Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Revista de verano
crítica | the extraordinary tale

El riesgo moral

Hay películas que, por muy pequeñas que sean, y esta lo es, vienen precedidas de un runrún mediático que las avala

Aïda Ballmann, en el filme.
Aïda Ballmann, en el filme.

Hay películas que, por muy pequeñas que sean, y esta lo es, vienen precedidas de un runrún mediático que las avala: en este caso, que The extraordinary tale, ópera prima de José F. Ortuño y Laura Alvea, rodada en inglés, se ha estrenado antes en EE UU (limitado, eso sí) que en España porque aquí, por desgracia, no encontraba distribución. Y sin embargo, nada se ha oído hablar de su polémico, salvaje, no ya a contracorriente sino simplemente inmoral final, que nos guardaremos de desvelar, y que quizá explique la desgana de las distribuidoras por llevar a las salas una película que finalmente lo logra gracias la difusión de los autores de su propio trabajo. Valientes, por tanto, en todos los sentidos.

THE EXTRAORDINARY TALE

Dirección: José F. Ortuño, Laura Alvea.

Intérpretes: Aïda Ballmann, Ken Appledorn, Mari Paz Sayago.

Género: comedia. España, 2013.

Duración: 75 minutos.

Ojo, que cuando decimos inmoral no defendemos que el cine tenga que ser moral, sino sencillamente que cuando alguien escribe un final así, en el que la clave no es lo que ocurre sino cómo se sienten los personajes con lo que ocurre, puede tener consecuencias comerciales, sobre todo si el conjunto tampoco es demasiado meritorio. Más allá de eso, la película es un corto alargado en tono de fábula sobre las dificultades de comunicación en el ámbito de la pareja y de la familia. Con bonito diseño de producción, aunque demasiado semejante en colores, puesta en escena, tipo de interpretación y banda sonora a Amélie, apela a la crudeza de los cuentos tradicionales infantiles, pero no tiene su enjundia y sí una cargante pretenciosidad disfrazada de frescura que acaba con ella.