Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
cámara oculta

Longevos

Manoel de Oliveira, a sus 105 años, ha iniciado esta semana el rodaje de su obra 63ª; él, que realizó en 1931 su primer corto

Manoel de Oliveira, el director portugués que cumplirá 106 años dentro de unos meses, ha comenzado a filmar una nueva película. Hace más o menos un lustro que se enfrentó a su productor habitual para exigirle mejoras económicas ya que, según le dijo, “debo pensar en mi futuro”. Dicho y hecho, Oliveira se enrolló con otros financieros y esta semana ha iniciado el rodaje de su obra numero 63, desde que en 1931 realizara su primer corto, influido por los entonces vanguardistas documentales soviéticos. El director mantuvo aquella tendencia hasta que la dictadura de Salazar consiguió apartarle del cine. Pero cuando fue recuperado tras la revolución de los claveles, Oliveira mantuvo en sus películas la misma estética de riesgo por la que ha sido reconocido en los festivales de medio mundo. Es, desde luego, un cineasta interesante, aunque sus trabajos tengan con frecuencia aceptaciones dispares, y es sin duda el creador cinematográfico más longevo. Otros de su edad dejaron hace tiempo la profesión, como es el caso de la actriz alemana Luise Rainer, que ha cumplido 104 años el pasado enero; ella obtuvo dos oscars en las siete películas que interpretó en Hollywood, pero se retiró del cine porque no le interesaban los proyectos que en América le ofrecían, refugiándose entonces en el teatro, del que procedía: fue una buenísima actriz que además, en pleno triunfo, batalló en defensa de la II República española, enemistándose de por vida con Franco y sus secuelas, como de ella dijo la escritora Lillian Hellman.

La también actriz Angela Lansbury ha reaparecido hace dos meses a sus 89 años en los teatros londinenses, y la legendaria Lauren Bacall sigue actuando en películas o series de televisión a los 90 años. Si la salud y el humor lo permiten no parece haber razón para retirarse. Lo hicieron, eso sí, Olivia de Havilland, ahora con 98, o Maureen O´Hara, con 94, por hablar de algunas estrellas del cine clásico, mientras que otros en el cine español, Manuel Zarzo, por ejemplo, ahora con 82 tacos, sigue en activo; en su película de este año, Blockbuster, ha vuelto a dar muestra de su talento. O Asunción Balaguer, de 89, que permanece activa en teatros y películas… Todos ellos han vivido épocas difíciles, tanto o más que la que ahora estamos sufriendo, pero han sabido resistir, convirtiéndose, sin pretenderlo, en referencias de que no hay políticos ni banqueros que consigan ahogar las ilusiones ni las ganas de vivir. Es cuestión de coraje.