Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Li Saumet: “Estoy agradecida de ser un referente femenino latino”

El grupo colombiano de nü cumbia Bomba Estéreo presenta 'Qué bonito', su nuevo sencillo y video

Bomba estéreo en directo, con su vocalista Li Saumet en primer plano. Ampliar foto
Bomba estéreo en directo, con su vocalista Li Saumet en primer plano.

A manera de adelanto de su cuarto álbum, Bomba Estéreo estrenó en el Carnaval de Barranquilla (la fiesta folclórica y cultural más importante de Colombia) el primer sencillo de esta producción: Qué bonito. Se trata de una champeta (estilo musical propio de las zonas afrodescendientes colombianas, cuya cadencia es afín a la del soukous africano), envuelta en una atmósfera narcótica, con la que la agrupación rinde tributo a la Costa Caribe y a su folclore. Al tiempo que refleja el impacto que tuvo su gira por África (Sudáfrica, Suazilandia y Mozambique) en 2013. “La letra habla de lo bonito que es bailar pegao y apretao con alguien que a uno le gusta”, explicaba Liliana Saumet, vocalista del cuarteto, durante su paso por la capital del departamento del Atlántico. “Y más cuando uno conoce a la persona en temporada de fiestas y Carnaval”. Mientras que el video de la canción, que fue lanzado la semana pasada, está inspirado en programas televisivos locales de los años ochenta, como El show de Jimmy y El show de las estrellas, dedicados a la música en vivo.

Vídeo del sencillo Qué bonito del grupo colombiano Bomba Estéreo que encabeza Li Saumet. 

El flamante tema del grupo de nü cumbia, cuyo nuevo disco verá la luz a mediados de este año, aparece a pocos meses del lanzamiento de Pure Love, sencillo con el que Bomba Estéreo despidió la promoción de Elegancia tropical (2012), trabajo que representa la dinámica de un artista que fue sorprendido por la vorágine del éxito, pues salió cuatro años después de su celebrado disco Estalla. “Fue un alivio cuando lo sacamos porque lo veníamos tocando, pero no lo teníamos grabado”, recuerda Saumet. “Si tuviera que definirlo, te diría que es un álbum de gira. Lo concebimos entre furgonetas, hoteles, diferentes países, vivencias, estados emocionales, y crecimientos personales y musicales. Entonces en un disco movido que terminó siendo muy tranquilo”. Si bien no ostenta el mismo ímpetu de su antecesor, que incluye el hit Fuego, la cantante samaria cree que este repertorio es igual de poderoso, aunque a otro nivel. “Nos agarró en un momento más maduro, en el que aprendimos muchas cosas en el camino, y eso se ve reflejado en esta producción”.

Y es que la reinvención es el rasgo que atraviesa a los discos del conjunto colombiano, incluso es el leitmotiv del que está por venir. “Creo que nuestra esencia es experimentar a través de la mezcla de la música local con sonidos de afuera”, confiesa la artista. “No nos interesa ser predecibles, pues es lo que todo el mundo espera. Así que no tenemos una fórmula, sino un concepto musical que va cambiando y evolucionando, y que no se puede quedar quieto porque la premisa del grupo siempre fue la de renovarnos sin perder la frescura”. Además, a partir de Elegancia tropical, disco que cuenta con las participaciones del laboratorio electrónico portugués Buraka Som Sistema y del rapero brasileño BNegão, Li Saumet y Simón Mejía, productor, bajista y fundador de Bomba Estéreo, ampliaron la alienación de la agrupación al sumar oficialmente a los dos músicos que los acompañaban en las giras: el guitarrista Julián Salazar y al baterista y percusionista Enrique Egurrola. “De hecho, el show en vivo ahora es más fuerte gracias a ellos”.

Vídeo musical de Fuego de Bomba Estéreo dirigido por Alejandro Buchheim. 

Si con Estalla el cuarteto establecido en Bogotá le reveló al mundo la revolución musical que estaba ocurriendo en Colombia, en la que la vanguardia artística empezó a hurgar en la inmensa riqueza de la tradición cultural local, con Elegancia tropical la banda fundada en 2005 se consolidó como el mayor referente de la modernidad sonora de ese país. “No hubo tiempo para pensar en eso”, afirma la vocalista de 34 años. “Es muy fuerte la visión que tenemos del tiempo porque lo que normalmente te sucede en un año a nosotros nos ocurre en un mes”. A pesar de la volatilidad de su trajín, Bomba Estéreo mantiene una perspectiva aguda sobre su sociedad. “Estamos muy claros en el mensaje, en que queremos decirle a la gente que hay que tener fraternidad, compartir, y de que lo interior es parte de lo que sucede alrededor. Aunque Colombia tiene los problemas que tuvo siempre, pero en un nivel diferente, obviamente queremos un cambio. Y ese sentimiento está reflejado en nuestras canciones”.

Portada del álbum 'Elegancia tropical' de Bomba Estéreo.
Portada del álbum 'Elegancia tropical' de Bomba Estéreo.

No obstante, pese a que el mundo se rindió a los pies de la asonada musical colombiana que comanda Bomba Estéreo, lo que también quedó en evidencia mediante la repercusión que han tenido propuestas como las de Ondatrópica, Frente Cumbiero o Systema Solar en el resto de América, Europa e incluso en Asia, pareciera que en su propio país esta escena solo cabe en el dial de la FM Radiónica (la estupenda frecuencia de música alternativa de la Radio Nacional de Colombia) o en el under local. “Existe una renovación, mas no un cambio. Es un proceso muy largo, que va a durar un tiempo. Pero hay un deseo de refrescarse”, argumenta Saume. “Colombia ha tenido un proceso bastante interesante en su movimiento musical. Penetró en la escena anglo y latina de una forma bonita, porque somos un país, culturalmente, muy rico, con dos océanos, y otra cantidad de cosas que hacen que sea valioso en cuanto a ritmos y sonidos. Y eso en algún momento tenía que estallar. Cuando pasó esa barrera del narcotráfico y la violencia, la gente vio bien claro que somos más que eso”.

La invitación de Andrea Echeverri (cantautora que desde la década del noventa, junto a su grupo Aterciopelados, se convirtió en la gran figura del rock colombiano) a Li Saumet para que participara en su disco Ruiseñora (2012), no hizo más que confirmar la condición de nuevo icono musical de la frontgirl de Bomba Estéreo. “Es una de las cosas en las que nunca pienso. Simplemente, sucedió. Pero es un honor que me consideren de esa manera, al igual que trabajar con ídolos como Andrea Echeverri, de quien siempre fui muy fan, o de compartir una gira con Mala Rodríguez o con M.I.A.”, señala la otrora publicista. “De repente Dios quiso que estuviera ahí, porque tengo algo para decir. El mundo es tan lindo, y la vida tan candente, que uso estos momentos para comunicarme con la gente. Ahora estoy más consciente de esto porque a lo largo de los años aprendí a tener esta posibilidad, gracias a los viajes y a subirme a una tarima. Lo que me hace estar agradecida de ser un referente femenino latino. Y eso es muy importante”.