Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rodaje de James Bond sigue pese a los ataques ‘hacker' a Sony

'Spectre', que se rueda en Inglaterra, es una de las películas más caras de la historia

De izquierda a derecha,  los actores Lea Seydoux, Daniel Craig y Monica Bellucci durante la presentación de la película 'Spectre'.
De izquierda a derecha, los actores Lea Seydoux, Daniel Craig y Monica Bellucci durante la presentación de la película 'Spectre'. WireImage

En su próxima película, Spectre, James Bond ha sabido escapar de los hackers que han sembrado el caos en los estudios Sony. Lo mismo ocurre con otro héroe de carne y hueso, Will Smith, o con la película The Fith Wave. Todas estas producciones y otras muchas de Sony Pictures continúan sus rodajes contra viento y marea a pesar de las informaciones que circulan y que suman su supuesta suspensión al sin fin de miserias que está viviendo el estudio. Fuentes del estudio en Los Ángeles desmienten la paralización de los rodajes de Sony. El diario londinense The Times fue el primero en soltar la liebre asegurando que “los encargados de las filmaciones” habían cancelado los rodajes porque los problemas cibernéticos consecuencia del ataque hacker les habían incapacitado a la hora de procesar los pagos.

Aunque no existe información oficial del estudio en un sentido u otro, las últimas noticias aseguran citando fuentes en Hollywood que el rodaje de las películas mencionadas es una prioridad para Sony. Todos estos títulos están especialmente protegidos desde que el pasado 24 de noviembre los estudios Sony fueran víctima de uno de los mayores casos de pirateo informático. Junto al rodaje de Spectre, que se rueda en Inglaterra y considerada una de las películas más caras de la historia, las otras producciones señaladas son la cinta aún sin título de Will Smith que dirige Peter Landesman sobre el mundo del deporte y la adaptación de la novela adolescente The Fith Wave sobre una invasión alienígena que se rueda en Atlanta (EE UU).

Este es el último ejemplo de las tensiones que se viven dentro de un estudio vulnerado por este ataque informático del que todavía se desconoce la procedencia de sus verdaderos autores. Los autodenominados Guardianes de la Paz podrían tener lazos con Corea del Norte y utilizar el volumen de información robada y su diseminación en los medios de comunicación para sembrar el caos, una forma de chantaje que quiere forzar a los estudios Sony a cancelar el próximo estreno de La entrevista. Escrita y dirigida por Seth Rogen y con James Franco como protagonista la cinta utiliza la comedia para contar un supuesto intento de la CIA de asesinar a Kim Jong Un, el líder norcoreano ridiculizado en esta trama.

Deadline.com al igual que otros muchos medios en Hollywood reciben a diario archivos robados durante el ataque hacker que incluyen desde informaciones personales de los trabajadores de Sony, sus números de identificación, sus historiales médicos o sus salarios, hasta correos privados intercambiados entre los diferentes ejecutivos donde expresan sin tapujos sus opiniones de algunas de las estrellas más conocidas del momento. Según Reuters este último ejemplo de pirateo informático le podría costar al estudio más de 80,2 millones de euros.

Más información