Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Revista de verano

El ‘whatsapp’ que hace arte

Miranda July desarrolla una aplicación que involucra a extraños en la comunicación entre amigos

Miranda July en una secuencia de 'Somebody'. Ampliar foto
Miranda July en una secuencia de 'Somebody'.

Hasta ahora, cuando alguien quería comunicarse con otra persona pero no estaba a su lado o, simplemente, prefería no hacerlo de viva voz, podía utilizar un servicio de mensajería instantánea o enviar un aviso privado a través de una red social. En opinión de la artista estadounidense Miranda July (Vermont, 1974), se trata de programas que satisfacen eficientemente una necesidad ­–la de trasladar una información— "pero no todas las que conlleva una conversación". Por eso, esta escritora, realizadora y performer ha decidido lanzar una aplicación en la que uno puede pedirle a otro usuario, aunque no lo conozca de nada, que transmita un recado en persona y de su parte a un tercer individuo del que sabe que se encuentra cerca, gracias a un sistema de geolocalización. "El móvil es el enemigo del artista y quería crear una herramienta que pudiésemos utilizar para generar situaciones sorprendentes e inesperadas, además de favorecer la interacción fuera de nuestros círculos", argumenta esta autora, que está a punto de publicar su primera novela de ficción, The first bad man.

Su aplicación Somebody puede descargarse gratuitamente en iTunes y permite pedir matrimonio a una chica mediante un intercesor, que perfectos desconocidos se disculpen con una amiga en nombre de otra e, incluso, que algún cobarde pueda abandonar a su pareja por la vía subrogada. Tres ejemplos que July recoge en un corto llamado como la aplicación y que, junta a esta, acaba de presentar en el Festival de cine de Venecia de la mano de Miu Miu. Desde hace tres años, esta marca de lujo italiana organiza los Woman’s Tales, unos encuentros en los que además de proyectar trabajos firmados por directoras como Zoe Cassavetes o Lucrecia Martel organiza charlas y debates. "Es una experiencia mujercéntrica, lo cual resulta muy interesante porque representa un ambiente absolutamente opuesto al que se respira en los festivales de cine internacionales", explica July, miembro del colectivo feminista Riot Grrrls y ganadora en 2005 de la Cámara de Oro de Cannes por su primera película, Tú, yo y todos los demás.

Me encantaría que la gente me enviase grabaciones de cómo utilizan la 'app': quizás para tantear a alguien que te gusta

Además de Somebody, en esta edición de los Woman’s Tales se presenta Spark and Light de la directora coreana So Yong Kim. Pero la verdadera protagonista el evento auspiciado por Miuccia Prada ha sido esa suerte de Whatsapp con intermediario pergeñada por July. La app lleva un paso más allá la querencia de la artista estadounidense por ahondar en las experiencias reales de personajes anónimos: un interés que define su obra. En Te elige, (Seix Barral, 2012), recopiló sus encuentros con 10 vecinos de Los Ángeles que publicaban anuncios por palabras en un panfleto de distribución gratuita. No sería la única vez que recurriese al crowdfounding vital. Para su proyecto Learning to love you more consiguió que 8.000 personas realizasen alguna de las setenta actividades que proponía en una insospechada lista de tareas –sacar una foto a tus padres besándose, entrevistar a alguien que haya vivido una guerra– y le enviasen fotos, textos o vídeos del trabajo cumplido, que luego fueron expuestos en el Museo Withney de Nueva York.

Somebodyapp.com se estrenó el pasado jueves y, hasta la fecha, July solo ha recibido una petición a través de ella: que abrace a una desconocida. Un encargo que le ha obligado a vencer su carácter reservado y que, asegura, le ha permitido alcanzar de forma instantánea un grado de intimidad "elevado y extraño" con esta persona. "No ideé este programa pensando que sería una forma de obtener material para una futura obra, pero la verdad es que, ahora, me encantaría que la gente me enviase grabaciones de cómo y para qué la utilizan: quizás en una fiesta para tantear a alguien que te gusta", imagina. Aunque las posibilidades reales que abre esta aplicación hagan a muchos pensar en Black Mirror, July asegura que nunca ha visto esta serie británica que reflexiona sobre las (escalofriantes) secuelas del uso y abuso de la tecnología en el futuro.

Sufragada por Miu Miu, Somebody representa, además, un pequeño hito en el mecenazgo artístico desarrollado por firmas de lujo, y que, hasta ahora, comprendía mayoritariamente la organización de exposiciones, restauración de monumentos y, en su vertiente más vanguardista, la producción de fashionfilms.