SGAE quiere vender sus teatros en la Gran Vía madrileña por 58 millones

El Lope de Vega y el Coliseum son las joyas madrileñas del proyecto Arteria, que en total costó alrededor de 250 millones

Entrada principal del teatro Arteria Coliseum de la Gran Vía.
Entrada principal del teatro Arteria Coliseum de la Gran Vía.Claudio Alvarez

Dos años después de haber empezado las primeras gestiones, tras varias operaciones frustradas y un litigio con la empresa (Thesan) que debía encargarse de la desinversión de la red de teatros Arteria, la SGAE parece que ha encontrado un comprador para sus dos teatros de la Gran Vía madrileña (el Coliseum y el Lope de Vega). Según fuentes de la entidad de derechos de gestión, la empresa holandesa Stage ha ofrecido unos 58 millones de euros por ambos emblemáticos edificios (costaron algo más de 81 millones). Sin embargo, como sucede habitualmente en la SGAE, una decisión que estaba ya casi tomada ha suscitado un gran revuelo que ha estado a punto de terminar con varias dimisiones.

El Ministerio de Cultura pidió a la Fundación SGAE que en el periodo de tres años (el plazo finaliza en 2016) se deshiciese de los inmuebles que se adquirieron en tiempos de la presidencia de Eduardo Teddy Bautista y se dedicase a sus funciones originales. En todo este tiempo solo se ha conseguido vender un inmueble en México y otro en Nueva York. Todavía quedan los teatros de Buenos Aires, México, Sevilla (con unos costes de mantenimiento desorbitados y una inversión total de 64,4 millones) y Madrid.

La entidad todavía debe desprenderse de teatros en Sevilla, Buenos Aires, México y Madrid

La oferta llega en un momento en que buena parte del Consejo de Dirección de la SGAE cree que se ajusta a los precios de mercado y que serviría para aliviar la tesorería de la fundación y dejar de pagar gran parte de los 20 millones de euros anuales en créditos por Arteria (según una auditoría de Ernst & Young). La enorme caída de ingresos de la entidad sumada a ese desembolso han abocado a la sociedad a una situación financiera históricamente crítica.

José Miguel Fernández Sastrón, representante del colegio de pequeño derecho (los músicos), sin embargo anunció al presidente de la entidad, José Luis Acosta, que dimitiría de su cargo en el Consejo de Dirección si no se llevaba la decisión a la Junta Directiva y se aportaban más informes sobre la conveniencia de dicha venta. Algunos creen que podría no ser el mejor momento para vender y que la oferta podría ser superior en otro momento. Acosta rectificó y aceptó someter la decisión a ese nuevo trámite.

Arteria fue el proyecto estrella que acometió Teddy Bautista en los útlimos tiempos de su etapa. Una red de teatros en España y Latinoamérica que se adquirió por alrededor de 250 millones de euros (también según la misma auditoría) en tiempos de bonanza económica. Convertida en promotora inmobiliaria, la crisis también sorprendió a la entidad, que arrastra hoy unas deudas inasumibles con sus niveles de ingresos, según fuentes de la propia SGAE. Cuando Antón Reixa llegó a la presidencia de la entidad (sustituyendo a Bautista), fijó como objetivo prioritario la desinversión inmobiliaria. Sin embargo, hoy está todo prácticamente igual y Reixa tuvo que dimitir.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50