Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
OBITUARIOS

Luis Tomasello, pintor de juegos geométricos

Hijo de un emigrante siciliano, se formó en la Escuela Nacional de Bellas Artes Ernesto de la Cárcova

 El pintor Luis Tomasello (La Plata, Argentina, 1915) falleció el pasado 17 de enero a los 98 años en París, aunque la noticia de su muerte no ha trascendido hasta hace pocos días.

Hijo de un emigrante siciliano, se formó en la bonaerense Escuela Nacional de Bellas Artes Ernesto de la Cárcova de 1938 a 1944, donde entra en contacto con las tendencias constructivistas y las teorías artísticas de la Bauhaus. Durante esa etapa conoce a los pintores de la vanguardia argentina Emilio Pettoruti y Carmelo Arden Quin, que serán una influencia importante en ese periodo formativo.

Durante el viaje que realizó a Europa al finalizar la II Guerra Mundial descubre la obra de Piet Mondrian e inspirado por ella comienza a trabajar con la abstracción geométrica.

Tras una estancia inicial de seis meses en París, a partir de 1957 se instala de forma definitiva en esa ciudad y comienza a experimentar con el arte cinético, basado en generar en el espectador la ilusión óptica del movimiento, con obras a medio camino entre la escultura y la pintura.

Tomasello es conocido por lo que él denominaba “atmósferas cromoplásticas”, composiciones iterativas de cubos sobre un fondo blanco en los que juega con de forma sutil con los efectos de luces y sombras. Merecen especial mención sus colaboraciones con Julio Cortázar, fruto de las cuales son las colecciones de serigrafías Negro al 10 y Un elogio del tres.

En 1985 el Museo Español de Arte Contemporáneo dedicó una retrospectiva a su obra, que forma parte de la colección de, entre otros muchos centros, el Reina Sofía de Madrid, la Fundación Peter Stuyvesant de Amsterdam, el Museo del Siglo XX de Viena o, en París, el Museo de Arte Moderno, el Centro Nacional de Arte Contemporáneo y el George Pompidou.