Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
crítica | OÍRSE

La conquista del silencio

Los acúfenos afectan a cineastas como Pedro Almodóvar, Javier Rebollo y el debutante David Arratibel, que ha decidido contar su experiencia en este documental

Fotograma del documental 'Oírse', de David Arratibel. Ampliar foto
Fotograma del documental 'Oírse', de David Arratibel.

Los acúfenos son aquellos sonidos sin causa externa que escucha dentro de su cabeza un 15% de la población y que suelen convertirse en fenómeno de la percepción crónico después de que el cerebro los memorice. Su origen es diverso: pueden ser la respuesta a una experiencia traumática o a un periodo estresante o pueden ser uno de los daños colaterales de la enfermedad de Ménière. A los afectados no les suele quedar otro remedio que convivir con el zumbido, asumir ese divorcio irremediable del silencio y, quizá, encontrar un sucedáneo de ese silencio en entornos dominados por un ruido capaz de tapar puntualmente al acúfeno. En un contexto tan localizado como el del cine español, los acúfenos afectan a cineastas como Pedro Almodóvar, Javier Rebollo y el debutante David Arratibel, que ha decidido contar su experiencia en el documental Oírse.

Trailer de 'Oírse', de David Arratibel.

De naturaleza ensayística y auto-reflexiva, Oírse adopta una estrategia que a este crítico le recordó a la empleada por Óskar Alegría en La casa Emak Bakia: la primera persona se manifiesta a través de silenciosos rótulos que van puntuando las escenas en un tono que se acerca antes a lo poético que a lo confesional. Arratibel convoca a tres afectados por el fenómeno: el músico Albaro Arizaleta, de El Columpio Asesino, la docente Gotzone Redondo y el ama de casa Elena González. Partiendo de las reflexiones del músico John Cage sobre el silencio, su imposibilidad en términos absolutos y el papel de la subjetividad en la percepción, Arratibel logra que las tres figuras convocadas describan sus respectivos procesos de aceptación de su nueva circunstancia. Con un diseño sonoro meticuloso que logra hacer compartir al espectador las singularidades perceptivas de Arratibel y su trío de complicidades, Oírse sólo tiene el inconveniente de sucumbir ocasionalmente al registro publicitario en el preciosismo estético de alguna de sus imágenes (algo que, de hecho, ya le ocurría a La casa Emak Bakia).

OÍRSE

Dirección: David Arratibel.

Documental

España, 2013

Duración: 52 minutos