

El festival arranca el próximo 5 de febrero

El actor Daniel Brühl, en un fotograma de 'El quinto poder'.
El actor Daniel Brühl, en un fotograma de 'El quinto poder'.

La directora peruana Claudia Llosa, el actor alemán Daniel Brühl y la francesa Audrey Tautou formarán parte del jurado de la Berlinale, informó hoy el festival al presentar todo su programa, cuya competición abrirá el día 5 el filme Nadie quiere la noche, de la española Isabel Coixet. El certamen también ha anunciado que entregará su Cámara, con la que desde 1986 destaca a una personalidad "única" del mundo del cine, al director Marcel Ophüls, ganador de un Oscar al mejor documental con Hôtel Terminus (1988).

La cineasta peruana Claudia Llosa, Oso de Oro en 1999 con La teta asustada, regresará así al festival, un año después de haber estado de nuevo en competición con No llores, vuela, la producción hispano-inglesa-canadiense protagonizada por Jennifer Connelly.

Lo hará como miembro del jurado que presidirá el director estadounidense Darren Aronofsky y del que asimismo formará parte el mencionado actor alemán, de raíces españolas, protagonista de la comedia sobre la reunificación alemana Good bye, Lenin y Salvador, así como su colega francesa Tautou, la famosa Amélie.

Al filme de Coixet, una película "potente" de "mujeres fuertes", en palabras del director de la Berlinale, Dieter Kosslick, le corresponde inaugurar el festival y aportar el primer desembarco de estrellas, con Binoche al frente y Gabriel Byrne.

Malick, Oso de Oro en 1999 con La delgada línea roja, traerá a Berlín Knight of Cups, interpretado por Christian Bale, Cate Blanchett y Natalie Portman, mientras que Herzog compite con Queen of the Desert, con Kidman, Franco y Pattinson.

Kosslick, que presentó hoy oficialmente el programa, se aseguró así buenas dosis de estrellato internacional, en combinación con lo que el director de la Berlinale califica de "cine de impacto", político y social. En esa categoría destacó El botón de nácar, un documental chileno-español-francés dirigido por Guzmán, que sigue a Nostalgia de la luz y que traza vínculos entre el exterminio de etnias australes, en la colonización, y "los capítulos más oscuros", en palabras de Kosslick, de la dictadura de Augusto Pinochet.

Su compatriota Larraín traza en El club una historia de sacerdotes "perdidos" entre dilemas personales o judiciales. Por su parte, Bustamante lleva a Guatemala por primera vez a competición con Ixcanul, un filme que escarba en las raíces indígenas, uno de los ejes temáticos de una Berlinale cuyo ciclo Native a exhibición recorrerá a través de 18 filmes toda América Latina.

Completa el círculo de producciones con componente latinoamericana Eisenstein in Guanajuato, rodado en México por Greenaway y asimismo uno de los títulos destacados por Kosslick. Por si faltaban acentos en español, irá a competición Victoria, del alemán Sebastian Schipper e interpretada por Laia Costa, como una española en el barrio multiétnico berlinés de Kreuzberg.

El propio Kosslick admitió entre bromas, en un encuentro previo con medios extranjeros, que en la Berlinale de este año se hablará "casi más español que alemán", lo que le puede reportar alguna crítica doméstica, como le ocurre al técnico Pep Guardiola con su "españolizado" Bayern Múnich.

Asimismo se exhibirán Mr. Holmes, de Bill Condon y protagonizada por Ian McKellen; Every Thing Will Be Fine, de Wim Wenders e interpretada por Franco y Gainsbourg y Elser, del alemán Oliver Hirschbiegel (El hundimiento) y centrado en el atentado fallido contra Adolf Hitler realizado por Georg Elser. Wenders será homenajeado con el Oso de Oro de Honor del festival, que en total incluirá unos 400 filmes entre todas sus secciones.

Más información